Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
bargota-050

bargota-050

Ratings: (0)|Views: 161 |Likes:
Published by bargota13

More info:

Published by: bargota13 on Jul 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/18/2013

pdf

text

original

 
NUEVOTESTAMENTOde laBiblia de JerusalénLATINOAMERICANA
Nueva edición revisada y aumentada
DESCLÉE DE BROUWERBILBAO
 
La presente edición recoge el texto de la nueva edición
revisada
y aumentada dela Biblia de
Jerusalén (1998),
incorporando el estilo literario y el léxico propios de
Latinoamérica.
Las notas han sido tomadas también de la misma edición, pero re-
visadas
y completadas por el
Equipo de Adaptadores
de esta edición latinoame-ricana, bajo la dirección de la
Escuela Bíblica de Jerusalén.AUTORIZADA POR LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE COLOMBIA1 DE DICIEMBRE DE 2000© Equipo de traductores de la Biblia de Jerusalén, 2003© Editorial Desclée De Brouwer, S.A., 2003Henao, 6 - 48009 Bilbaovvww.edesclee.cominfo@edesclee.com ISBN: 84-330-1795-0
 
EVANGELIOS SINÓPTICOS
Introducción
De los cuatro libros canónicos quenarran la «Buena Nueva», los tres pri-meros presentan entre sí tales semejan-
zas
que pueden ponerse en columnas pa-
ralelas
y abarcarse «con una sola mira-da»; de ahí su nombre de «Sinópticos».La Tradición eclesiástica, atestigua-da
desde
el siglo II, los atribuye respec-tivamente a San Mateo, San Marcos ySan Lucas.El comienzo de los evangelios fue lapredicación oral
de
los apóstoles, centra-da en torno al «kerygma» que anunciabala muerte redentora y la resurrección delSeñor. A
esta
predicación acompañabannormalmente relatos más
detallados,
co-mo el de la Pasión, anécdotas tomadasde la vida del Maestro que daban luz so-bre su persona, su misión, su poder, su
enseñanza,
con algún episodio o palabramemorable, milagro, sentencia, parábo-la, etc. Además
se
tuvo cuidado
de
poneresta tradición por escrito. Los episodios,referidos al principio
de
una manera ais-lada e independiente, tendieron luego aagruparse, ya en orden cronológico (verMc 1 16-39), ya en orden lógico (ver
Mc
21-3 6), primero en pequeñas secciones,luego en conjuntos s vastos.En una
segunda etapa se
combinan
es-
tos conjuntos de formas
diversas.
Es una
etapa intermedia entre las colecciones y
los
evangelios escritos,
en la que
las
primerasse van ampliando, completando, influen-ciando mutuamente. Los autores
especia-lizados
en la llamada «cuestión sinóptica»explican
diversamente esta etapa.
En una tercera etapa final
se
redactacada uno de los sinópticos de maneradefinitiva.Esta génesis literaria respeta y utili-za, precisándolos, los datos de la Tradi-ción. No permite, sin embargo, asignara cada uno de los tres sinópticos una fe-cha precisa, como por lo demás tampo-co la Tradición ofrece datos seguros so-bre
este
punto.De todos triodos el origen apostólico,directo o indirecto, y la génesis literariade los tres sinópticos justifican su valorhistórico, permitiéndonos además apre-ciar cómo debemos entenderlos. Deri-vados de una predicación oral que se re-monta a los orígenes de una comunidadprimitiva, tienen en su base la garantíade testigos oculares. Indudablemente, nilos apóstoles ni los demás predicadoresy narradores evangélicos trataron de ha-cer «historien el sentido técnico
de esta
palabra; su propósito era menos profanoy más teológico; hablaron para convertiry edificar, para inculcar e ilustrar la fe,para defenderla contra los adversarios.Pero lo hicieron
apoyándose
en testimo-nios verídicos y controlables, exigidostanto por la probidad de su concienciacomo por el afán de no dar pie a refuta-ciones hostiles. Los redactores evangéli-cos, que luego consiguieron y recogieronsus testimonios, lo hicieron con el mismoafán de honrada objetividad que respetalas fuentes, como bien lo demuestran la
sencillez
y el arcaísmo
de sus
composicio-
nes,
en las que tan poco lugar
se
concedea elaboraciones teológicas o a creaciones
legendarias.
Y si los
tres
sinópticos no son«libros de historia», no es menos ciertoque no tratan de ofrecer
nada
que no
sea
histórico.Esto no quiere decir, sin embargo,que cada uno de los hechos o de los di-chos que refieren pueda tomarse comoreproducción rigurosamente exacta de loque sucedió en realidad. Las leyes ine-vitables
de
todo testimonio humano y
de
su transmisión no nos permiten esperartal exactitud material; cosa que corro-boran los mismos hechos, pues vemosque el mismo relato o la misma palabraes transmitida de modo
diferente
por losdiversos evangelios. Y lo que se dice delcontenido de los diversos episodios valeaún con más razón para el orden en queéstos se hallan dispuestos entre sí. Espreciso reconocer que muchos hechos opalabras evangélicas han perdido su re-lación primitiva con el tiempo o el lugar,y sería a menudo equivocado tomar en

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
mausj liked this
tesaj liked this
verochi_36 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->