Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Alimentación sostenible en comunidades urbanas + Ciudades en recesión | Boletín URBACT Julio 2013

Alimentación sostenible en comunidades urbanas + Ciudades en recesión | Boletín URBACT Julio 2013

Ratings: (0)|Views: 2,850|Likes:
Published by ecosistemaurbano
Boletín URBACT Julio 2013:

INFORME ESPECIAL – MEJOR ALIMENTACIÓN PARA UNA VIDA MEJOR: ALIMENTACIÓN
SOSTENIBLE EN COMUNIDADES URBANAS

OPCIONES FRENTE A LA CRISIS: REIMAGINANDO EL FUTURO EN LAS CIUDADES EN RECESIÓN

EXPRESA TUS NECESIDADES Y EXPECTATIVAS ACERCA DEL FUTURO PROGRAMA URBACT
Boletín URBACT Julio 2013:

INFORME ESPECIAL – MEJOR ALIMENTACIÓN PARA UNA VIDA MEJOR: ALIMENTACIÓN
SOSTENIBLE EN COMUNIDADES URBANAS

OPCIONES FRENTE A LA CRISIS: REIMAGINANDO EL FUTURO EN LAS CIUDADES EN RECESIÓN

EXPRESA TUS NECESIDADES Y EXPECTATIVAS ACERCA DEL FUTURO PROGRAMA URBACT

More info:

Published by: ecosistemaurbano on Jul 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/27/2013

pdf

text

original

 
BOLETÍN DE NOTICIAS URBACT
 Julio 2013
#34
Imagen: Sustainable food in urban communities
 
BOLETÍN DE NOTICIAS #34
INFORME ESPECIAL – MEJOR ALIMENTACIÓN PARA UNA VIDA MEJOR: ALIMENTACIÓNSOSTENIBLE EN COMUNIDADES URBANAS — OPCIONES FRENTE A LA CRISIS: REI-MAGINANDO EL FUTURO EN LAS CIUDADES EN RECESIÓN — EXPRESA TUS NECESI-DADES Y EXPECTATIVAS ACERCA DEL FUTURO PROGRAMA URBACT
Informe especial – Mejor alimenta-ción para una vida mejor: Alimen-tación Sostenible en Comunida-des Urbanas
La alimentación saludable y sostenible esun asunto candente en Europa, y un nuevoproyecto URBACT está abordando estevasto tema. Cuando recientemente salió ala luz la presencia de carne de caballo enuna amplia gama de productos procesadosde carne en Europa, los consumidores semolestaron y aumentó su desconfianza.Este último escándalo de la alimentación hadado una nueva relevancia al proyecto deURBACT Sustainable Food in Urban Com-munities. Ahora que el proyecto entra en sufase de implementación, aprovechamospara conocer mejor sus objetivos, y losdesafíos a los que sus ciudades socias seenfrentan.
Para Stephanie Mantell, coordinadora del proyectodesde la ciudad líder, Bruselas, el asunto de lacarne de caballo viene a corroborar la importanciadel tema: “Los consumidores están preocupados yse sienten mal informados”, afirma. “Buscanproductos y productores de alimentos en los que
Imagen: Sustainable food in urban communitiesImagen: Sustainable food in urban communitiesImagen: Emilio P. Doiztúa
 
puedan confiar. Este creciente interés y concienciasobre el origen de los alimentos que comemos esuna oportunidad para facilitar el paso a prácticas dealimentación más sostenibles, e impulsar cadenasde suministro más cortas y transparentes”.Esos son los objetivos que comparten las 10ciudades asociadasa este ambicioso proyecto deURBACT de dos años de duración. Durante sudesarrollo se examinará el impacto ambiental de lacomida en todos los eslabones de la cadenaalimentaria, se reducirán los niveles de despilfarro yse abordará la manera en que los habitantes de lasciudades se han desconectado de los alimentosque consumen, animándolos a elegir una dietabasada en productos más saludables y cultivadoslocalmente y, si es posible, a participar en suelaboración.
Un tercio de nuestra comida se echa aperder 
Hay mucho en juego, como demuestran las cifrasproporcionadas por la Organización de Alimenta-ción y Agricultura de las Naciones Unidas: laalimentación representa un 30% de la demandaglobal de energía y es responsable de más del 20%de los gases de efecto invernadero. A nivel mundial,aproximadamente un tercio de todos los alimentosproducidos para el consumo humano se desperdi-cian o se pierden durante el proceso.El proyecto se organiza alrededor de tres aspectosprincipales:
• La producción, que incluye facilitar el cultivo
en solares urbanos, granjas y jardines.
• La distribución, examinando la cadena de
suministro, reduciendo las distancias y la huellaecológica.
• El disfrute, enseñando a la gente a preparar y
consumir alimentos de forma saludable, así como a reconocer y valorar los productoslocales de alta calidad.Las ciudades participantes presentan una ampliagama de situaciones y desafíos. Aparte de sociolíder, Bruselas, también están Bristol (Reino Unido),Atenas (Grecia), Messina (Italia), Lyon (Francia),Gotemburgo (Suecia), Oslo (Noruega), Ourense(España), Vaslui (Rumanía) y Amersfoort (PaísesBajos).Algunas de esas ciudades son capitales densamen-te pobladas y por lo tanto tienen menos posibilida-des de convertir sus espacios urbanos al cultivo.Aún así, en Atenas se están planificando “callesverdes”, y en Oslo se están promoviendo lascubiertas verdes como espacio adicional de cultivoque además proporcionaría mejor aislamiento,reduciendo la huella ecológica. En Bruselas se estáintroduciendo el concepto de “parques comestibles”que no sólo tienen parterres municipales sinotambién cultivos de los que los ciudadanos puedenservirse.
Reapropiación de los espacios públicospara la alimentación
"Está claro que en Bruselas no vamos a tratar deser autosuficientes", dice Stephanie Mantell. "Perono se trata sólo de la cantidad de alimentos produ-cidos; también es una cuestión de conciencia.Estamos explorando las diferentes posibilidades dela agricultura urbana: no sólo la producción, sinotambién la reapropiación simbólica de espaciospúblicos que de otro modo no serían utilizados deuna manera positiva".Algunas de las ciudades tienen tradiciones alimen-tarias potentes que el proyecto pretende reafirmar yfortalecer. Por ejemplo, Messina, que vive elmovimiento Slow Food de forma muy activa, quiereayudar a combatir el problema del desempleomediante la formación de los jóvenes en las espe-cialidades culinarias sicilianas, promoviendo lacreación de nuevas empresas a través de unaUniversidad de Ciencias Gastronómicas que estáen proyecto.Ourense acoge festivales gastronómicos gallegos ypone en valor sus mercados callejeros, pero tieneantiguas tierras agrícolas en pueblos de los alrede-dores que permanecen abandonadas, y la ciudadquiere revitalizarlas. Lyon también es una capitalgastronómica con 65 mercados callejeros, y su retoes extender esa cultura a los ciudadanos másdesfavorecidos.Amersfoort, que fue nombrada "Capital Holandesadel Sabor" el año pasado, es muy activa en sustradiciones gastronómicas y las autoridades de laciudad están dando su apoyo a iniciativas emergen-tes que intentan cambiar el uso del suelo para elcultivo.
Una generación que ya no sabe cocinar 
En Bristol, en cambio, como en la mayor parte delReino Unido, muchos ciudadanos han perdido elcontacto con la cultura de la comida hasta el puntode que hay toda una generación que apenas sabecocinary confía en los platos preparados de lossupermecados o en la comida rápida. Esto tienepreocupantes implicaciones para la salud pública,como el aumento de la obesidad. Los coordinado-res del proyecto han identificado "desiertos alimen-tarios" en la ciudad, zonas donde no hay productosfrescos disponibles, y quieren mejorar el acceso detodos los ciudadanos a la alimentación sostenible,con un amplio abanico de iniciativas.Vaslui, quepuede describirse como una ciudad “resiliente” encuanto a la alimentación, constituye un ejemplo
Imagen: Urbact
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->