Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
J.rodriguez Hom.culposo

J.rodriguez Hom.culposo

Ratings: (0)|Views: 1 |Likes:
Published by Javier Manuel

More info:

Published by: Javier Manuel on Jul 10, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/17/2013

pdf

text

original

 
Instituto de Ciencia Procesal Penal
1
DELITOS COMETIDOS MEDIANTE EL EMPLEO DE VEHÍCULOS
Por: Julio A. Rodríguez Delgado
1
Abogado
Introducción
Estos últimos días, la prensa se ha sensibilizado con los accidentes de tránsitoque han provocado la muerte de numerosas personas, producto, mayormente,de la conducción de veculos en estado de ebriedad. El tema en sí mismo noes muy novedoso, puesto que en ciudades como Lima, este tipo de hechosocurre con mucha frecuencia. Hay que tener presente que la conducción devehículos motorizados es un fenómeno de masas, por lo tanto si participan enél un gran número de ser humanos hay que esperar también un gran númerode infracciones de tránsito, sobre todo si la adaptación a unas condicionescirculación modificadas se ha de verificar en un tiempo relativamente corto
2
.La utilización de los automóviles se ha convertido en nuestra sociedad post-moderna en una necesidad impostergable, nadie podría ser capaz de imaginarsela vida cotidiana sin el empleo de los autos, que ya son parte de la sociedad engeneral; en otras palabras, su uso resulta beneficioso para el ser humano en lagran mayoría de casos.Sin embargo, el empleo de dichas maquinas genera
per se 
un riesgo para el serhumano, el mismo que tampoco es cuestionado, pero es un riesgo que lasociedad en su conjunto tolera por los múltiples beneficios y facilidades que
1
Abogado de la PUCP, Master en Sistema Penal y Problemas Sociales (U. De Barcelona), Doctor enDerecho Penal y Ciencias Penales (U. De Barcelona), Profesor de Derecho Penal de la PontificiaUniversidad Católica del Perú, Profesor de Derecho Penal de la Academia de la Magistratura, Profesor deDerecho Penal de la Universidad San Martín de Porres.
2
 Tomado de Gladys Nancy ROMERO, El delito imprudente y los accidentes de tránsito, en Revista deDerecho Penal, Delitos Culposos, Editorial Rubinzal-Culzoni, Tomo I, Buenos Aires 2002, página 185.
 
Instituto de Ciencia Procesal Penal
2
ello le aporta al desarrollo de la misma. La actual conducta del ser humano lahacer uso de los vehículos motorizadas en el tránsito vial se caracteriza por latécnica y el riesgo, adicionalmente se entiende como un fenómeno de masas,sin embargo frente a estas características aparece la que es el denominadorcomún en la denominada “sociedad sin hombres”, el anonimato, con susmúltiples entrelazamientos
3
.El presente trabajo busca profundizar en algunos aspectos ligados a lacomisión de delitos mediante el empleo de vehículos, como el homicidioculposo o la conducción en estado de ebriedad. En ambos casos, se buscaráesclarecer algunos conceptos de los tipos penales que se requieren para laperpetración de las citadas conductas. Hay recordar que en estos tipos penalesexisten tipos penales imprudentes que son tipos penales en los cuales, pordefinición, la finalidad del autor no está dirigida a la realización del resultado;mientras que los tipos penales dolosos son tipos en los cuales, por definición,la finalidad del autor está dirigida a producir el resultado prohibido
4
.
I. Homicidio Culposo mediante vehículoI.1Bien Jurídico Penalmente Protegido
En estos delitos se protege la Vida y la Integridad Física. Es indiscutible, quepor su ubicación sistemática en el Capitulo I del Título I del Libro Segundo delCódigo Penal, la vida humana independiente resulta el bien jurídicopenalmente protegido
5
. Esto debe ser concordado con lo estipulado en el
3
En el mismo sentido se puede consultar
ROMERO, Gladys Nanc
, ob. cit., 2002, página 187.
4
 Tomado de
ROMERO, Gladys Nanc
, ob. cit., 2002, página 194, espeficamente para los delitoscometidos con el empleo de los vehículos motorizados en el tránsito vial.
5
Igual opinión se encuentra en
Luis Alberto BRAMONT-ARIAS TORRES-Maa del Carmen GARCÍACANTIZANO 
, Manual de Derecho Penal: Parte Especial, 3ª Edición, Editorial San Marcos, Lima 1997,
 
Instituto de Ciencia Procesal Penal
3
artículo 2°, inciso 1 de la Constitución Política del Estado, lo cual le otorga elprimer orden jerárquico de protección a manos del Derecho penal
6
.Debe recordarse que la vida es un bien jurídico personalísimo, y por ello sutitular puede disponer de ella como crea conveniente. No obstante, losproblemas se presentan en aquellos casos, en que la disposición de la vida ladecide su titular, para que sea una tercera persona quien ejecute su decisión deponerle fin. En aquellos casos, resulta indispensable valorar si elconsentimiento es válidamente emitido para que opere como una causa de justificacn, o como una atenuante
7
.
I.2 Tipicidad Positiva
En este aspecto, se exige la presencia tanto de los elementos objetivos como delos elementos subjetivos del tipo penal, para la configuración del tipo positivo.
I.2.1Tipicidad Objetiva
La conducta típica exigida es el matar a otro. Sin lugar a dudas, se trata de undelito de resultado, puesto que no puede ser concebido como un delito depeligro. Se considera un delito de comisión, aunque puede ser cometido por
página 70. En sentido similar ver
Joan Josep QUERALT JIMÉNE
, Derecho Penal Español: ParteEspecial, Edición, Editorial Bosch, Barcelona 1996, página 7, en donde el autor enfatiza que la vidaindependiente se sobreentiende con respecto a una dependencia fisiológica, es decir, en el caso de lamadre con respecto al no-nato, y no a una dependencia de otra naturaleza, aunque esta sea vital, como enel caso del médico que debe activar los sistemas artificiales de respiración, o pulmonares, o riñón artificial,entre otros.
6
Aunque, debe tenerse en cuenta que en muchos delitos patrimoniales la pena que se impone es la decadena perpetúa, lo que implica, tácitamente, que para el legislador la vida no ocupaa ese primerescalafón dentro del ámbito de protección de bienes jurídicos a cargo del Derecho penal.
7
No es el tema central del presente trabajo, sin embargo, es importante establecer esta diferencia paraaquellos casos límite, en donde una persona es empujada a una carretera altamente transitada para ponerlefin a su vida, por solicitud expresa de la ctima; en estos supuestos no hay posibilidad de imputarobjetivamente el resultado al conductor del vehículo, sin embargo subsiste el problema de ladisponibilidad de la vida de una persona por un tercero; para mayor detalle ver,
QUERALT JIMÉNEZ,Joan Jose
, ob. cit., 1996, páginas 7 y SS.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->