Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ESTRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN. POLÍTICA ENERGÉTICA PARA QUE MÉXICO SEA POTENCIA ECONÓMICA EN EL SIGLO XXI

ESTRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN. POLÍTICA ENERGÉTICA PARA QUE MÉXICO SEA POTENCIA ECONÓMICA EN EL SIGLO XXI

Ratings: (0)|Views: 33 |Likes:
Published by César Reyes
Presentación
Desde hace treinta años, México observa una descomposición interna que cada vez se agrava, profundiza y tiene múltiples consecuencias y manifestaciones. La causa de la descomposición del orden ético-racional de la sociedad mexicana es la apropiación del Estado y de todas las facultades que antes estaban consagradas al servicio de los intereses universales y públicos, por parte de políticos —representantes de los intereses económicos particulares y corporativos— que han puesto estas facultades a su servicio.
Esta apropiación, lograda mediante la vulneración de la democracia,1 tiene como consecuencia que la democracia representativa no refleja realmente al universo de los mexicanos, ni a los intereses plurales y legítimos de la sociedad.
Las decisiones de los poderes públicos han obedecido a intereses particulares, que en el Estado moderno se reducen al poder corporativo global, fenómeno que se observa no sólo en México, sino en mayor o menor medida en todas las sociedades contemporáneas.
En la historia universal, esta descomposición interna suele estar unida a un poder externo, que quita al pueblo la posesión de la soberanía y es causa de que cese de ser pueblo. Sin embargo, el poder externo no es la causa principal, sino la descomposición interna del Estado nacional.
La causa principal de la muerte del espíritu del pueblo es la incapacidad de hacer prevalecer el interés universal sobre el interés particular de los individuos con mayor poder económico y político.
El presente documento que el lector tiene en sus manos es una propuesta de negación del determinismo histórico y de la supuesta imposibilidad de superar la actual estructura de poder y su correspondiente correlación de fuerzas.
1 Las distintas reformas políticas en este periodo, como se ha demostrado con la vulneración de la democracia y los fraudes electorales, no han sido capaces, a la fecha, de que la soberanía del pueblo para determinar su forma de gobierno, reconocida en el artículo 39 de la Constitución, se manifieste en un poder político e institucional capaz de hacer prevalecer el interés universal y público, sobre los intereses particulares.
ESTRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN
14
A pesar de que desde el poder se trabaja permanentemente y con medios cada vez más diversificados y poderosos para hacer prevalecer los intereses de las corporaciones globales, de capital nacional y extranjero, así como de los individuos que detentan la mayor parte de estos intereses, el pueblo de México no está exánime, ni muerto su espíritu de justicia y libertad.
Por otra parte, el fundamento primero de una política ética y racional es el pensamiento propio, crítico y ético. Es imposible ser libres sin pensar. A nivel colectivo e histórico, un pueblo que no piensa y delibera, no puede tomar decisiones racionales y éticas.
La política energética debe debatirse amplia y profundamente. Las decisiones públicas no deben obedecer ni ser impuestas por intereses particulares y extranjeros. Las políticas del Estado mexicano deben demostrar su racionalidad y eticidad, como medios que conducen al pleno ejercicio de la libertad y justicia de todos los mexicanos y de las generaciones futuras.
Es un oprobio y una amenaza que el gobierno actual y sus aliados partidarios tomen la ideología y los intereses extranjeros como fines del Estado mexicano.
Una política energética nacionalista es determinante para la existencia de México como nación independiente en el siglo XXI. La energía no es sólo actividad económica, ni se debe reducir su problemática a conceptos falaces de eficiencia empresarial o corporativa. Cabe reiterar que en la política energética está de por medio la existencia misma de México como nación independiente.
La política energética propuesta por el gobierno federal y establecida en el Pacto por México no es una política nacional, racional, ni ética. La propuesta gubernamental profundiza las reformas legales aprobadas en 2008, que son anticonstituci
Presentación
Desde hace treinta años, México observa una descomposición interna que cada vez se agrava, profundiza y tiene múltiples consecuencias y manifestaciones. La causa de la descomposición del orden ético-racional de la sociedad mexicana es la apropiación del Estado y de todas las facultades que antes estaban consagradas al servicio de los intereses universales y públicos, por parte de políticos —representantes de los intereses económicos particulares y corporativos— que han puesto estas facultades a su servicio.
Esta apropiación, lograda mediante la vulneración de la democracia,1 tiene como consecuencia que la democracia representativa no refleja realmente al universo de los mexicanos, ni a los intereses plurales y legítimos de la sociedad.
Las decisiones de los poderes públicos han obedecido a intereses particulares, que en el Estado moderno se reducen al poder corporativo global, fenómeno que se observa no sólo en México, sino en mayor o menor medida en todas las sociedades contemporáneas.
En la historia universal, esta descomposición interna suele estar unida a un poder externo, que quita al pueblo la posesión de la soberanía y es causa de que cese de ser pueblo. Sin embargo, el poder externo no es la causa principal, sino la descomposición interna del Estado nacional.
La causa principal de la muerte del espíritu del pueblo es la incapacidad de hacer prevalecer el interés universal sobre el interés particular de los individuos con mayor poder económico y político.
El presente documento que el lector tiene en sus manos es una propuesta de negación del determinismo histórico y de la supuesta imposibilidad de superar la actual estructura de poder y su correspondiente correlación de fuerzas.
1 Las distintas reformas políticas en este periodo, como se ha demostrado con la vulneración de la democracia y los fraudes electorales, no han sido capaces, a la fecha, de que la soberanía del pueblo para determinar su forma de gobierno, reconocida en el artículo 39 de la Constitución, se manifieste en un poder político e institucional capaz de hacer prevalecer el interés universal y público, sobre los intereses particulares.
ESTRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN
14
A pesar de que desde el poder se trabaja permanentemente y con medios cada vez más diversificados y poderosos para hacer prevalecer los intereses de las corporaciones globales, de capital nacional y extranjero, así como de los individuos que detentan la mayor parte de estos intereses, el pueblo de México no está exánime, ni muerto su espíritu de justicia y libertad.
Por otra parte, el fundamento primero de una política ética y racional es el pensamiento propio, crítico y ético. Es imposible ser libres sin pensar. A nivel colectivo e histórico, un pueblo que no piensa y delibera, no puede tomar decisiones racionales y éticas.
La política energética debe debatirse amplia y profundamente. Las decisiones públicas no deben obedecer ni ser impuestas por intereses particulares y extranjeros. Las políticas del Estado mexicano deben demostrar su racionalidad y eticidad, como medios que conducen al pleno ejercicio de la libertad y justicia de todos los mexicanos y de las generaciones futuras.
Es un oprobio y una amenaza que el gobierno actual y sus aliados partidarios tomen la ideología y los intereses extranjeros como fines del Estado mexicano.
Una política energética nacionalista es determinante para la existencia de México como nación independiente en el siglo XXI. La energía no es sólo actividad económica, ni se debe reducir su problemática a conceptos falaces de eficiencia empresarial o corporativa. Cabe reiterar que en la política energética está de por medio la existencia misma de México como nación independiente.
La política energética propuesta por el gobierno federal y establecida en el Pacto por México no es una política nacional, racional, ni ética. La propuesta gubernamental profundiza las reformas legales aprobadas en 2008, que son anticonstituci

More info:

Published by: César Reyes on Jul 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/24/2013

pdf

text

original

 
E
STRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN
 2
 
E
STRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN
 3
ESTRATEGIA URGENTE EN DEFENSA DE LA NACIÓN

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->