Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Estado de La Cuestion Del Fascismo

Estado de La Cuestion Del Fascismo

Ratings: (0)|Views: 151 |Likes:

More info:

Published by: Michael Iván Mendieta Pérez on Jul 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/18/2013

pdf

text

original

 
EL FASCISMO: EL ESTADO DE LA CUESTIÓN
En este apartado se buscará analizar las diferentes conceptualizaciones que existen sobre elFascismo sobre la base de los principales trabajos bibliográficos que surgen posteriormentedesde su puesta en práctica durante el gobierno de Benito Mussolini (1922-1945) hasta laactualidad, igualmente se tomará en cuenta estos conceptos en relación con la TeoríaPolítica.Para cumplir este objetivo se han establecido tres ejes de trabajo: estudiar al Fascismocomo Régimen político, como forma de Estado y finalmente explicar las condiciones socio- políticas para su establecimiento. El criterio para lograr desarrollar este análisis parte deentender que el movimiento Fascista se expresa a partir de un proyecto que al triunfar antedeterminadas condiciones se logra establecer como un régimen político y en su proceso dedesarrollo se convierte en una Forma de Estado, es decir un Estado Fascista.
I.- Algunos conceptos sobre el Fascismo
A nivel de estado de la cuestión el Fascismo, es decir, el conjunto de los problemas y de lasinterpretaciones que este hecho ha suscitado, tiene ya una larga tradición iniciada cuando elmovimiento, fundado por Benito Mussolini, quien conquistó el poder dando vida a unnuevo tipo de régimen político de partido único, desde entonces, estudios, investigaciones ydebates sobre el Fascismo han ido aumentando. Como pocos fenómenos de nuestro tiempo,el Fascismo ha sido estudiado por historiadores, sociólogos, politólogos, filósofos y psicólogos, movidos por la exigencia común de explicar los motivos por los que, en paísesya investidos por la modernización y democracia liberal, tuvo origen y se establecieronregímenes de este tipo, que reclamaban el monopolio del poder político y el control total delas masas, envolviendo a la sociedad dentro de un régimen totalitario.El marxismo y el movimiento socialista fueron los primeros en atribuir al Fascismo desdela década de 1920, una dimensión internacional, identificándolo con la reacción de la burguesía que, para hacer frente al avance del proletariado, utilizaba a la pequeña burguesía para contrarrestarlo. La III Internacional planteó y trabajó con la tesis que el Fascismo es
 
la «dictadura terrorista del gran capital», Georgi Dimitrov intelectual y político búlgaro(1882-1949) representativo de esta cumbre desarrolló el siguiente concepto:
 El fascismo es el poder del propio capital financiero. Es la organización del ajuste decuentas terrorista con la clase obrera y el sector revolucionario de los campesinos y de losintelectuales. El fascismo, en política exterior, es el chauvinismo en su forma más brutal que cultiva un odio bestial contra los demás pueblos.
 
 La subida del fascismo al poder no esun simple cambio de un gobierno burgués por otro, sino la sustitución de una forma estatal de la dominación de clase de la burguesía -la democracia burguesa- por otra, por ladictadura terrorista abierta
1
.
En este concepto vemos la influencia ideológica para lograr conceptualizar al Fascismo,esta influencia es propia del propio del contexto histórico en el que se vive, un movimientoque es el resultado del propio capital financiero y que hace frente al avance de las luchas populares logrando desarrollar un chauvinismo radical y el establecimiento de unadictadura agresiva en perjuicio de los sectores mayoritarios.La interpretación marxista ha sido contestada por el liberalismo, que ha atribuido la génesisy la afirmación del fascismo a una «enfermedad moral» como diría Benedetto Croce
2
 surgida tras la Primera Guerra Mundial pero iniciada ya en las últimas décadas del sigloXIX, como consecuencia de la progresiva decadencia de la conciencia europea, delembrutecimiento de la sociedad y del irracionalismo culturalLa insistencia sobre la naturaleza patológica del fascismo está presente, sobre todo, en losintentos de interpretación psicológica. Se ha visto al fascismo como manifestación de la«personalidad autoritaria. Otros estudiosos han emparejado el fascismo con el comunismo, juntándolos bajo la categoría de «totalitarismo» como plantea Hannah Arendt
3
, es decir, deun nuevo sistema de dominio político fundado en el partido único, en una ideologíaintegrista, en la movilización demagógica de las masas, en el culto al líder y en la voluntadde control total, material y cultural de la sociedad.
1
DIMITROV, Georgi.
 La ofensiva del fascismo y las tareas de la Internacional en la lucha por launidad de la clase obrera contra el fascismo.
 
2
GONZALES CALLEJA, Eduardo.
 Los apoyos sociales de los movimientos y regímenes fascistas enla Europa de entreguerras: 75 años de un debate científico.
En: revista Hispania, LXI/1, núm.207 (2001).Pág.22
3
Ibíd. Pág. 24
 
La idea de un fascismo internacional que comprenda gran parte de los movimientosnacionalistas y de los regímenes autoritarios surgidos en Europa después de la PrimeraGuerra Mundial, es sostenida por los historiadores que fundamentan la unidad delfenómeno en su naturaleza clasista de reacción burguesa. Con la nueva historiografía en losúltimos años del siglo pasado se tiende a profundizar en la realidad específica de losfenómenos considerados fascistas, examinándolos en sus contextos nacionales, paraanalizar, junto a las semejanzas, las diferencias, que fueron a veces también sustanciales,sin caer en una imagen total y exclusivamente italiana del fascismo y sin renunciar por estoa la perspectiva de lograr una definición conceptualmente unitaria del fenómeno fascista, pero también hay de aquellos que continúan buscando una definición más general de estefenómeno, por ejemplo el politólogo Juan L. Linz quien propone una «definicióntipológica multidimensional» del fascismo:
Un movimiento ultranacionalista, a menudo pan-nacionalista, antiparlamentario,antiliberal, anticomunista, populista y por tanto antiproletario, parcialmente anticapitalista y antiburgués, anticlerical o al menos no clerical, que tiene el objetivo de una integración social y nacional a través de un partido único y una representación corporativa, no siempre, sin embargo, igualmente enfatizados; con un estilo y una retórica propios, que sebasan en cuadros de activistas listos para la acción violenta, combinándola con la participación electoral, mezclando la táctica legal con la táctica de la violencia paraobtener el poder con objetivos totalitarios
4
.
En este concepto vemos desarrollado características casi permanentes en los demásconceptos que encontraremos sobre el Fascismo, un movimiento ultranacionalista contrarioal paradigma liberal y proletario, buscando establece una sociedad corporativa con el apoyode cuadros políticos que pueden mezclar la táctica legal y violenta para obtener finestotalitarios.El conjunto de tipologías comunes con los estudios clásicos como el de Ernst Nolte serándesarrollado de forma exhaustiva por historiador Stanley Payne quien articula tomando encuenta los criterios: a) las negaciones fascistas; b) los puntos comunes en materia deideología y objetivos; y c) las características especiales comunes en estilo y organización:
4
GENTILE, Emilio. Fascismo historia e interpretación. Madrid: Alianza Editorial. 2004. Pág. 68.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->