Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Carta de Tralcao a Jueza_julio12-2013

Carta de Tralcao a Jueza_julio12-2013

Ratings: (0)|Views: 319|Likes:
Published by BioBioChile

More info:

Published by: BioBioChile on Jul 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/09/2013

pdf

text

original

 
 Tralcao, 12 de julio de 2013. JuezaGloria HidalgoPrimer Juzgado Civil de ValdiviaPRESENTEMuy respetada señora Jueza:La comunidad de Valdivia está a la espera del fallo que el Primer Juzgado Civilde Valdivia deberá emitir en la causa por la demanda de reparación del dañocausado por las descargas de la Planta Valdivia de CELCO-ARAUCO.Hasta el momento, la atención principal de las autoridades, de la comunidadlocal y nacional, y de los tribunales de justicia, se ha centrado en los daños quela contaminacn de CELCO-ARAUCO ha producido en el Santuario de laNaturaleza Carlos Anwandter, y en especial en los efectos sufridos por lasespecies más llamativas que habitan en dicho humedal, como es el caso de loscisnes de cuello negro.Como miembros de una comunidad aledaña al humedal, los habitantes de Tralcao también hemos sido afectados directos de este desastre ecológico. Lapresente tiene por motivo darle a conocer los impactos que este desastre nosha causado a nosotros, los seres humanos que vivimos cerca del Santuario, a finde que sean considerados al momento de redactar el fallo sobre la reparaciónde los daños asociados a este desastre.Desde que la planta de CELCO-ARAUCO comenzó a operar, hemos sufrido unaserie de daños y perjuicios que han mermado considerablemente nuestracalidad de vida y han afectado nuestros derechos básicos.En primer lugar, está el daño al ecosistema, que nos ha afectado directamentede muchas formas. Poco antes de la entrada en operación de la planta deCELCO-ARAUCO, la comunidad de Tralcao había iniciado un programa de trabajode etno y ecoturismo. Para ello se realizaron distintas inversiones enequipamiento e infraestructura, además de la correspondiente capacitación a lacomunidad. Nuestro propósito era que Tralcao se convirtiera en un destinoturístico dentro de la ruta de navegación fluvial que solía recorrer el Santuariodel Río Cruces. La contaminación echó por tierra estos proyectos, y con ello lasoportunidades de un desarrollo s sustentable para nuestra comunidad,conectado con las cualidades de nuestro entorno natural y nuestras tradiciones.Siempre hemos vivido en contacto con el o. En el o nos bañábamos,pescábamos, navegábamos. Por ello, la desaparición casi total de la flora y lafauna nativa y la contaminación de las aguas, han afectado profundamentenuestra forma de vida y la forma en que durante décadas nos relacionamoscon el humedal. Ya no vemos ni oímos a los coipos, pollollas y cisnes que antes
1
 
abundaban. Ninguna de estas especies se ha recuperado. A ello se agrega queel color de las aguas ha cambiado drásticamente, pasando de un color claro,transparente, a un caoscuro, turbio. Ya no podemos usar las aguas. Nisiquiera podemos bañarnos en verano, porque el agua contaminada nos sigueproduciendo alergias en la piel. Tampoco podemos pescar, como solíamoshacer, ya que los peces han desaparecido. El humedal, lleno de vida, es undesierto de aguas contaminadas.En segundo lugar, hemos sido afectados seriamente en nuestra propia salud. Enparticular, la contaminación atmosférica de la planta de CELCO-ARAUCO hagenerado desde un comienzo cuadros respiratorios y alérgicos en nuestrapoblación. Los médicos tratantes han atribuído directamente a la contaminaciónindustrial producida por CELCO-ARAUCO muchos de estas enfermedades. Losepisodios de contaminación atmosférica producidos por la celulosa siguenocurriendo hasta el día de hoy. De hecho, durante el invierno del 2013 hemosexperimentado varios eventos de contaminación por los gases de la celulosa,que han generado vómitos y enfermedades respiratorias, especialmente en losniños y ancianos.En tercer lugar, hemos sido testigos de cambios significativos en la salud denuestros animales. Desde que CELCO-ARAUCO comenzó a contaminar nuestrasaguas y nuestro aire, también hemos observado un aumento de lasenfermedades que afectan a nuestros animales. En especial, ha habido unaumento de abortos en el ganado vacuno y en las ovejas. Estos abortos noresponden a ninguna causa conocida, ya que los análisis del SAG handescartado sistemáticamente la presencia de brucelosis. Sin embargo, nadienos ha explicado a qué pueden responder, y sospechamos de los pastoscontaminados por la lluvia ácida producida por la planta de CELCO-ARAUCO.En cuarto lugar, nuestros cultivos se han visto gravemente afectados en sucalidad y cantidad. El tamaño de las hortalizas se ha reducido, sus sabores hancambiado, y los volúmenes de producción han disminuído notablemente. Hemosvisto cómo han proliferado los ataques de hongos y bacterias que atacan a laspapas, las habas y la fruta. Junto a ello, ya no podemos decir que nuestrosproductos son ‘orgánicos’ aunque no usemos químicos para producirlos, ya queel ambiente contaminado en el que vivimos hace que lo que producimos tengala sospecha de estar también afectado por la contaminación. Como resultado,hemos visto cómo nuestros productos, antes preciados por ser naturales, hoyson despreciados por venir de un sitio contaminado y peligroso para la saludhumana. Sospechamos que estos cambios en nuestros productos agrícolastambién se relacionan con los efectos que la lluvia ácida ha generado en elsuelo y en las plantas.Lamentablemente, por razones que no comprendemos a cabalidad, estosefectos han sido escasamente atendidos por las autoridades y serviciospúblicos. A pesar de existir evidencia casuística significativa, ningún servicioblico ni tampoco ninguna universidad, se ha interesado por investigar
2
 
seriamente estos cambios para despejar si están o no relacionados con lacontaminación de CELCO-ARAUCO. Aunque esto para nosotros es evidente,pues los cambios apuntan todos a la contaminación del agua y del aire que,como es de público conocimiento, han sido causados por la planta de celulosaValdivia, desde que comena operar, en febrero del 2004. Sabemos queexisten algunos estudios parciales realizados por el SAG, en el caso de losabortos que han afectado al ganado, y por el Servicio de Salud, en el caso de lasaguas de pozo, pero desconocemos en detalle sus resultados y alcances. Ensuma, sentimos que ninguna autoridad se ha hecho cargo de nuestrasinquietudes, ayudándonos a enfrentar estas incertidumbres sobre la forma enque la exposición diaria y constante a la contaminación del entorno en quevivimos, nos pueda estar afectando. Sobretodo nos preocupa lo que puedapasar con los niños y venes, que estarán expuestos a estos niveles decontaminación durante la mayor parte o toda su vida.En este entorno vivimos. Con la sensación de estar rodeados de aguas, aire ysuelo contaminados, y de que las especies naturales que antes abundaban hanmuerto o desaparecido por la contaminación. Vivir de esta forma, sintiéndonosamenazados por lo que la contaminación nos pueda hacer, es desmoralizante. Tenemos la sensación de estar desprotegidos por las autoridades, y de no poderhacer mucho con nuestros propios medios porque no tenemos el conocimientoni los recursos para comprender y estudiar seriamente lo que ha estadosucediendo.A esta incertidumbre se suma la presión que la empresa CELCO-ARAUCO hagenerado en nuestra comunidad, intentando que aceptemos su dinero paracompensar estos impactos a cambio de nuestro silencio. Sin embargo, hastaahora podemos decir orgullosos que la comunidad de Tralcao ha preferidorechazar estas ofertas y mantenerse unida para enfrentar esta lucha pornuestra salud y nuestro futuro.Sabemos que puede no ser sencillo demostrar científicamente la relación entrelos impactos que aquí hemos descritos y la contaminación causada por CELCO-ARAUCO. En muchos casos, se requerirán estudios y análisis especializados.Consideramos que tales estudios debieran ser incluidos entre las medidas parareparar los daños causados en nuestra comunidad, y en todas las comunidadesafectadas, por la contaminacn de la industria de celulosa. Asimismo,consideramos que también debieran considerarse entre los daños las pérdidasque hemos sufrido al desaparecer o restringirse severamente nuestrasalternativas productivas.Con la esperanza de que se inicie pronto una etapa de reparación de los dañosque la contaminación de CELCO-ARAUCO ha producido durante estos casi 10os, a tras a, en nuestra comunidad, le saludamos y agradecemos sudedicada labor por establecer las responsabilidades involucradas en esteemblemático caso de la historia ambiental de nuestros país.
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->