Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Giddens Anthony y Turner Jonathan, Introducción, La teoria social hoy.pdf

Giddens Anthony y Turner Jonathan, Introducción, La teoria social hoy.pdf

Ratings: (0)|Views: 1,609 |Likes:
Published by Postculero
Texto introductorio la La teoría social
Texto introductorio la La teoría social

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Postculero on Jul 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/10/2013

pdf

text

original

 
i'dianza
lTniyersiclad
¡.. _
-'f
..
~
~.~~
r
.1
\
",T
,
,-:.
:J:5lhfiDtEt:!a
~anlE['(!
U1-¿;;-rVt![;fi
a
:J
EL
COLEGJO
DE
MEXH
..
O",
I\..
Anthony
Giddens,
]orlatharl
tYurn
y
otros
a teoría social,
hoy-'-
.
.
EL
COLEGIO
DEl<1EXICO
11II1I11111I111111111111111
~IIIIII
!I
111111111111111
11111111111
~IIIII
fil'
905
0664387
J~
.
-'
Versión española deJesús Alborés
BjbliotecaDaniel
Cosio
Villegas
AlianzaEditorial
Inventalio
2007
.
i~
(.
, '
 
La teoría social)
hoy
Análisis de clases,
por
Ralph Miliband
.............................. .
418
Teoría
crítica,
por
Axcl
Honneth
..................................... ..
445
sociología y
el
rnétodo
rnatcmático,
por
Thornas P.
\'111-
son .................................................................................
489
[ndice analítico.................................................................... 515
INTROD-U(~CION
Anthony
Giddens
y
J
onathan
H.
Turner
Este
libro
ofrece
una
guía sistemática de las tradiciones y
ten-
dencias más,
ilnportantesen
histDria social.
No
consideran1os
que
lateoría social sea
propiedad
de
una
disciplina concreta)
pues
las cues-tiones relativas
a
la
vida social
y
a los
productos
culturales de
la
acción social se extienden a
todas
las disciplinas científicas
y
huma-.:
nÍsticas.
Entre otros
problemas,
los teóricos de
la
sociedad abordan
los
siguientes temas: el
status
de las ciencias sociales, especialmenteen relación a la lógica
de
las ciencias naturalesj la
naturaleza
de lasleyes
y
generalizaciones
que
p,ueden establecerse; la interpretaciónde la agencia
humana
y
el
modo
de distinguirla de los
objetos
,y
acontecimientos
naturales;
y
el carácter o
forma
de las instituciones
humanas.
Naturalmente, un
bosquejo tan
escueto
encubremultitud
de
problemas
y
temas específicos;
toda
definición
de
la teoríasocial está
abocada
a suscitar controversias.
Por
tanto} el
lector
que
busque
un
consenso
acerca las metas de la teoría social se sentirádecepcionado.
Pues
esta falta
de
consenso)
como implican muchasde
las
contribuciones
a este
libro, puede
ser
inherente a la naturalezade la ciencia social.
En
último
extremo) la cuestión de si
puede
haber
un
marco
unificado
para
la
teoría
social, o siquiera
un
acuerdo
sobre
sus intereses básicos, está ella
misma
sujeta a discusión.
'Uno
de
los
motivos que nos
han
llevado a publicar este
volumen
es
que
cada
vez
somos
más conscientes de los
importantes
cambios
que
se
han
venido
produciendo
en
la teoría social en años
recientes.
9
 
10La teoría
lwy
análisis teórico en
las
ciencias sociales
siernpre
ha sino
una
[2111-'
presa
diversificada,
pero
en
un
deternIinado rnornento
posterior
a
la
U
C;uerra
Mundial
ciGrto
conjunto
de
puntos
de vista tendieron aprevalecer
sobre
el
resto}
iluponiendo
cierto grado de aceptacióngeneral. Estos
puntos
de vista generalmente estaban influidos
por
elr:mpirismo lógico-filosófico.
Diversos
autores a los
que
suele asociarse con esta perspectiva desarrollaron dctern1inadas interpretacionescarácter de la ciencia que, a pesar de
la
irnprecisión de esa etiqueta, tenían algunos elelnentos com.unes:
todos
ellos sospechabande
la
metafísica) deseaban definir con nitidez qué era
lo
que había
que
considerar científico) insistían en la verificabilidad de los
conceptos
y
proposiciones,
y tenían cierta inclinación a
construir
teorías
corte
hipotético-deductivo.
Fonnabaparte
esencial de esta perspectiva
la
idea de lo
que
Neurath
denominaba
«ciencia unificada»; de acuerdo
con
dicha idea,
no
h8
bía diferencias lógÍcas fundamentales entre las ciencias naturales yciencias sociales.
Este
punto
de vista
contribuyó
a
fomentar
ciertade disposición a
observar
de forma directa
la
lógica
de
las
pro
pias ciencias sociales. Pues si la ciencia
en
general se guía
por un
únicocuerpo
de principios} los científicos sociales
no
tienen más
que
exalninar los
fundamentos
lógicos de la ciencia natural para explicar
la
naturaleza
de·
su propia
empresa.
Considerándolo
aSÍ,
no
es
sorprendente que muchos
de quienes trabajaban
en
las ciencias sociales
adoptaran
acríticamente la filosofía de la ciencia natural relacionada
con
el
empirismo
lógico
para
clarificar sus propias tareas.
Por,
logeneral, el
empirismo
lógico
no
era considerado
una
particular filosofía la ciencia
con
hipótesis potencialmente cuestionables, sino
un
modelo incontrovertible
de la ciencia. Las cuestiones relativas a
la
«interpretación» 'se reprllTIieron en
dos
aspectos.
Por un
lado, laciencia natural
no
se
consideraba una
empresa interpretativa
en nin-sentido
fundamental, pues se
suponía que
su objetivo
primordial
era la
formulación
de leyes o sistemas de leyes;
por
otro,
el significado las teorías y
conceptos
se consideraba directamente vincu
lado
a las observaciones empíricas.
Desde este'
punto
de vistalas ciencias sociales
eran
esencialmente
no
interpretativas, incluso
aunque
su
objeto
gire en
torno
a procesos interpretativos de la
cultura
y la comunicación.
En
consecuencia, la
noción de'
Verstehen
-comprensión,
del
significado-
recibió escasa atención,
tanto
por
parte de'
autores
que
escribían
con
una
inspiración .claramentefllosófica
como parte
de la
mayoría
de' los científicos sociales.
En
los casos en
que
se consideraba relevante el
Verstehen,
sólo
lo
era en,
la
medida
en
que
1·se
utilizaba para generar. teorías ohipótesis .contrastables.
Lacomprensión
empática
de
los
puntos
vista
o.
sentimientos los demás} se pensaba,
puede ayudar
al
Introducción
11
o.bserva~or
sociológIco a explicar sus conductas, estas expl.ica
ClOnes
'slelnpre tt;nía.n q
ue
forn1ul.ars~
en términos «operacionales»)o al
menos
en
tennInos
de
de~cnpclOnes
de rasgos observables
de
conductasco?trastables:
E!
.Verstehen
se entendía sirnplemente
C?/illO
un
.fer:-omeno
:(psI~~loglCO})
ql:e depende de una comprenSlon
./
necesanalnentc IntuItIVa
y
no
fIable de
la
conciencia
de
losdemas,Sin
el?bargo,
a
Jo
largo
de las últirna: dos décadas
ha
tenido
lugar
un
Cam~l?
espectaCl~l~r.
De-r:tr? de
la
fIlo~ofía
de
la
ciencia natural,
el
d?mllllO del
empInsmo
10gIco
ha
decltnado ante los ataques
de
~~scntor~s
tales conlO
Ku~n,
'T?uhnin,
Laka~os
y
Hesse.
su
lugarha surgIdo
una
«nueva
ftlos~fta
de la
CIenCIa»
que desecha muchossupuestos
de
los
puntos
de
VIsta
precedentes. Resulniendo decidida
nlent~
esta nue:ra
c~nct;p.ción)
en ella
se
rechaza la idea de que puede
~aber
observaCIone.':i
~eonc~n1e~te
neutrales;
ya
no se canonizan comoIdeal
supremo
de la
lnves~lgacIón
cIentí~ic~
los sistemas de leyes con.ectadas
de.
forma
deductiva:
pero
lo
mas
nnportante
es
que
la cien
CIa
se
COnSI?e~a.
una
empresa-,
int~~pretatíva,-
d~/
modo
9ue
10~._pro
blema~
d.e
slgn:flcaclo, comunlcaClon y
trad1-lcclOil
adqtucrcn
una
re··
l~vanc:a
InmcdI.ata ..rara las teorías científicas. Estos desarrollos de lafllos.ofla de la
CIe-?cla.natur~l
han
influido inevitablemente en
el
pen
s~mlento
de
.la
CIenCIa
SOCIal,
al tiempo
que
han acentuado
el
cre
Cl~nt~
desencanto,
res.1?ecto
a las teorías dOlninantes
en
la «corrientepnncIpal» de la
CIenCIa
social.
El resul:ado
de
:a~es
cambi?s.
ha
sido
la
prolif~ración
de enfoques
?el
.
pensamlento
teon~o.
TradiCiones
de
pensamiento anteriormenteIgnoradas o
lTIal
"conOCIdas
~an
adquirido
.nlucha
mayor
importancia:
la
fenomenologla, en partICular la relaCIonada
con
los escritos deAlfred
Schutz;
la hermenéutica, tal
como
se
ha
desarrollado en
la
obra
de
aut?res como
Ga~amer
y
Ricoeur;
y
la teoría crítica, repre
sen~ad~
reclentemen.te
por
las obras Habermas. Además,
se
han
revl~ahzado
y
~xamlnado co~
rellov~do.
interés tradiciones de
pensamlent? antenores, como
ellnteracciolllSIllO simbólico en los Estados
UnIdos
y el
e~tr~ctu.ralismo
o post-estructuralislno en Europa.
~
estas
hay
que anad!r
tIpOS
de
pensamiento
de
desarrollo rnás
re
CIente,
ent~~
los
que
se
cuentan
la etnometodología) la teoría
de
la
estnl~turaclon
y
la
«
teoría de la praxis», relacionada, sobre todo,
con
~Or?Ieu.
Aun9.ue esta
div~rsida?
de· tradiciones
y
escuelas de
pen-
samlento sur&lda en
la tea
na
sOClal
parezca asombrosa, sigue habiendo, algo
semepn~e
a
,:-na
«corriente principal») aunque' ya
no
sea tan
~uJ:nte:
E~
funClonalísmo estructural parsoniano,
por
ejemplo,
con
.
tI,nua ejerCiendo
un
l?oderoso atractivo y, de hecho,
ha
recibido re··
Clentenlefol:te
un
conslderable relanzamiento en los escritos de
'Luh
rnann, lvíunch, Alexandcr,
Hayes
y
otros.
Vemos, pues,
que
la
teoda
I

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->