Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La herencia de la Conquista: Entre la desigualdad y el dominio.

La herencia de la Conquista: Entre la desigualdad y el dominio.

Ratings: (0)|Views: 1,488 |Likes:
Published by Pablo
Un artículo donde se reflexiona acerca de la Conquista española a México que siguió la lógica de la dominación, de la ausencia de diálogo y de la desigualdad, hechos que dolorosamente persisten hasta hoy.

Resulta urgente reestablecer las relaciones igualitarias, hacer efectiva la igualdad legal, superar la discriminación, la corrupción. Se requiere devolver al otro su calidad de persona, de sujeto de diálogo, porque al hacerlo, nos devolvemos a nosotros mismos esa capacidad que nos permitirá comprender nuestro pasado y ponernos de acuerdo sobre nuestro presente y nuestro futuro.
Un artículo donde se reflexiona acerca de la Conquista española a México que siguió la lógica de la dominación, de la ausencia de diálogo y de la desigualdad, hechos que dolorosamente persisten hasta hoy.

Resulta urgente reestablecer las relaciones igualitarias, hacer efectiva la igualdad legal, superar la discriminación, la corrupción. Se requiere devolver al otro su calidad de persona, de sujeto de diálogo, porque al hacerlo, nos devolvemos a nosotros mismos esa capacidad que nos permitirá comprender nuestro pasado y ponernos de acuerdo sobre nuestro presente y nuestro futuro.

More info:

Published by: Pablo on May 14, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

 
Filosofía LatinoamericanaLa herencia de la Conquista:Desigualdad, dominio de la fuerza y falta dediálogo
1
“Creo necesario que los mexicanos podamos crear las condiciones para pensar, imaginar y construir otrarealidad que no siga la lógica de ladominación, de la ausencia de diálogoy de la desigualdad”¿Alguna vez nos hemos puesto a pensar si en verdad tenemos como mexicanos algocomún, algo que nos una más allá del lenguaje, de los símbolos patrios, del territorio?En otras palabras ¿por qué somos mexicanos?; ¿qué nos hace mexicanos?; ¿cómosomos los mexicanos?Y, contando con la dificultad que de por sí representa el englobar en el concepto“mexicano” a todos y cada uno de los habitantes de la República Mexicana, podríamoshablar del mismo por contraste y por similitud con otros países. Podremos encontrar algunos elementos comunes con otros países, principalmente con los latinoamericanos ygrandes diferencias con otros. De esto modo, será posible un acercamiento, unaaproximación a aquellos elementos que están implícitos en el modo de nacer, de crecer,de concebirse como “mexicanos”. Una serie de elementos que nos puedan describir,que nos permitan hacernos comprensibles, en primer lugar, a nosotros mismos.Me gustaría empezar estableciendo un rasgo común que compartimos con AméricaLatina y que por su importancia n influye en nuestros países y en nuestrascosmovisiones para posteriormente abordar el caso mexicano.Podríamos decir que el elemento compartido de México con América Latina es elhecho histórico de la Conquista. Pero no solamente la mera conquista, sino la pocaasimilación que se ha tenido de ese hecho. Es más se le denomina al 12 de Octubrecomo “día de la raza” y se festeja muchas veces sin comprender en toda su extensión ygravedad el alcance de ese acontecimiento. Incluso se denomina el “encuentro de dosmundos”, que si bien transformaría las visiones del mundo de los europeos como de losamericanos, me atrevería a afirmar que tuvo poco de encuentro, respeto y diálogo ymucho de imposición, ambición y brutalidad. Como consecuencia de esa conquistaespañola compartimos la lengua, una religión, y hasta un modo de ser.
1
Por Pablo Meza Pernas, diciembre 2008.
 
México, al igual que todos los otros países de América Latina fue conquistado hace casi500 años. Pareciera que ese hecho está lejano. No obstante, las consecuencias perdurany son visibles en el México del siglo XXI. Algunas manifestaciones de ello, a mi parecer, son la
desigualdad, la falta de diálogo y el sometimiento a la voluntad delmás poderoso
, es decir del que s dinero tiene. Todos estos elementos estánenraizados ya en la cultura, en el modo de convivencia social, en la mentalidad de losmexicanos.Tres elementos serán los que presente a continuación, como consecuencias y elementosdescriptivos de “lo mexicano”: a) la desigualdad, b) la imposición desde el poder y c) lafalta de diálogo.Desde 1808 el barón Alexander von Humboldt describía a México como el país de ladesigualdad
2
. En 2008 podemos decir que México sigue siendo
el país de la espantosadesigualdad
. Y podemos constatar cómo este factor ha estado presente desde laConquista, época en la cual los españoles, con la justificación religiosa que la legitimó,y ávidos de poder y de dinero, los conquistadores y los religiosos, despojaron a losindígenas de sus tierras y se convirtieron en propietarios. Se estableció así el modelode producción bajo el esquema de la Hacienda. Los dueños, por supuesto siemprefueron los españoles. Los trabajadores los indígenas. No se podría llegar a nombrarlosesclavos, aunque sí se dieron relaciones de explotación y sometimiento graves.Actualmente existe también una situación similar, aunque ya no propiamente igual, puesahora los duos de las “haciendas modernasson los capitalistas (espoles,estadounidenses o mestizos. Lo mismo da la nacionalidad o el origen étnico) los que
perpetúan un sistema de explotación
. Es decir, los que obtienen sus ganancias producto de la explotación o de los mal llamados “salarios mínimos” o “salarios desubsistencia o míseros” diría yo.A continuación presento un texto de Paz, donde describe la situación de los obrerosmexicanos:
“Carece de individualidad, la clase es más fuerte que el individuo y la persona se disuelveen lo genérico. Porque ésa es la primera y más grave mutilación que sufre el hombre alconvertirse en asalariado industrial.
El capitalismo lo despoja de su naturaleza humana
, puesto que
reduce todo su ser a fuerza de trabajo
, transformándolo por este solo hechoen
objeto
. Y como a todos los objetos, en mercancía, en cosa susceptible de compra yventa. El obrero pierde, bruscamente y por razón misma de su estado social, toda relaciónhumana y concreta con el mundo: ni son suyos los útiles que emplea, ni es suyo el fruto desu esfuerzo. Ni siquiera lo ve.La complejidad de la sociedad contemporánea y la especialización que requiere el trabajoextienden la condición abstracta del obrero a otros grupos sociales.
Vivimos en un mundode técnicos
, se dice. El gobierno de los técnicos, ideal de la sociedad contemporánea seríaasí el gobierno de los instrumentos”
3
. 
2
 
HUMBOLDT, Alexander von,
 Ensayo político del reino de la Nueva España
, estudio preliminar,revisión del texto, cotejos, notas y anexos de Juan Antonio Ortega y Medina, México, Porrúa, 2000,colección Sepan Cuantos. Nº 39. segunda edición pp. IX-XXIV.
3
PAZ, Octavio, El laberinto de la Soledad, FCE, México, 1981, p. 61-62
2
 
Con este texto y con la experiencia que da el estar en contacto con los obreros, conempleados de tiendas, con chalanes, albañiles, e indígenas no se necesita ser mago para poner al descubierto las grandes diferencias sociales, económicas y culturales queexisten en México. Tan sólo se necesitaría ser ciego para poder obviar esta realidad dela gran desigualdad, cuya dureza, cuya lejanía y cuyo sentimiento de ser ajena a todos einsoluble nos lleva a “pasar sin ver”. Y sin embargo, el problema ahí está como reto,como herida punzante. Como llaga que pide curación y que necesita comprensión: ¿Por qué tenemos un país tan desigual?
¿Por qué existen tantas injusticias? ¿Por qué enMéxico hay mexicanos de primera y de segunda?
Ahora bien, los españoles llegaron a lo que hoy es México dominando, tomando posesión de las tierras, de las propiedades de las comunidades. El modo de
ejercer elpoder
fue sometiendo a los demás. A la supremacía de las armas de los españoles, seunió el dominio económico. De esta forma, los que ejercerían el poder en el “NuevoMundo” serían los que tuvieran más poder, más fuerza, más armas y más medios parasometer e imponer. En este caso fueron los españoles, quienes sometieron económica, política, religiosa y culturalmente a los indígenas. Con el uso de la fuerza buscarondominar y justificar sus acciones. Tal parece que
nacieron juntos el dominioeconómico y poder político
. El que tenía derecho de mandar, de opinar, de criticar siempre fue el español. Al indígena le correspondía el trabajar, el callar y el someterse.La fuerza fue el elemento que permitió a los españoles dominar a los indígenas yapropiarse de las tierras y mantener a los indígenas trabajando para ellos. Esa situaciónsigue aún vigente. Tomemos como ejemplo la situación de muchos pueblos que quierenregirse por sus usos y costumbres. Imposible, pues el Estado Mexicano, al cual losindígenas nunca sumaron su voz para conformarlo, sino que les fue más bien impuesto,no puede aceptar la diferencia, pues quedaría excluida de la unidad de la Constitución.En este mismo sentido existen grupos indígenas que se organizan y deciden no vender sus tierras para proyectos turísticos y comerciales. Todo el peso del sistema se ciernesobre ellos, presionando legal o ilegalmente para obligar a vender a precios irrisorios lastierras que inmediatamente después de su expropiación son cotizadas en miles dedólares. Otro ejemplo es la situación del campo en nuestro país: los campesinos sonsiempre los más perjudicados con las variaciones del precio de los productos. Son elloslos que producen los productos sicos y quien obtiene s ganancias son losintermediarios, los comerciantes o aquellos que le agregan valor a dichos productos.Sin embargo, los españoles no son los únicos que ejercen el poder para someter a otrosmediante la violencia física o intelectual, sino que podemos hablar de una visióneurocentrista que postulaba su superioridad y justificaba su sed de dominar y deenriquecimiento. Que negaba la historia de todo un continente, cuyo “error” fue el nohaber escrito la historia del mismo modo que el europeo. Escuchemos a Hegel:
“América es, pues, el país del porvenir, donde en los tiempos futuros se manifestará, en elantagonismo de la América del Norte, puede suponérselo, con la del Sur, el peso de lahistoria universal: es un país de sueño para todos aquellos que fatiga el depósito históricode armas de la vieja Europa. La América debe separarse del terreno sobre el cual hatranscurrido hasta ahora la historia universal. Lo que ha sucedido allí hasta ahora es tansólo el eco del viejo mundo y la expresión de una vida extraña; ahora bien, como el paísdel porvenir, no nos interesa aquí, de una manera general; pues, en relación con la historiatenemos que ver con lo que ha sido y lo que es, mas, en filosofía, ni con lo que ha sido, ni
3

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
stalinomar liked this
stalinomar liked this
Fernanda Inga liked this
Alx Gonzx liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->