Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Programa E. Infantil

Programa E. Infantil

Ratings: (0)|Views: 1 |Likes:

More info:

Published by: Diana Berenice Cortes Briseño on Jul 19, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/19/2013

pdf

text

original

 
PROGRAMA DE IMPLANTACIÓN PROGRESIVA DE LA COEDUCACIÓN ENEDUCACIÓN INFANTIL1) JUSTIFICACIÓN DEL PROGRAMA
La interiorización de los modelos sociales se produce a través de losdiferentes agentes de socialización, entre los que se encuentra la escuela,concebida con una doble función: por un lado, la de reproducir el modelo socialen la que nace y que es el que la crea y, por otro, como elemento de cambio ymejora en la construcción social. Reproducción y cambio se enfrentan así enuna tensión continua y según sea la intensidad de uno u otro, se generarándistintos modelos de escuela que, aun siendo diferentes, presentan el punto departida común de estar enraizados en la sociedad.La escuela no está fuera del mundo, sino que forma parte activa delmismo y, por ello, el modelo educativo que se diseña y pone en marcha encada momento debe ser evaluado en relación con el modelo social en el queviven y conforman los hombres y las mujeres que han pasado por un modeloeducativo determinado. El análisis de la escuela suele desligarse del análisisde su influencia en la posición que mujeres y hombres ocupan en el espaciosocial, por lo que, generalmente, se obvia la responsabilidad social del sistemaeducativo.El modelo social sigue siendo profundamente androcéntrico, lo quesupone una clara situación de desventaja para las mujeres respecto a loshombres. Un somero análisis de la realidad muestra esta desigualdad demanera clara: indicadores de empleo, reparto de responsabilidadesdomésticas, violencia contra las mujeres, distribución de la riqueza, etc. Todosestos aspectos se han ido recogiendo poco a poco en la legislación tantointernacional como nacional, sin que ello haya supuesto, hasta el momento, laconsecución efectiva de la igualdad.A pesar de que se está de acuerdo con las dos principales afirmacionesque se han hecho hasta ahora, la escuela como agente de socialización y elandrocentrismo del modelo social, el sistema educativo históricamente se halibrado de su responsabilidad como perpetuador y reproductor delandrocentrismo y, con ello, de la desigualdad entre mujeres y hombres y susefectos sobre la realidad.Esto ha traído consigo que los planteamientos coeducativos no hayancalado realmente y no hayan sido recogidos como principio articulador de todoel sistema. Así, y aunque teóricamente en nuestro país llevamos más de 20años de coeducación, la realidad nos muestra que todavía no hemos superadola escuela mixta.Esta falta de impulso se refleja fundamentalmente en que la apuesta porla coeducación se ha centrado en propuestas parciales presentadas como unaposibilidad entre varias y que, finalmente, dependían de la implicaciónpersonal de profesoras y profesores concretos. A lo largo de estos años se han
1
 
realizado muchos esfuerzos, generalmente individuales o de pequeñoscolectivos, amparados o no por distintos programas, que se han ido diluyendoen el tiempo y cuya característica principal es la dispersión de esfuerzos.La Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la violencia degénero reconoce explícitamente la importancia del sistema educativo en laconsecución efectiva de la igualdad entre mujeres y hombres y en laerradicación de la violencia de género, propiciando desde la escuela elnecesario cambio social e introduciendo estas cuestiones desde la EducaciónInfantil. Este es uno de los aspectos que claramente definen a esta Ley como“integral”.La educación es un proceso continuado que requiere que sus principiosarticuladores se expliciten desde el inicio y se desarrollen a lo largo de lasdistintas etapas. La coeducación, la educación en igualdad, ha de ser uno deesos principios articuladores presente ya en Educación Infantil.El análisis del sistema educativo, de la realidad y del nuevo marcosocial y legislativo que se ha abierto con la Ley Orgánica de medidas deProtección Integral contra la violencia de género, así como la formulación deuna nueva Ley de Educación, crea un contexto favorable para realizar unprograma de coeducación desde la administración educativa que persiga laincorporación gradual de la coeducación en nuestra escuela, pues, como diceAmparo Tomé,
Podremos hablar de una escuela coeducativa cuando las mujerespuedan acceder a puestos de responsabilidad en igualdad decondiciones que sus compañeros en los ámbitos públicos y laborales.Estaremos hablando de una escuela coeducativa cuando la divisiónsexual del trabajo sea parte de la historia y cuando hombres y mujerestengamos las mismas habilidades y responsabilidades en los ámbitospúblicos y en los ámbitos domésticos y de relaciones.
(Tomé, Amparo “Luces y sombras en el camino hacia una escuelacoeducativa”, pág. 169 – 181, en González, Ana y Lomas, Carlos(coord.)
Mujer y educación. Educar para la igualdad, educar desde la diferencia
(2002) Barcelona, Graó).
2
 
 
2) OBJETIVOS.
Con el fin de integrar la coeducación en el quehacer diario de los centrosescolares, la Consejería de Educación y Ciencia y el Instituto Asturiano de laMujer se han propuesto el desarrollo con carácter experimental de un programade implantación de la coeducación dirigido a la Educación Infantil con lossiguientes objetivos:
 
Sensibilizar y formar al profesorado.
Sensibilizar y hacer partícipes a las familias del proceso coeducativo.
Extender el programa a otros centros y a otros niveles educativos.
3) METODOLOGÍA
La educación de los niños y las niñas de esta etapa que abarca desde elnacimiento a los seis años, es una responsabilidad compartida entre lainstitución educativa y la familia. Así pues, como lo que pretende este programade coeducación es el desarrollo de actitudes y comportamientos no sexistas enel ámbito de la Educación Infantil dentro del proyecto del centro educativo, lapropuesta de trabajo ha de desarrollarse a un doble nivel: por un lado, eltrabajo de y con el equipo educativo y, por otro lado, el desarrollo de unprograma de trabajo con las familias.
3.1.- EQUIPO EDUCATIVO/INSTITUCIÓN ESCOLAR.
Plantearse una estrategia de cambio hacia una escuela coeducativarequiere disponer de una idea aproximada sobre qué tipo de escuela sepretende alcanzar y de cuáles son los posibles medios para alcanzarla, así como de los obstáculos derivados de nuestra concepción y práctica educativa.Por ello consideramos necesario centrarnos en un cambio de mentalidady de hábitos del profesorado que se puedan traducir en la modificación de unaserie de prácticas escolares.La metodología que se propone tiene en cuenta los factores y lasformas de transmisión de los estereotipos de género en la escuela. Se centraen el profesorado como protagonista del proceso de cambio y parte de la ideafundamental de que antes de cambiar la escuela se debe conocer la situaciónde desigualdad sexual en el propio centro.Se propone el desarrollo de un proyecto de
investigación-acción
encada uno de los centros seleccionados para participar en la experiencia piloto,mediante el cual el profesorado pueda tomar conciencia y evaluar el nivel dediscriminación sexista que se produce en los distintos ámbitos de la vida delcentro y realizar y experimentar las propuestas de mejora sobre aquellosaspectos valorados como más problemáticos, necesarios o interesantes.
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->