Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Don Venancio, Montero y los otros. Mapuche y blancos en el espacio fronterizo pampeano: estrategias de ingreso e instalación (1827-1836)

Don Venancio, Montero y los otros. Mapuche y blancos en el espacio fronterizo pampeano: estrategias de ingreso e instalación (1827-1836)

Ratings: (0)|Views: 4 |Likes:
Published by Ramón Rodolfo Copa
En este trabajo se analizará la concertación y objetivos de un numeroso contingente integrado por mapuche lelfunche, maquehuanos y unos 30 soldados del ejército chileno encabezados por Juan Montero; sus estrategias de ingreso (1827) e instalación en territorio pampeano; las relaciones que establecen con otros competidores territoriales indígenas y blancos; y la forma en que todos estos factores influyen sobre el accionar posterior de sus miembros, particularmente los que adscriben a la condición de indios amigos, como es el caso de Don Venancio Coihuepan.
Se espera realizar un aporte al conocimiento de: a) la dinámica interna de los grupos mapuche ingresados a las pampas, en la década de 1820; b)las características del etno-contacto fronterizo regional; c) los mecanismos de adscripción a la condición antes señalada; y d) una de las fases de la llamada Araucanización de las pampas.
En este trabajo se analizará la concertación y objetivos de un numeroso contingente integrado por mapuche lelfunche, maquehuanos y unos 30 soldados del ejército chileno encabezados por Juan Montero; sus estrategias de ingreso (1827) e instalación en territorio pampeano; las relaciones que establecen con otros competidores territoriales indígenas y blancos; y la forma en que todos estos factores influyen sobre el accionar posterior de sus miembros, particularmente los que adscriben a la condición de indios amigos, como es el caso de Don Venancio Coihuepan.
Se espera realizar un aporte al conocimiento de: a) la dinámica interna de los grupos mapuche ingresados a las pampas, en la década de 1820; b)las características del etno-contacto fronterizo regional; c) los mecanismos de adscripción a la condición antes señalada; y d) una de las fases de la llamada Araucanización de las pampas.

More info:

Published by: Ramón Rodolfo Copa on Jul 20, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/09/2014

pdf

text

original

 
Don Venancio, Montero y los otros.Mapuche y blancos en el espaciofronterizo pampeano: estrategias deingreso e instalación (1827-1836).
Daniel VILLAR (UNS-UNLPAM) - Juan Francisco JIMENEZ(UNS).En este trabajo se analizará la concertación y objetivos de unnumeroso contingente integrado por mapuche lelfunche,maquehuanos y unos 30 soldados del ejército chilenoencabezados por Juan Montero; sus estrategias de ingreso(1827) e instalación en territorio pampeano; las relaciones queestablecen con otros competidores territoriales indígenas yblancos; y la forma en que todos estos factores influyen sobre elaccionar posterior de sus miembros, particularmente los queadscriben a la condición de indios amigos, como es el caso deDon Venancio Coihuepan.Se espera realizar un aporte al conocimiento de: a) la dinámicainterna de los grupos mapuche ingresados a las pampas, en ladécada de 1820; b)las características del etno-contactofronterizo regional; c) los mecanismos de adscripción a lacondición antes señalada; y d) una de las fases de la llamadaAraucanización de las pampas.
 
 
Don Venancio, Montero y los otros. Mapuche y blancos en elespacio fronterizopampeano: estrategias de ingreso e instalación (1827-1836). *
 
Daniel VILLAR (UNSUR-UNLPAM) - Juan Fco. JIMENEZ (UNSUR)
 
1.
 El objetivo de este trabajo es analizar la composición y concertación de una alianzaintegrada por mapuche y blancos, en el año 1827; las estrategias que elaboran paraingresar e instalarse en territorio pampeano; las relaciones que establecen con otroscompetidores territoriales indígenas y blancos; y los factores que concurren para que posteriormente una parte de ese contingente adscriba a la condición de "indios amigos".
2.
 En los últimos años, el estudio de las sociedades indígenas de la región pampeana haexperimentado significativos avances. Por un lado, un mayor conocimiento de la producción antropológica e historiográfica chilena ha entregado a los investigadoresargentinos un cúmulo de información que contribuye decisivamente a explicar de maneramás adecuada los complejos procesos de etno-contacto que tuvieron lugar en nuestroterritorio regional, durante las primeras décadas del siglo XIX.Una interesante novedad que encierra esta ampliación de conocimientos es lareconsideración que en Chile se ha desarrollado sobre la constitución del mundo fronterizoen la Araucanía
(Villalobos et al.,1982 y 1989),
 porque permite que podamos correlatar los movimientos hacia las pampas de grupos mapuche, tomando como referencia la periodificación de las alternancias de episodios de paz y guerra
(Villalobos, 1989: 7ss.).
Por ejemplo, durante el siglo anterior, los años posteriores a la denominada "Guerra aMuerte", fueron momentos de intenso tránsito de numerosos contingentes de indígenas,algunos de los cuales se instalaron en territorio pampeano, después de 1820.También hemos accedido a la posibilidad de identificar los distintos componentes étnicosque protagonizaron estos movimientos y explicarnos ciertos conflictos inter-grupales que,originados en Araucanía, tuvieron continuación en territorio pampeano, agregando unelemento más a la complejidad propia de los contactos inter-étnicos regionales.Por otro lado, en Argentina la perspectiva que teníamos del etno-contacto fronterizo y delos grupos que interactuaron en el territorio regional ha experimentado igualmente uncambio importante
(Bechis,1984, 1989, 1994; Mandrini, 1986, 1987, 1992, 1993, 1994;Mandrini y Ortelli, 1996; Palermo, 1986, 1988, 1991, 1994; Ratto, 1994, 1996; entreotros).
 De manera que, a la postre, se nos ofrece la posibilidad de alcanzar una imagen integradade los procesos historicos respectivos que, sin perder de vista las particularidades que se
 
dan en cada caso, permita trabajar sobre la base de una
"unidad de análisis"
que, durantela mayor parte del siglo XIX "
...es la sociedad que se extendía desde el Pacífico al  Atlántico..." y que comprende "...la Araucanía propiamente dicha, la cordillera, la pampa seca y la pampa húmeda, limitadas por las líneas de frontera. Sería el 
 área panaraucana 
como unidad cultural y social con variadísimas zonas ecológicas
"
(Bechis,1989: 4)
 Precisamente, el grupo de nuestro interés arribó al territorio pampeano en momentos quees posible percibir claramente esa unidad de análisis señalada por Bechis, durante la quellamaríamos última fase del proceso de araucanización, básicamente definida por elingreso de contingentes numerosos provenientes de Araucanía que, en ciertos casos, seasentaron en la región, o intentaron hacerlo. Se ha señalado con razón que "
...la granmigración de las primeras décadas del siglo XIX encontró una pampa culturalmentearaucana y un complejo entramado de relaciones establecidas en el marco de un procesoque culminó, a mediados de ese siglo, con la formación de una enorme unidad linguísticacultural que se prolongaba hasta el Pacífico...
"
(Mandrini y Ortelli, 1996:138).
 Ahora bien, esta "gran migración" presenta tres rasgos que deberemos tener en cuenta:la
numerosidad
de sus protagonistas (claramente perceptible, aunque los datosdemográficos no hayan sido sistematizados hasta la fecha), la
dinámica
de los ingresos(que en el momento que nos ocupa es realmente significativa) y la existencia deun
atractor básico común
que es sobre todo el ganado, dato sobre el cual no pareciera ser  posible la discrepancia.Estos rasgos concurren a conformar una
situación de competencia
que incluye a los blancos, desde luego, y que es alimentada, además, por la complicada trama de alianzas -no siempre perdurables- entre los competidores. En el caso de los indígenas,frecuentemente se suman la persistencia de rencillas anteriores, muchas de ellas originadasen los años de la Guerra a Muerte, cuando fueron estimuladas por independentistas yrealistas para aprovecharlas en función del conflicto que los oponía, trasladado en esaépoca al Sur de Chile; y las nuevas alianzas concertadas con los blancos en territorioregional.Para abordar una situación de tal complejidad, proponemos abandonar un punto de vistasuperado por la nueva perspectiva que hoy tenemos de las etno-relaciones regionales. Esaoptica ha consistido en considerar a los grupos indígenas actuantes como entidadessubordinadas al accionar de la sociedad nacional que este tipo de análisis privilegió,desatendiendo las motivaciones propias de los protagonistas indígenas, tanto en sus nivelesinter-étnicos, como intra-grupales e incluso inter-personales. La conveniencia de proceder así fue seseñalada por Silvia Ratto
(1995: 2)
y por nosotros mismos
(Villar y Jiménez,1996:147).
 
3.
 Pasemos entonces a analizar la composición del contingente objeto de nuestro trabajo y los

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->