Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
05 La campesinología

05 La campesinología

Ratings: (0)|Views: 26|Likes:
Published by Fausto Inzunza

More info:

Published by: Fausto Inzunza on Jul 29, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/20/2014

pdf

text

original

 
LA CAMPESINOLOGIA Y EL DEBATE ACADEMICO SOBRE ELCAMPESINADOVíctor M. ToledoIntroducción
Posiblemente ningún otro fenómeno haya desencadenado tal cantidad de reflexiones,controversias y publicaciones en las ciencias sociales contemporáneas como el delcampesinado. Ello ha sido así dadas las enormes implicaciones sociales y políticas que elsector campesino tiene en el devenir del mundo contemporáneo y especialmente en losllamados países del Tercer Mundo, no industrializados o agrarios. En efecto, aunque ladiscusión académica sobre el fenómeno campesino se remonta a por lo menos los siglos XVIIIy XIX, cuando el debate tomo como eje la cuestión de las ventajas comparativas entre laexplotación latifundista y el minifundio campesino (Calva, 1988:23), esta recobró suactualidad en la década de los sesentas y tomó forma de un álgido debate durante los setentasy ochentas (Shanin, 1990). Este "nuevo florecimiento universal por los estudios campesinos"(Palerm, 1980), fué iniciado por los antropólogos sociales quienes movieron su interés de losgrupos tribales a las "sociedades campesinas", y dieron lugar a las primeras síntesiscontemporáneas sobre el tema (Redfield, 1956; Wolf, 1966). Algunos años después,estimulados por el re-descubrimiento en Occidente de los trabajos de A. V.Chayanov (elagrónomo ruso que estudió con detalle la unidad económica campesina y murió fusilado en1938 bajo el régimen stalinista), numerosos economistas se volcaron al estudio de la producción campesina (Durrenberger, 1984), considerada esta como una modalidadeconomica sui generis. Hacia principios de los setentas existen ya sendas antologías publicadas sobre el tema (Potter,
et al
., 1967; Shanin, 1971) y en 1974 se funda la primerarevista internacional de estudios sobre el campesinado: el Journal of Peasant Studies. Aunque buena parte de la investigación realizada se ha enfocado hacia los campesinados del TerceMundo (véase por ejemplo Misra y Tri Dung, 1986), un número nada despreciable deinvestigadores se ha centrado en el fenómeno de la transformación campesina por efecto de lamodernización rural en los paiíes industriales. Entre estos últimos puden citarse los estudiossobre Europa (Franklin, 1969), Francia (Mendras, 1970; Moulin, 1991), Japón (Linuma,1993), España (Sevilla, 1979) y la ex-Unión Soviética (Meyer, 1991). De notable relevanciaha sido el intenso debate entre aquellos autores que piensan que el campesinado lograrásobrevivir los embates de las modernizaciones rurales contemporáneas (los campesinistas), yaquellos que lo consideran un sector social irremediablemente condenado a deasaparecer conforme se expande la sociedad moderna (los descampesinistas), una polémica que enMéxico tomo visos de "batalla campal" (vease Feder,1978). De igual forma debe citarse ladiscusión casi interminable acerca de si el campesinado constituye un modo de producción (esdecir una única combinatoria de relacionaes sociales de propiedad y de producción) o si por elcontrario conforma una fracción o clase social. Por último debe consignarse el debateejecutado por quienes piensan que los campesinos poseen una economía moral (Scott, 1976) ylos que sostienen que estos son entes económicos racionales (Popkin, 1979). No obstante este desusado interés por el fenómeno campesino que ha tenido lugar enlas últimas tres décadas, la campesinología no ha logrado ir más allá de un cierto punto, y hoyvive una suerte de estancamiento conceptual. A ello han contribuido la propia complejidad delobjeto de estudio, un exceso de teorización (pues han sobreabundado los "modelos teóricos"),
 
y una falta de estudios de síntesis capaces de interpretar y sistematizar los abundantes estudiosempíricos. A ello debe agregarse un hecho: el fenómeno campesino contemporáneodificilmente logra comprenderse sin una apropiada perspectiva histórica que de cuenta de lasmodalidades que este segmento social ha tomado a lo largo del tiempo. Al fin al cabo el sector considerado como "la mayoría de la humanidad" por los estudiosos contemporaneos, hamantenido este estatus durante por lo menos los últimos cinco mil años!.Dentro de la perspectiva de la presente obra, los estudios campesinos presentan,ademas, una muy notable limitante: prácticamente sin excepción estos han abordado elfenómeno separándolo de sus connotaciones ecológicas, es decir, soslayando las relacionesque el "universo campesino" establece con el mundo natural. Ello proviene de un hecho. Elfenómeno de la producción primaria o rural ha sido, hasta muy recientemente, un cotoexclusivo de los científicos sociales (antropólogos, economistas, sociólogos e historiadores)quienes siguiendo la norma imperante de la ciencia contemporanea han abordado estefenómeno en total ignorancia de sus componentes naturales (Toledo, 1992). Ello los hallevado a examinar de manera parcial los procesos del mundo campesino, reduciéndolos ysimplificándolos a sus meros componentes sociales (con un cierto desden por los factoresligados a la cultura). De esta forma, no obstante que uno de los principales rasgos del procesode producción campesino es su notable dependencia de los productos provenientes de lanaturaleza, ninguno de los más conocidos análisis de la economía campesina han tomado encuenta los factores ecológicos (Ellis, 1988: Deere & De Janvry, 1979) que inciden sobre dicha producción. Similarmente, la cuestión ecológica ha permanecido fuera del interés de loscampesinólogos más notables (por ejemplo Shanin, 1990) y tras veinte años de publicar artículos sobre el tema campesino la revista The Journal of Peasant Studies solo ha incluídoesporádicamente contribuciones en esta linea (por ejemplo Martinez-Alier & Naredo, 1982;Saldanha, 1990).
Una definición economicista del fenómeno campesino
 El fenómeno campesino ha sido recurrentemente abordado desde una perspectiva predominantemente económica, un hecho que a nuestro juicio ha impedido el esclarecimientoteórico de este importante sector de la sociedades antiguas y contemporáneas. No obstante loanterior, la obra de J.L. Calva (1988), Los Campesinos y su Devenir en las Economías deMercado, constituye la sistematización más acabada del fenómeno campesino y el primer intento por formular una teoría general de las economías campesinas. Por ello tomamos lasaportaciones fundamentales de esta obra en la búsqueda de una definición rigurosa (aunqueamplia) del fenómeno campesino, es decir que logre identificar los rasgos esenciales einvariantes que unifican y diferencian sustantivamente a los campesinos del resto de losmiembros de la especie humana. Tal definción debe tener validez histórica, es decir, no debedejar fuera las diferentes configuraciones que toma dicho fenómeno en las diferentes épocasen las cuales ha existido. Tal exigencia surge de la necesidad de demostrar la existencia de unmodo de apropiación campesino o pre-moderno a lo largo de la historia, cuya validez conllevainnumerables implicaciones de orden ecológico, social, cultural, epistemológico, político yhasta civilizatorio (véase capítulo final).
 
La primera novedad metodológica que encierra la obra de Calva (1988), es que adiferencia del resto de los autores que han intentado ofrecer una definición amplia (por universal) del concepto de campesino, este autor no ha sucumbido a la tentación de formular 
 
una definición general sin antes realizar una exhaustiva revisión del material empíricoexistente sobre los campesinados de todas las épocas históricas. Ello lo ha mantenido
 
almargen de proponer universalidades que en la confrontación con la realidad actual o pasada serevelan como falsas o aproximadas. Partiendo de la revision de abundante material empírico,que abarca diez milenios de historia, derivado de los estudios arqueológicos, históricos,etnohistóricos, etnológicos, económicos y sociológicos realizados sobre el tema, y de laconnotación historico-económica que encierra el término de campesino (peasant, paysan, bauer, krestianin), dicho autor propone una tipología general de formas campesinas. Calva(1988) entonces distingue 7 especies o tipos de campesinados a lo largo de la historia, más unaclase de protocampesinos (las sociedades nomádicas de cazadores-recolectores), cada uno delos cuales presenta una única combinación de rasgos o atributos que incluyen la formacióneconómico-social en la que estan inmersos, las formas de propiedad y explotación de la tierra,las tecnologías agricolas, los regimenes políticos, la forma y composición de lo producido, lasformas de extracción del excedente y el tipo de derecho personal. La definición del "conceptouniversal del campesino" se deriva entonces de aquellos rasgos que aparecen como constantesen todos los tipos de campesinado:
"...de lo que se trata en su definición es de determinar cuales de las muchaspropiedades competen a los campesinos como género y cuales como especies:cuales de estas propiedades son esenciales y cuales son accesorias o accidentales,del género y de las distintas especies... (1988:47). " La abstracción de estaspropiedades sólo adquiere carácter científico cuando se verifica a través demúltiples observaciones de numerosos campesinados bajo una gamaampliamente representativa de las más diversas condiciones históricas. La ricavariación de lo concreto en las formas de producir, consumir, intercambiar, decreencias sobrenaturales, bagajes culturales, régimen político, etc. muestra loperecedero inseparable de las condiciones históricas empíricamente dadas y haceresaltar lo que permanece fijo en los campesinos con independencia de lasparticularidades de tiempo y lugar " (:49).
 De esta forma dicho autor arriba a la siguiente definición de campesino:
"Poseedor de una porción de tierra que explota por su cuenta, con su propiotrabajo manual y como ocupación exclusiva o principal, apropiandose deprimera mano, en todo o en parte, los frutos obtenidos y satisfaciendo con estos,directamente o mediante su cambio, las necesidades familiares."
 
Hacia una definición integral del campesinado
 La definición lograda por Calva, constituye sin duda un parteaguas conceptual en lacampesinología (peasantology) contemporanea porque deja atras varias decadas de confusione imprecision sobre lo que constituye el objeto mismo de estudio. Sin embargo, no obstanteconstituir la caracterización más acabada (y flexible), la definición propuesta por Calvarequiere todavia de ser perfeccionada, pues esta ha sido formulada desde una perspectivaesencialmente economicista. Para ello, es necesario introducir a la definición rasgos provenientes de al menos otras tres esferas de la realidad que actuan conjuntamente con losfactores economicos: la ecologica relacionada con el tipo de ecosistemas que la unidad

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->