Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El sueño del piano con cola

El sueño del piano con cola

Ratings:

4.67

(1)
|Views: 181|Likes:
Cuando llega el momento llega el tiempo
Cuando llega el momento llega el tiempo

More info:

Published by: Daniel Medvedov - ELKENOS ABE on May 21, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/26/2013

pdf

text

original

 
Daniel Medvedov 
ElSueñodelPianoconCola
 Madrid 2009
 
Soñé que empujaba y a vecesarrastraba por las calles de una granciudad, un piano con cola. Era unobjeto impecable de madera de ébano ysu brillo atraía a la gente que luegome ayudaba a pasar los huecos y lasdemás incomodidades de la calle.Atravesaba los charcos, superabalos obstáculos de las esquinas donde,a ratos, encontraba montones deescombros, aguantaba el peso del graninstrumento cuando la calle tenía unabajada y ayudado siempre por muchosamigos, empujaba el negro cuerpomusical hasta alcanzar otra vez eltrayecto plano.El piano tenía marcado en oro elnombre de la fábrica, OUROBOROS. Eraun gran piano con cola, un instrumentode concierto, objeto raro y caro.Detrás de la caja de los teclados,en una esquina, tenía inscrito losiguiente:
La profecía estarárealizada cuando el piano se muerdala cola
.
2
 
Yo sé que la boca del piano es elteclado y las teclas mismas son losDIENTES, con sus negras caries y todo.Por ello cerré bien la tapa de lasteclas y seguí empujándolo yarrastndolo, pasando por un últimoobstáculo de piedras y a través de unpantano. Por fin, luego de variasvueltas salí a la gran avenida quecortaba la ciudad de norte a sur,parecía La Diagonal de Barcelona y lagente, muy cariñosa, me hizo entenderque el camino ya está fino, libre y,finalmente, sin obstáculos.Ahora sólo tenía que arrastrarlo yrodarlo poco a poco por sus pequeñasruedas de los tres pies. No me gustallamar "patas" a las tres columnas delpiano.Le pregunté al señor HASSAN sobreel sentido de este sueño."Llegará un día en el cual tutrabajo alcanzará un suave rodar, conla facilidad y soltura del andar poruna gran avenida. El piano es tutalento y tu labor extenuante, perorecuerda, Nadiel, todaa no haastocado nada en el sueño, ningunamelodía.
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->