Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
4Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cristología 2 - testimonio Bíblico

Cristología 2 - testimonio Bíblico

Ratings: (0)|Views: 1,803|Likes:
Published by Catolico2punto0
Jesucristo, Dios y hombre verdadero.
Tratado teológico sobre Cristo.
Jesucristo, Dios y hombre verdadero.
Tratado teológico sobre Cristo.

More info:

categoriesTypes, Research
Published by: Catolico2punto0 on May 22, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/21/2010

pdf

text

original

 
 Arguments - Jesucristo
-  -
El testimonio bíblico sobreCristo1. EL SALVADORESPERADO
Todo el Antiguo Testamento está orientadohacia Cristo como una gran espera y unagran profecía.Es lo que preguntan a Jesús los discípulosde Juan:
¿Eres tú el que ha de venir, oesperamos a otro? 
(Mt 11, 3). Comenzamospor el relato del libro del Génesis, en torno alpecado del hombre y el anuncio del Salvador,para continuar destacando algunos de loshitos más importantes en los que el Antiguo
Testamento delinea la gura del Mesías
esperado.
Los relatos de Génesis entorno al pecado del hombrey la promesa del Redentor 
El capítulo 3 del
Génesis
contiene unanarración poética de la caída del hombre.Había un mandato de Dios que el hombredebía observar libremente, como signo ymanifestación de su dependencia del Creador.Tras este primer pecado , Dios no abandonóa los hombres, sino que inmediatamenteprometió un Redentor.
La Alianza y la espera delMesías
Si en la Biblia se habla de la creación, no espor hacer ciencia sobre el origen del mundo,sino por la relación que tiene con la Alianzaque Dios establece con su pueblo. Desde lasprimeras páginas de la Biblia aparece clarala dimensión religiosa de la historia que senarra en ella: lo principal de esta historia es laaceptación o el rechazo de Dios por parte delhombre. Dios se revela actuando. Su palabraes omnipotente y creadora. Esta efectividadde la revelación divina viene acompañadapor otro rasgo esencial: Dios no es un ser caprichoso y arbitrario, sino que es Alguien
de quien uno puede arse siempre. Él es eleternamente el.
Principales profecíasmesiánicas
Israel, desde su elección como pueblo elegido,vive en la esperanza de que Dios enviará unSalvador. Esta esperanza es alimentada conlas profecías mesiánicas.Cuando decimos que Jesús de Nazaret esel Cristo, estamos diciendo que es el Mesíasesperado por los judíos y anunciado en lasprofecías.El mismo Jesús remite a las profecías, pues
“ellas dan testimonio de Él”. También en
la predicación apostólica se recurre a lasprofecías como testimonio importantísimosobre Jesús.Entre las profecías mesiánicas destacanlas contenidas en los Salmos, en el profetaIsaías, en el profeta Daniel y en los Cantosdel Siervo de Yahvé
2. LA VENIDA DE CRISTOEN LA PLENITUD DE LOSTIEMPOS
Todo el evangelio está centrado en la confesiónde que Jesús de Nazaret es el Cristo e Hijo deDios (cf. Mt 16, 16). Se trata de un anunciogozoso en el que resuenan las palabras delángel a los pastores en la noche de Navidad:“Vengo a anunciaros una gran alegría, que loserá para todo el pueblo: hoy os ha nacidoen la ciudad de David, el Salvador, que es el
Cristo, el Señor” (Lc 2, 10-11)
Extraído de Mateo Seco, Lucas F. y Domingo, Francisco.
Cristología
. Instituto Superior de
Ciencias Religiosas. Universidad de Navarra, 2004.
 
 Arguments - Jesucristo
-  -
Jesús mismo dio testimonio en forma
explícita e implícita de que Él es el Mesías y
el Salvador.También los discípulos dan un testimonioconvergente de su divinidad al confesarlecomo Cristo y Señor no sólo con su palabra,sino sobre todo con su martirio
El Evangelio como buenanueva de salvación
“Evangelio” signica buena noticia. Esta
buena noticia es, principalmente, que “tantoamó Dios al mundo que le entregó a su Hijo
Unigénito, para que todo el que cree en Él noperezca sino que tenga vida eterna” (Jn 3,
16). Este amor de Dios restituye al hombre asu primitiva dignidad de imagen de Dios.
Las afrmaciones de Jesús
sobre su condición deMesías y Salvador 
Que Jesús
tuvo conciencia
de ser el Mesías serecoge en muchos pasajes de los Evangelios:
ante los discípulos del Bautista (Lc 7, 18-23;Mt 11, 1-6 en que remite a Is 35, 6); en el
momento solemne de la declaración a Caifás
(Mt 26, 64; Mc 14, 61); en la conversacióncon la samaritana (Jn 4, 25-27), y en
muchos lugares más. Jesús dio testimoniode su conciencia mesiánica no sólo con suspalabras, sino también con sus obras: desdeel comienzo de su vida pública, Jesús actuócomo el Mesías y presentó sus milagros comoaval de la veracidad de sus palabras.Algunos racionalistas niegan que Jesústuviese conciencia de ser el Mesías ypretenden reducir todo a que tenía un fuertesentimiento religioso: que creyó oír una vozcuando fue bautizado en el Jordán y que, por 
inujo del Bautista, pensó que era el Mesías;que atravesó sus dudas y tentaciones; queprogresivamente fue aanzándose en sumesianismo espiritual; que la agonía en
Getsemaní es prueba de sus dudas y desu depresión, etc. Este modo de leer losevangelios no es compatible con el testimonioque Jesús da de sí mismo en múltiplesocasiones, ni tampoco con el testimonio desus discípulos y de otras personas.
El testimonio apostólico
Jesús es denominado Mesías por los primerosdiscípulos. Por ejemplo:Mt 16, 16: “Tú eres el Cristo, el Hijo de
Dios vivo”. Es la confesión de Pedroen Cesarea de Filipo.Jn 1, 41: “Hemos encontrado alMesías”, son las palabras de Andrés a
Simón.
Jn 1, 49: “Rabbí, tú eres el Hijo deDios, tú eres el Rey de Israel”; son las
palabras de Natanael a Jesús.
Jn 4, 25: “Le respondió Jesús y le dijo:Yo soy, el que habla contigo”, en el
dialogo con la mujer samaritana.
3. JESUCRISTO,
PERFECTO HOMBRE
Jesucristo es hombre verdadero y perfecto.Se trata de una verdad que pertenece a lafe cristiana y sobre la que existe, además,abundante documentación histórica.
La realidad de esta Humanidad nos lleva aarmar no sólo que Cristo es perfecto hombre,
sino que es un hombre de nuestra estirpe, esdecir, descendiente de Adán. Por esa razónconsideramos aquí la Humanidad del Señor especialmente a través de los misterios de suconcepción y de su nacimiento. Jesús no sóloposee un alma y un cuerpo humanos, sinoque ha sido engendrado verdaderamente por una mujer, Santa María, que es verdaderaMadre de Dios.
 
 Arguments - Jesucristo
-  -
El Hijo de Dios, al hacerse hombre, toma sobresí nuestra propia historia, recapitulándola en
sí mismo como nuevo Adán (cfr Rm 5, 12-19)
La realidad de Jesús y su
documentación histórica
La existencia de Jesús es un hecho probado
por la ciencia histórica: en verdad, sobre Jesústenemos más y mejor información que sobrela mayoría de los personajes de su tiempo.Que Jesucristo, verdadero Dios y verdaderohombre, existió realmente pertenece tambiéna la doctrina de la fe, como pertenece a lafe que
murió
realmente por nosotros y que
resucitó al tercer día
.Como ya se ha dicho, los evangelistas nointentan hacer una biografía de Jesús en elsentido usual del término, pero sí quierennarrar y dejar constancia escrita de laspalabras y de la vida de Jesús de Nazaret:
con rigurosa delidad a los hechos , porque
estaban persuadidos de que Jesús estabarevestido de la autoridad divina.A los testimonios contenidos en los
Evangelios
, hay que añadir la riqueza de datosy testimonios de los
Hechos de los Apóstoles
 y de las
Epístolas
.
La Humanidad de Jesús en
los acontecimientos de laconcepción y el nacimientodel Señor 
Jesús se manifestó a sus contemporáneoscomo verdadero hombre, igual a nosotros.Esta verdad está claramente manifestada enlos Evangelios: encontramos los relatos de laconcepción de Jesús en el seno de una mujer 
virgen; de su nacimiento y crecimiento; de suvida de hombre adulto; de su predicación y de
su muerte. Jesús posee un cuerpo tangible:se cansa y duerme, predica y anda de un sitio
para otro; posee un alma que se alegra y que
siente tristeza, que es capaz de amistad y deindignación.
La Sagrada Escritura habla de la concepción
virginal de Cristo como algo muy coherente
con la trascendencia de la Encarnación. La
virginidad es también privilegio de SantaMaría. Pero hay que subrayar que el modomilagroso de la concepción de la Humanidadde Cristo no resta nada a la verdad sobre su
naturaleza humana. Al armar que Jesucristo
tiene una verdadera naturaleza humana,como la nuestra, no hacemos más que
armar la verdad de la Encarnación. La Iglesia
siempre ha profesado, desde los Símbolosmás antiguos, que el Hijo de Dios “asumióla naturaleza humana completa, como la
nuestra, mísera y pobre, pero sin pecado”.
Al tomar sobre sí la naturaleza humana,el Hijo de Dios quiso asumir con ella lascaracterísticas naturales de esta humanidady, entre ellas, la pasibilidad y la mortalidad.
4. JESUCRISTO,
PERFECTO DIOS
La Iglesia, desde los primeros tiempos,
confesó con claridad no sólo la Humanidad delSeñor, sino también su perfecta Divinidad.Esta fe es testimoniada por Evangelios: Jesúsaparece mostrando una clara conciencia deque es el Hijo del Padre y, en consecuencia,de que es Dios de Dios.Esta Divinidad aparece también expresadacon fuerza en los escritos paulinos y enlos escritos joánicos, de forma que puede
decirse con toda justicia que la armación de
la divinidad de Jesús es tema fundamentalde todo el Nuevo Testamento. De hecho losevangelios se escriben para suscitar la fe de
que “Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios” (Jn20, 31)

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
drprope liked this
Eríka Cely liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->