Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
30Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La supervisión escolar como un proceso de gestión institucional participativa

La supervisión escolar como un proceso de gestión institucional participativa

Ratings: (0)|Views: 2,578|Likes:
Published by yrisoc
la supervision en Educacion Inical o Preescolar
la supervision en Educacion Inical o Preescolar

More info:

Published by: yrisoc on May 23, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/20/2013

pdf

text

original

 
La supervisión escolar como un proceso de gestión institucionalparticipativa, evaluación crítica e investigación-acción
Marco Iván Vallejo Martínez y Marco Iván Vallejo Corro
 
La evaluación es una actividad implícita y obvia en la labor del inspector o supervisor escolar; sin embargo, ¿qué tipo de evaluación realiza?, ¿bajo los lineamientos de quétipo de racionalidad?, ¿es consciente el supervisor de dicha racionalidad inmersa en supráctica?, ¿el tipo de evaluación que realizan los supervisores es la adecuada?, si no¿cual podría ser una alternativa? Es sobre estas cuestiones y en un intento deresponder a ellas sobre lo cual girará la reflexión que en esta ocasión presentamos.Como punto de partida revisaremos críticamente la normatividad que rige la supervisiónescolar y las principales características de la supervisión escolar que se practicacotidianamente.Posteriormente, con el propósito de encontrar alternativas que reorienten la supervisiónescolar a un proceso de evaluación más útil y de acuerdo con la propuesta pedagógicade la Modernización Educativa, abordaremos a escala internacional lo hecho alrespecto en la reforma educativa española y a escala nacional lo referente al programaestatal de Aguascalientes.Finalmente, bosquejaremos algunos lineamientos encaminados a elaborar unapropuesta que reconceptualice y transforme la inspección escolar hacia un proceso degestión institucional participativa, evaluación crítica e investigación–acción.
Crítica a la normatividad oficialmente establecida para realizar la supervisiónescolar y su práctica cotidiana
La supervisión escolar que actualmente se realiza en las escuelas de educación básicapretende realizarse bajo los lineamientos de Manuales de procedimientos yNormatividad oficialmente establecidos, los cuales se emitieron durante la década delos ochenta, sin que hasta la fecha se hayan reformado o actualizado, a pesar de laimplantación del nuevo Modelo de la Modernización Educativa, lo que establececontradicciones entre los fundamentos teóricos de la mencionada normatividad, lapráctica educativa de los supervisores y los nuevos enfoques pedagógicos.Bajo los lineamientos de la normatividad oficial, la supervisión escolar tiene comopropósito prioritario observar el cumplimiento de la reglamentación administrativa oficialy verificar el correcto desempeño de las labores docentes; de esta manera en lapráctica el supervisor escolar se instituye como un experto, ubicado jerárquicamente enla parte superior de la estructura operativa del subsistema, supuestamente másconocedor de la problemática de las escuelas que quienes la viven propiamente. Estaposición jerárquica se manifiesta al definirlo como un agente capaz de emitir juicios devalor sobre las prácticas cotidianas de un plantel, con base en la "calidad" de formas ydocumentos administrativamente requisitados.Otro punto que resaltamos es que la normatividad establece que el supervisor escolar debe ser un medio de comunicación entre las autoridades educativas y las escuelas,pero es necesario señalar que en la realidad casi siempre el supervisor funge sólo comovía de información del centro a la periferia.De acuerdo con la normatividad, la llamada "supervisión ordinaria instrumental" se debedirigir a seis áreas operativas, que se plantean en el siguiente orden: 1) Organización;2) Planeación; 3) Administración; 4) Docencia; 5) Servicios educativoscomplementarios, antes llamados Asistencia y extensión educativa, y 6) Laboratorios ytalleres. De entrada, el orden en que aparecen estas áreas operativas deja en unsegundo término los aspectos técnico pedagógicos que debe abordar el supervisor. Aeste respecto Guevara Niebla asegura que "la supervisión es una figura irrelevante parael trabajo académico; dado que los supervisores se ocupan más de tareasadministrativas, políticas, sindicales que académicas" 1; cuando obviamente debería deser al revés, dado que el propósito fundamental del subsistema es la educación y por tanto el aparato administrativo, se debería subordinar a éste y no al contrario, como
 
desgraciadamente sucede.En cuanto a los instrumentos para llevar a cabo la supervisión, a manera de ejemplotomamos el cuestionario que se recomienda para la "supervisión" de la planeación yevaluación en el aula. Consideramos que es un instrumento prácticamente obsoleto yaque de las diecinueve preguntas que contiene, sólo dos pueden considerarse abiertas,mientras las demás son categóricamente cerradas con la respuesta opcional de
sí 
o
no
,lo que conlleva a que las respuestas "correctas" sean obvias y no se ahonde encuestiones que puedan evidenciar realmente la práctica docente de los cuestionados.Por ejemplo se pregunta: ¿elabora plan de clases? -
sí 
o
no
; ¿por qué no?, si contestaque sí, que es lo más predecible, ya no se profundiza, dejando de ladocuestionamientos como: ¿qué uso le da al plan de clases?, ¿con base en qué criterioslo elabora?, etcétera.Aun cuando algunos supervisores en esfuerzos voluntariosos e individuales se handado a la tarea de tratar de elaborar mejores instrumentos de evaluación, no se logra deacuerdo a nuestro criterio, debido a que se sigue partiendo de un tipo de "racionalidadconductista y tecnocrática" 2, más preocupada por evaluar los resultados del procesoque por evaluar el proceso mismo y en lugar de crear los instrumentos más eficacespara evaluar, más bien "miden" dichos resultados.En los planteamientos analizados subyacen elementos que definen a la actualsupervisión escolar como un instrumento de fiscalización y control institucional,mediante el establecimiento de puntajes y sanciones y/o reconocimientos, esto espalpable en la sola connotación de "inspector", como oficialmente se denomina el cargo.Con base en las reflexiones anteriores, nos atrevemos a afirmar que existeincongruencia entre las concepciones de lo que es la supervisión o inspección general,y las acciones que se priorizan en su operación; mientras los lineamientos manifiestanque la inspección debe ser "entendida como base fundamental para encontrar lasmejores alternativas de solución y los medios óptimos para subsanar las deficienciasdetectadas en un marco de labor constructiva" 3, la labor cotidiana de los supervisoresescolares se centra en verificar que se cumpla con los requerimientos administrativosde la dirección central y en servir como medio de información de dicha dirección.
Otras formas de conceptualizar la supervisión escolar 
Las preocupaciones en torno a la supervisión escolar se han comenzado a manifestar,en una escala internacional, desde por lo menos una década atrás; en el casoespecífico de España, la Ley de Educación se pronuncia por un modelo de gestiónparticipativa incluyendo a la supervisión escolar4. De acuerdo con esto, el supervisor deberá dejar su posición fiscalizadora, de experto, de asesor orientador y convertirse enun gestor que motive a la planeación y evaluación participativa de la labor educativa. Aeste respecto Roberto Pascual Pacheco5 hace un análisis de lo que esta propuestaimplica; comienza por aclarar que el primer problema está en las diferencias deconcepción de lo que es la "participación" y de cómo se pone en práctica, señala que laparticipación no se consigue con cambios de estructura, sino que es un modo de vivir,es decir, una cuestión de orden cultural, "la cultura de participación" donde estápresente la forma de concebir y valorar las relaciones interpersonales, la comunidad, elgrupo y los problemas.A escala nacional, la producción documental sobre supervisión escolar es mínima, por ello es probable que las acciones dentro del programa estatal de Aguascalientes sean laúnica referencia empírica ubicada en el nivel de educación básica, cercana y actual6.En esta propuesta se plantea el desarrollo de un nuevo modelo de supervisión escolar,que consiste en "transitar de un ejercicio de la supervisión escolar individual y aislado, auno colectivo y colegiado" 7, es decir, consolidar equipos de supervisión de losdiferentes niveles de educación básica, agrupados en una sola zona escolar.Se pugna además por reorientar la función de la supervisión de la vigilancia control auna gestión que intervenga en la planeación estratégica de los servicios educativos queofrece cada zona; se pretende entonces asumir la función de la supervisión comomonitoreo, animación, gestión y evaluación.
 
Las iniciativas anteriores invitan a cuestionar por qué en Jalisco los lineamientos para eltrabajo de supervisión escolar no han sido reestructurados, a pesar de lastransformaciones que a partir de la reforma de la Modernización Educativa ha tenido elSistema de Educación Básica, el hecho es la urgencia de reconceptualizar lasupervisión escolar con base en los cuestionamientos que a su práctica actual se leplanteen, y por tanto actualizar la normatividad respectiva.
Hacia la reconceptualización de la supervisión escolar (propuesta)
Debido a la problemática expuesta, creemos necesario que se cuestione la concepciónactual de supervisión escolar, sus fines y sus estrategias, con la intención detransformar a la supervisión escolar en un proceso de construcción constante, quereconceptualice su función y aspire a comprender e incidir positivamente en suquehacer cotidiano, y en las prácticas educativas de los planteles, dado que, comoseñala Morin, "en educación, eso que estamos haciendo cotidianamente, en nuestrotrabajo, es lo significativo" 8.En este sentido, proponemos encaminar la supervisión escolar hacia una labor degestión institucional participativa y evaluación crítica enmarcadas en proyectos deinvestigación-acción, conceptos que desarrollamos a continuación.
La supervisión escolar como un proceso de gestión institucional participativa
La gestión escolar por la que pugnamos, es un proceso mediante el cual se motiva aparticipar responsable y conscientemente a los principales implicados en la labor educativa, para tomar decisiones que incidan positivamente en la calidad de losservicios que el plantel ofrece. Esto implica rescatar la operatividad de los órganosescolares más importantes, como las academias y los Consejos Consultivos escolares yde ser necesario construir órganos nuevos, más dinámicos y completos, foros donde losparticipantes puedan expresarse libremente y donde se intercambien experiencias conla finalidad de mejorar el desempeño profesional de los implicados, en bien de la labor de la institución.Enmarcado en el tipo de gestión por el cual se pronuncia, el supervisor tendría quedejar su posición de control administrativo y adoptar junto con el director de la escuelauna función organizadora y coordinadora de trabajo escolar, entendiendo la acción deorganizar como "dirigir los esfuerzos dispersos de todas las personas que constituyenun grupo de trabajo hacia la realización de los objetivos fijados en la fase deplanificación" 9.La dirección que implica organizar, se deberá sustentar en un liderazgo cuyo objetivoprimordial sea el interés común de la comunidad escolar.Por otra parte, coordinar, desde esta postura, se equipara con la "sincronización yunificación de acciones de un grupo de personas" 10.En este sentido, el trabajo coordinado se traducirá en la organización armoniosa,ensamblada e integrada de las actividades de la organización en pro de un objetivocomún, en pocas palabras, la coordinación es la organización en acción.Se debe rescatar la función práctica y positiva del proceso de "supervisión",definiéndolo como el seguimiento de las acciones efectuadas durante la ejecución de unproyecto. Mediante la supervisión se podrán detectar las fallas de la organización,establecer las correcciones necesarias y tomar las decisiones pertinentes exigidas por la nueva situación.Sin embargo, estas decisiones no deben ser tomadas unilateralmente, sino que desdela conformación del proyecto se deberá pugnar siempre por la participación de todos losdirectamente afectados, es decir, se requerirá llevar a cabo una "planeaciónparticipativa".Ahora bien, algunas experiencias concretas en el intento de llevar a cabo este tipo deorganización, basada en la labor participativa, han enfrentado serias dificultades y aunfracasado debido a la falta de una sólida conciencia y responsabilidad de losparticipantes; por ello, los órganos directivos de la institución deberán pugnar, primero,por promover una cultura de participación.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->