Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Bosques

Bosques

Ratings: (0)|Views: 573 |Likes:
Published by RamonMNSS

More info:

Published by: RamonMNSS on May 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/13/2010

pdf

text

original

 
reportaje
limáti
tra el ambi
en l lbcñ si d alcz s lib un culi bll cn lclnmin glbl. L Fundción Más Ábls y l ms umvilísicVlkswgn dslln n sus is l yc BluMin, uniniciiv in n nus ís qu cnsis n ln 150.000 ábls(ncins, s, ciss, sbls, sbins, ins, nbs, sns...) cmns ls misins d Co2 gnds  l cividd indusil.
tx:
Jaquim M. Pujals
Fgí:
Alfs Rríguez
Barreras veres
3 %
Un sufci d 1.534.542 hcás dmss sls, s dci un 3% d dl ii ncinl, s dió n nusís n ls ñs 1987 y 2000. D lls,70.000 hcás s cnviin n znsifcils d imsibl cución.
100
mies
es l núm d ábls qu l FundciónMás Ábls (F+á) y l ms MdsNbls d l Si dl Sgu (MNSS)ndn ln n cu ñs n l vnc dl dsi n esñ.
20.000
a xcción d ls ds úlims ñs, nesñ s hn ducid n l úlimdécd un mdi nul d 20.500incndis sls, l qu h suusun édid d cc d 150.000 hcáscd ñ. L myí u cusddicmn  l hmb.
tAlA contRolAdA
trncs d inscrds n l sirrLirl d Cluñ.Sgún l rgnizciónWWF/adn, esñsól cnsrv l 20%d sus bsqusriginls. L lindiscriminddurn sigls cbócn grn r d lriquz frsl.
 
El PREcIo dE lA ModERnIdAd
el rzd y l mlición d un crrr rvinciln l sirr d alcrz hn rvcd l l d ml-rs d muchs ñs d nigüdd. el cs s rin muchs rs zns d nusr ís.
Cultivos, áreas industriales y urbanase infraestructuras de todo tipo han atomizado nuestros bosques hasta convertirlos en masas aisladas
S
e atribuye al geógrafo ehistoriador griego Es-trabón (siglo I a. de C.)la afirmación de que, ensu tiempo, una ardillapodía cruzar toda la península Ibéri-ca sin pisar el suelo, tal era la espesu-ra de los bosques que cubrían su te-rritorio. Hoy, nuestro roedor no iríamuy lejos. Cultivos, áreas urbanas eindustriales e infraestructuras de to-do tipo han atomizado nuestras ma-sas boscosas, convirtiéndolas en ar-chipiélagos totalmente aislados.Para ser justos, la deforestaciónhabía empezado muchísimo antesde que naciera Estrabón (quien, porotra parte, nunca llegó a pisar la Ibe-ria que con tanto detalle describió).La tala y quema sistemática de losbosques peninsulares comenzó yaen el Neolítico, cuando nuestros an-tepasados empezaron a desarrollarla agricultura y la ganadería y a con- vertir las forestas en praderas dondepracticar estas actividades.El carácter urbano y la intensa ac-tividad agrícola, minera y comercialde la civilización romana dieron ungran impulso al proceso. Sus conti-nuas guerras ayudaron lo suyo: seestima que para levantar la cerca conla que asediaron Numancia se corta-ron 36.000 árboles, a sumar a losusados para construir dos campa-mentos, 300 torres y 400 catapultas y a la leña para cocinar y calentar a60.000 legionarios durante nuevemeses. Así que, a la caída del imperio(siglo V), los bosques debían cubrirya apenas la mitad de la Península.El uso durante siglos
 
de la maderacomo material de construcción y dela leña y el carbón como únicos com-bustibles acabó con cientos de millo-nes de árboles. Pero el ingeniero demontes Alberto Ayuso identifica tresfactores clave de nuestra historia quedispararon la deforestación: “LaMesta, la Marina y las desamortiza-ciones”. Respecto a la primera, quetanto enriqueció a la Corona de Cas-tilla, más de 84.000 km de vías pe-cuarias y unos diez millones de ove- jas vagando por ellas en busca depastos durante los siglos XVI y XVIIexplican la desaparición de inmen-sas extensiones arboladas. La expan-sión imperial convirtió en tablasmuchísimos más troncos: las 1.200picas de cinco metros de cada unode los Tercios españoles habían sidoantes doce hectáreas de fresnedas.Pero la construcción de la gran flotaque debía asegurar las comunica-ciones y la defensa de las nuevastierras conquistadas se llevó la pal-ma. Según los cálculos del historia-dor alemán Erich Bauer, las 300.000toneladas de los barcos de la marinaespañola de mediados del siglo XVIse sacaron de seis millones de árbo-les, que cubrían unas 120.000 hec-táreas de montes.Un solo galeón podía requerir12.000 árboles (robles para el casco,hayas para el interior, pinos para lasarboladuras, fresnos y olmos para lascureñas de los cañones). Y el cente-nar de naves de la Armada Invenci-ble se hizo con un millón de troncosque acabaron en el fondo del mar opudriéndose en las costas británica eirlandesa. Hagan cuentas.
dEStRUccIÓnMEcAnIZAdA
trbs d limizdl sbsqu nl Sirr Lirl Cln,dsinds  fcilirl l srir( l izd, rrib).
 
Según la FAO, somos el segundo país del mundo donde más creció lasuperficie forestal de 2000 a 2005. Hay más bosques, pero de peor calidad
BRotES dE vIdA
Vris ngls crcnn ls lncinsqu MNSS in n lsirr d alcrz(albc). Divrssmrss buscncmnsr linvibl imcmdimbinl d sucividd lnndnuvs mlrs.
Alto RIESgo
Ds imágns dgriculur innsiv(sbr ss líns).arrib: l us innsivd ss limind sibilidd dfrilidd d lszns fcds.esñ sufr un srirblm ddsrificción.
REtoÑoS SolIdARIoS
jun Sgur, rsnsbl dlnción d Mdrs Nbls dl Sirr dl Sgur (MNSS), bsrvls árbls dl rycBluMin d Vlkswgn.
E
spaña es el país más árido de Europa. Según el Programa de AcciónNacional contra la Deserticación, aprobado por el Gobierno el pasa-do verano, un 2,03% del territorio sure un “riesgo muy alto”de conver-tirse en un erial; para un 15,82% el peligro es “alto”y para otro 19,20% es“medio”. La ONU considera que un 6% del país ya ha surido un deterioro“irreversible”. Además de toda la mitad sur, la costa mediterránea, las islasCanarias, el valle del Ebro y la meseta norte son las zonas más aectadaspor este cataclismo medioambiental. La deorestación es sólo una de lascausas del problema, junto con la sobrexplotación de los recursos hídri-cos, la agricultura intensiva, el sobrepastoreo, los incendios y la ocupaciónmasiva del territorio por parte del negocio inmobiliario.
E esier ambié aaza
Grandes áreas de Cataluña,
 
Ara-gón, Burgos, Soria, Cuenca, las sie-rras de Guadarrama, Cazorla y Se-gura, de los montes vascos y cán-tabros fueron arrasadas para poderdominar los mares. Los bosques quesobrevivieron tendrían que hacerfrente todavía al impacto del grancrecimiento demográfico de los últi-mos siglos y a las desamortizacionesde finales del XIX, que pusieron enmanos privadas siete millones dehectáreas de montes públicos y de laIglesia, el destino de buena parte delas cuales fue el hacha.Aunque en el siglo XVIII se toma-ron las primeras medidas para pro-teger los bosques de la tala indiscri-minada, las grandes repoblacionesno llegarían hasta bien entrado elXX. Durante el franquismo se refo-restaron tres millones de hectáreas,aunque no con los criterios ambien-tales que hoy serían admitidos. Másque bosques, se plantaban cultivosde árboles, con frecuencia de espe-cies no autóctonas de crecimientorápido. Millones de eucaliptos cu-brieron los montes gallegos, asturia-nos y cántabros, mientras los pinosradiata, originarios de California, seadueñaron de los vascos.Según datos de la Agencia Euro-pea del Medio Ambiente, Españaperdió entre 1987 y 2000 una super-ficie de 1.534.542 hectáreas de bos-que (un 3% del total del territorio, y un 6,57% de su área forestal). Deellas, 70.000 pasaron a convertirse enzonas artificiales, lo que hizo irrever-sible su pérdida. Con la salvedad deunos últimos dos años especialmen-te benignos, España ha venido su-friendo en la última década una me-dia de 20.500 incendios forestalesque se han llevado por delante unas150.000 hectáreas anuales, comoapuntan los informes de WWF/Adena. La mayoría fueron causadospor el hombre, y sólo uno de cadamil responsables acaba en los tribu-nales, según denunció la organiza-ción Greenpeace.Y pese a todos estos datos, y aun-que pueda parecer paradójico, “lasuperficie forestal aumenta de ma-nera espectacular, debido principal-mente al éxodo rural que se ha expe-rimentado durante los últimos 50años”, según revela el responsable dela campaña de Bosques de Green-peace, Miguel Ángel Soto. Hay unaregeneración espontánea de loscampos abandonados –especial-mente en Aragón y las dos Castillas–a la que se suman las reforestacionesy las plantaciones de madera.El Tercer Inventario Forestal Na-cional del Ministerio de Medio Am-biente (1997-2007) identificó la exis-tencia de 18 millones de hectáreas demonte arbolado (cifra que no inclu-ye la superficie forestal sin árboles).En el anterior balance (1986-1996)fueron 14 millones. Eso supone unos6.874 millones de
 pies
mayores(troncos de diámetro superior a 7,5cm a una altura de 1,30 metros), quehabían sido 4.675 millones en el se-gundo estudio. Y 10.778 millones de
 pies
menores, frente a los 7.676 mi-llones del anterior censo. Las regio-nes con más árboles son Galicia,Cataluña y Castilla-León. Según laFAO (agencia de la ONU para laagricultura y alimentación), Españaes el segundo país del mundo (trasChina) donde más aumentó la su-perficie forestal entre 2000 y 2005,con 296.000 hectáreas anuales.Hay más bosques,
 
pero son depeor calidad. “Todos estos datosmezclan churras con merinas, por-que una plantación de madera no eslo mismo que un bosque”, advierteMiguel Ángel Soto. España sólo con-serva el 20% de las masas forestalesoriginales, apunta WWF/Adena. Debosque viejo, apenas tocado por elhombre, queda menos del 1% con-centrado en el Pirineo navarro, ara-gonés y catalán (como los hayedosde Irati y Hecho, o el abetal de la Ma-ta de Valencia). Y sólo el 6% del pa-trimonio forestal se gestiona de ma-nera sostenible.
P
or suerte, cada vez hay 
más ejemplos de lo contrario.En la sierra de Alcaraz,
 
al su-roeste de Albacete, se está ganandouna batalla contra la desertificaciónque amenaza ya a un tercio de la pe-nínsula Ibérica. Decenas de miles dearbolillos asoman tímidamente so-bre un paisaje adusto y desolado queun día estuvo cubierto de bosques.Pese a hallarse en la confluencia delas cuencas de cuatro ríos –Guadal-mena, Guadiana, Júcar y Segura– y recibir 600 litros de lluvia por metrocuadrado al año, se trata de un entor-no devastado por la aridez y la ero-sión, causadas por siglos de actividadhumana. Y precisamente por ello fueel lugar elegido para iniciar un pro-yecto ejemplar. Parte de estos árbo-les, plantados con métodos de agri-cultura ecológica, están destinados ala producción sostenible de maderasde calidad. El resto, la gran mayoría,servirán para recuperar las tierras y el paisaje de este territorio fronterizoentre Castilla-La Mancha y Andalu-cía que fue el menos poblado de Eu-ropa. Y todos van a capturar CO2 dela atmósfera para contribuir a la lu-cha contra el calentamiento global.

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
jaranjo liked this
mamademanuela liked this
epdysuarez liked this
Pablo Hernandez liked this
galaxtin liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->