Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
SINDROMES GERIATRICOS -> Futura Médica

SINDROMES GERIATRICOS -> Futura Médica

Ratings: (0)|Views: 1,931 |Likes:
Published by futuramedica

More info:

Published by: futuramedica on May 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/27/2013

pdf

text

original

 
Síndromesgeriátricos
 
C
 APÍTULO
13
143
Introducción
El término de geriatría se incorpora a la terminologíamédica hacia el año 1909, fecha en la que I. L. Nas-cher publica en el New York Medical Journal un artícu-lo titulado: «Geriatrics: The diseases of the old age andtheir treatments», solicitando una medicina específicay distinta de la tradicional para la mejor atención de lospacientes ancianos. Sin embargo, la medicina geriátri-ca moderna surge en Gran Bretaña en torno a 1935de la mano de la doctora Marjory Warren, cuando fuedestinada al West Midd-Lessex Hospital encargándo-se de la asistencia del adyacente hospita-asilo de lospobres a los que diagnosticó, evaluó y rehabilitó comopudo, logrando metas no sospechadas que no pasa-ron inadvertidas por sus colegas. La doctora Warrenen una de sus publicaciones, en 1946, sobre ancianosy pacientes crónicos incapacitados decía:«No hay duda en absoluto que estos pacien-tes han sido inadecuadamente tratados en elpasado y con frecuencia continúan recibiendouna atención insuficiente y escasa, si es que reci-ben alguna, en una atmósfera que pierde la com-prensión con su edad y condición. La profesiónmédica, habiendo tenido éxito en la prolongaciónde la vida del hombre, no debe seguir fallando enasumir su responsabilidad con el anciano enfer-mo o que se vuelve débil. Se necesita urgente-mente un cambio en la actitud del cuidado y tra-tamiento de los enfermos crónicos». Algunas ideas, hoy consideradas obvias, en suépoca fueron revolucionarias, tales como que la vejezno es una enfermedad, que es esencial hacerdiagnósticos concretos en los ancianos, y que el repo-so prolongado en la cama puede ser peligroso.El término de
manejo inadecuado
en la asistenciade los ancianos incluye aspectos diagnósticos yterapéuticos, y según Salomon (1988) se producecuando en el paciente anciano concurre alguna de lassiguientes circunstancias:Diagnóstico médico incompleto.Sobreprescripción de medicamentos.Infrautilización de la rehabilitación.Pobre coordinación entre servicios que imposi-bilitan la continuidad de cuidados.Institucionalización inadecuada.Por lo tanto, la medicina geriátrica poseerá carac-terísticas que aseguren: el diagnóstico médico com-pleto (valoración geriátrica integral), tratamiento inte-gral (médico, funcional, psicológico y social),coordinación mediante niveles asistenciales quegaranticen la continuidad de cuidados, así como lasupervisión de los ancianos institucionalizados. Estametodología de trabajo ofrece un tratamiento alpaciente anciano que se ajuste a sus necesidades enfunción de la fase del proceso patológico que presen-ta.Desde la perspectiva de la atención médica diaria,la curva demográfica muestra con claridad que lapráctica médica del futuro estará muy vinculada con lageriatría. La inquietud derivada de la epidemia delenvejecimiento proviene de dos factores principalmen-te: los números y los costes. Si bien la gran cantidadde cuidados médicos que utilizan los ancianos parecedesproporcionada, hemos de considerar que granparte del aumento de los gastos derivan de los formi-dables avances en la tecnología médica diagnóstica yterapéutica. Disponemos de herramientas potentes ycostosas y, por lo tanto, estamos cosechando los fru-tos de nuestro propio éxito. Si no tenemos en cuentaesta premisa en la manera que se proporciona aten-ción médica al anciano, prolongaremos su vida a costade su discapacidad. Actualmente la geriatría es una disciplina científica-mente consolidada, y la presencia de temas geriátri-cos, tanto en el ámbito clínico como asistencial, eshabitual en numerosas publicaciones internacionales,tanto de nuestra especialidad como de otras especia-lidades clínicas y de Atención Primaria. La denomina-da
geriatrización de la Medicina
es un hecho real enlos países desarrollados, quedando reflejado en lastasas de consumo de recursos sanitarios por parte deeste grupo poblacional, obligando, por un lado, a lasinstituciones a adaptarse a las nuevas necesidades deeste gran consumidor y, por otra, a los profesionales
JUSTIFICACIÓN, CONCEPTOE IMPORTANCIA DE LOSSÍNDROMES GERIÁTRICOS
Carmen Luengo MárquezLeonor Maicas MartínezM.ª José Navarro GonzálezLuis Romero Rizos
 
que les prestarán asistencia a mejorar su cualificaciónprofesional para prestar más calidad a sus pacientes.El envejecimiento poblacional abre grandes retos enlas sociedades que acogen a los ancianos, si el enve- jecimiento es la consecuencia de los grandes logrossociales y sanitarios en los países envejecidos, se ini-cia el reto de «dar calidad a la cantidad» de años con-seguidos.Conseguir una buena asistencia sanitaria a nuestrospacientes ancianos hace necesario el conocimiento de:La heterogeneidad de la población mayor de 65años: anciano sano, anciano enfermo, ancianofrágil y paciente geriátrico.Las peculiaridades de las enfermedades en losmismos: presentaciones atípicas de las enfer-medades.La fragilidad como marcador de vulnerabilidaden las personas mayores.Pluripatología y polifarmacia: varias enfermeda-des pueden afectar a distintos órganos o siste-mas relacionados o no entre sí. Se ven favore-cidas por algunos factores: alteración de lacapacidad de mantener constante el mediointerno, interacción de unos sistemas con otros,largos períodos de latencia de muchas enfer-medades hasta hacerse sintomáticas, alteracio-nes inmunitarias y yatrogenia. El aumento delconsumo de fármacos que suele ser conse-cuencia de lo anterior y, en ocasiones, inevita-ble, siendo frecuente la yatrogenia.Tendencia a la cronicidad y frecuente incapaci-dad: alta prevalencia de enfermedades crónicasy degenerativas, que originan dependencia consobrecarga de los cuidadores y alto porcentajede institucionalizaciones.Pronóstico menos favorable de las enfermeda-des: éstas asientan en un organismo con menorreserva funcional y capacidad de respuesta aestresores externos, no justificando la abstinen-cia diagnóstica y el tratamiento oportuno, ya quecomprobamos a diario que un enfermo biendiagnosticado y tratado responde mejor de loque esperaríamos.Dificultades diagnósticas y terapéuticas: tantolas actitudes diagnósticas como terapéuticasen geriatría deben guiarse por el binomio ries-go/beneficio siempre buscando este último,teniendo en cuenta la opinión del anciano ysiempre tras una correcta valoración geriátricaintegral que justificará el realizar o no determi-nadas medidas diagnósticas o terapéuticas.Mayor utilización de recursos sanitarios: los ancia-nos son grandes consumidores de recursos sani-tarios.Lademandahospitalariasecaracterizapor:• Tasa de ingresos hospitalarios doble al de lapoblación general, siendo el triple el del colec-tivo mayor de 80 años.• Prolongación de la estancia hospitalaria enmuchos casos ligados a la mayor dependen-cia y yatrogenia en estos pacientes.Gran número de reingresos.Mayor necesidad de rehabilitación: las causasde deterioro funcional en un anciano puedenser: múltiples, acumulativas e interactivas; sien-do, por otra parte, en este grupo poblacionaldonde con más frecuencia inciden enfermeda-des discapacitantes. Uno de los objetivos de lageriatría será el mantenimiento de la autonomíay la función a través del uso de la rehabilitaciónprecoz que formará parte del plan global de tra-tamiento integral del anciano.Necesidad frecuente de utilización de recursossociales: en el anciano con frecuencia la apari-ción de enfermedad hace emerger o agravaproblemas sociofamiliares.Frecuentes problemas éticos: en toma de deci-siones diagnósticas y terapéuticas en los esta-dios finales de la vida, alargamiento de la vidade forma artificial en ausencia de un testamen-to vital del individuo, incapacitaciones legalesen personas con demencia...Como especialistas en geriatría, nuestra formaciónen síndromes geriátricos deberá dar respuesta a lademanda asistencial de nuestros pacientes, y a la vezserá lo suficientemente documentada como para sercapaces de realizar una labor docente si así se requie-re por otros profesionales sanitarios.
Síndromes geriátricos:un reto en la asistencia geriátrica
El viejo aforismo senequiano de «la vejez es en sí misma enfermedaha planeado desde siempresobre el campo de la gerontología, y aunque la moder-na gerontología confirma el carácter fisiológico delenvejecimiento humano, también es cierto que lacaída de la vitalidad condicionada por el envejeceraumenta la vulnerabilidad del anciano a padecer enfer-medades e incapacidades. El envejecimiento seráfisiológico cuando cumpla parámetros biológicosaceptados para los distintos tramos de edad y man-tenga la capacidad de relación con el medio social, yserá patológico cuando la incidencia de enfermedadaltere dichos parámetros biológicos y dificulte las rela-ciones sociales.La Organización Mundial de la Salud (OMS) definela salud como «un estado en el que existe una situa-ción óptima de bienestar físico, mental y social y nomeramente como una ausencia de enfermedad»; estadefinición adquiere en geriatría un relieve especial al
144
TRATADO
de
GERIATRÍA
para residentes

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->