Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Carl Schmitt - El concepto de lo político

Carl Schmitt - El concepto de lo político

Ratings: (0)|Views: 41|Likes:
Published by unapocacosa
Carl Schmitt - El concepto de lo político
Carl Schmitt - El concepto de lo político

More info:

Published by: unapocacosa on Aug 09, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/09/2013

pdf

text

original

 
 Actcapköh Bücher 
Carl Schmitt
EL CONCEPTODE LOPOLÍTICO
1932
 
 Actcapköh Bücher 
EL CONCEPTO DE LOPOLÍTICO
Texto de 1932 con un Prólogo y tres Corolariosde Carl Schmitt
 
Traducido de la edición de 1963 por Dénes Martos
 
INDICE
COROLARIOS
 Corolario 1:Sinopsis de los distintos significados y funciones del concepto de la neutralidad delEstado en materia de política interior (1931).Corolario 2:Sobre la relación entre los conceptos de guerra y enemigo (1938).Corolario 3:Sinopsis de las posibilidades y elementos del Derecho Internacional norelacionados con el Estado.
 A la memoria de mi amigo August Schaetz de Munich, caído el 28 de Agosto de 1917 durante el ataque a Moncelul 
.
 
 
 Actcapköh Bücher 
Prefacio
 
Esta nueva versión del escrito sobre "El Concepto de lo Político" contiene el texto original ycompleto de la edición de 1932. En el Epílogo de 1932 se destacaba el carácter estrictamentedidáctico del trabajo y se resaltaba expresamente que todo lo que aquí se dice acerca delconcepto de lo político debe entenderse como "el encuadramiento teórico de un problemainmensurable". En otras palabras: se trataba de establecer un marco para determinadascuestiones científico-jurídicas, a los efectos de ordenar una temática enmarañada y para hallar la estructura de sus conceptos. Este trabajo no puede comenzar con definiciones esencialesatemporales. Por el contrario, se inicia con criterios; tanto como para no perder de vista a lamateria y a la situación. Principalmente se trata en esto de la relación y de la contraposiciónde los conceptos de estatal y político por un lado, y de guerra y enemigo por el otro, a losefectos de entender su contenido informativo para este campo conceptual.[1] 
El desafío
 El área de referencia de lo político cambia constantemente, de acuerdo a las fuerzas y a las potencias que se combinan o se separan a fin de imponerse. Aristóteles obtuvo de la antigua polis especificaciones de lo político diferentes a las del escolástico medieval que hizo suyas las formulaciones aristotélicas de un modo textual y que, sin embargo, tenía ante sus ojos algocompletamente distinto — específicamente, la oposición entre espiritual-eclesiástico ymundanal-político — es decir: una relación de tensiones entre dos Órdenes concretos. Cuandola unidad eclesiástica europea se quebró en el Siglo XVI y la unidad política resultó destruida por guerras civiles cristiano-confesionales, en Francia se llamó politiques justamente aaquellos juristas que, en la guerra fratricida de los partidos religiosos, propugnaron al Estadocomo una unidad superior y neutral. Jean Bodin, el padre del derecho público e internacionaleuropeo, fue uno de esos típicos políticos de aquellos tiempos. La parte europea de la humanidad ha vivido hasta hace poco en una época cuyos conceptos jurídicos habían sido formados completamente desde el Estado y que había tomado al Estadocomo modelo de unidad política. La época de lo estatal está ahora llegando a su fin. Sobre estohuelgan las palabras. Con ello, termina toda esa superestructura de conceptos relacionadoscon el Estado que una ciencia jurídica pública e internacional eurocéntrica construyera a lolargo de cuatrocientos años de trabajo intelectual. Se destrona al Estado como modelo deunidad política; al Estado como portador del más sorprendente de todos los monopolios, puntualmente: el monopólio de la decisión política; esta obra maestra de las formas europeas ydel racionalismo occidental. Pero sus conceptos se mantienen, incluso y hasta como conceptosclásicos. Naturalmente, la palabra clásico suena hoy mayormente ambivalente y ambigua, por no decir: irónica. Realmente, existió un tiempo en el cual tuvo sentido equiparar los conceptos de estatal y político. El Estado clásico europeo logró algo completamente inverosímil: crear la paz en suinterior y excluir a la enemistad como concepto jurídico. Logró poner a un lado el desafío oreto que era una institución del derecho medieval; logró poner fin a las guerras civilesconfesionales de los Siglos XVI y XVII, conducidas por ambas partes como guerrasespecialmente justas; y logró instaurar en el interior de su área a la paz, a la seguridad y alórden. Es sabido que la fórmula "paz, seguridad y órden" sirvió como definición de la policía.En el interior de un Estado así, realmente ya sólo hubo policía y no política; a menos que sequiera denominar política a las intrigas cortesanas, a la rivalidades, a las frondas, a losintentos de rebelión de los malcontentos y, en suma, a las "interferencias". Un empleosemejante de la palabra política, naturalmente, también es posible y sería una disputasemántica el discutir sobre si ello es correcto o incorrecto.[2]Sólo hay que tener presente queambas palabras, tanto política como policía, provienen de la misma palabra griega polis.Política en un sentido elevado, la alta política, en aquellos tiempos era solamente la política

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->