Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
0Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Efectos de Sonido

Los Efectos de Sonido

Ratings: (0)|Views: 85|Likes:
Published by HECTORVINOMAMANI

More info:

Published by: HECTORVINOMAMANI on Aug 09, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/09/2013

pdf

text

original

 
1
LOS EFECTOS DE SONIDO
Orson Welles le comentaba a alguien que alababa las cualidades de la televisión: " ¡Ah, pero en la radiola pantalla es mucho más amplia!" He aquí el primer y máximo hecho que uno debe tener en cuentaantes de aventurarse en el mundo del sonido. La radio es un arte visual.En la radio, los sonidos son la acción visual. Es fácil decir al oyente, que una persona camina por lacalle, cuando se camina en el estudio sobre un rectángulo de cemento. Eso incluso se debe decir con elsonido, ahorrando a la noble palabra función tan pedestre.Decir, todavía, que una persona camina
tristemente
 por la calle,
pensando
en la muerte de su madre,es tarea que el sonido sólo difícilmente podría realizar (sería de intentarlo como ejercicio, usandofiltros, eco y música adecuada). Pero, en resumen, para esto existen las palabras.Los sonidos por otro lado, son un mundo divertidísimo y un recurso valioso en la sonorización pero, por desgracia, la radio innumerables veces olvida la terrible fuerza que el sonido tiene, si se le sabemesurar y utilizar del modo adecuado. De ahí la necesidad primordial de desarrollar nuestro arsenalsonoro y nuestra capacidad de "leer" en las cosas más insignificantes, los sonidos, los más insólitos, losque la lógica nunca podrá ver. Por ejemplo, un pañuelo puede ser una paloma en vuelo o un trueno puede ser una hojalata agitada en estudio.Hay que tener oídos de micrófono. Hay que escuchar como escuchan estos aparatos raros que no tienencerebro y por lo tanto, censura: oyen lo que es y no lo que nuestro oído selectivamente capta. Oyen loque es y no lo que quisiéramos que fuera. Quizás parezca una desventaja, pero ésta es un arma deinfinitas posibilidades. El micrófono es microscopio y telescopio, si aprendemos a utilizarlo bien.Pero hablemos del sonido en general originado en cintas, discos o grabados en el estudio mismo. Eneste caso, pensamos en la cantidad de imágenes que evocan el chirrido de una puerta, el abatir de lasolas del mar, o del silbato del tren a media noche. Esta es nuestra cantera: la imaginación humana.Una imagen bien visualizada es mejor que mil palabras. Un sonido eficaz y oportuno en radio,televisión, cine o teatro, es más descriptivo que toda una narración.La radio es un medio privilegiado, capaz de evocar sentimientos e imágenes abstractas, (en radio podemos hablar de la vejez en oposición a un simple viejo, mientras que en cine, teatro o televisión, unviejo puede describirse perfectamente a sí mismo, pero qué difícil le resulta hablar abstractamente,visualmente, de la vejez).
Los efectos de sonido en vivo
En este capítulo quiero concentrarme principalmente en la producción de sonidos en el estudio, en loque me gusta llamar:
 
2
El
Gabinete del Doctor Caligari.
Este es su laboratorio. De aquí, pueden salir los sonidos másinsólitos, desde el vuelo de un moscardón, al sonido de los motores de un reactor, las campanas de unacatedral o el evocativo sonido de la ducha de una virgen en su baño matinal.Existen discos y cassettes de efectos especiales, pero, su adquisición no está al alcance de todas lasemisoras, principalmente de las pobres cenicientas educativas a las que tenemos que ayudar. Muchomás que eso, no siempre los sonidos grabados pueden cumplir con los fines deseados. La posibilidad de
participación
que el sonido en vivo tiene, es de un valor insustituible: el poder de integrarse a laacción misma, interpretando sincronizadamente cada momento del guión.Como ejemplo supongamos una pareja en un "lando", en animada conversación. El guión la marcacomo amistosa y romántica al principio, en discusión después, de nuevo regreso a la charla amable.Será lógico suponer que la intensidad emotiva de la conversación será transmitida por el conductor, através de las riendas, del caballo que tira del carruaje. Su paso variará igualmente, según el estado deánimo de los personajes. Disponiendo de sencillos y adecuados materiales, como pueden ser dosmedios cocos y una caja con cascajo, el encargado de los efectos sonoros puede "sincronizar" su trucajea la intencionalidad y emoción de las voces. El efecto emocional es enormemente mayor y el costo entrabajo, tiempo y dinero infinitamente menor.Recuerdo que en una de mis clases en CIESPAL, una alumna argentina, Nora, tenía planteado el problema de terminar la adaptación de un cuento con un grito de la empleada, al descubrir un monstruoen la almohada, en el célebre cuento de Quiroga. Cualquier intento, efectuado en directo por voces decompañeros, no llenaba a satisfacción los deseos de Nora. Al fin,
logró el efecto con un grito musicaladecuado.
El sonido, particularmente, permite que el guión se haga visual. Pero discos y cintas de efectos sonoros,son demasiado caros para las pequeñas emisoras no comerciales, que cumplen una labor educativainsustituible en nuestro continente. De ahí el valor enorme del Rincón de Sonidos.Antes de entrar en detalles, permíteme algunos consejos: usando un cassette con micrófono aparte, (nolos de micrófono incorporado, que producen sonidos de mala calidad), tú mismo puedes en los fines desemana grabar sonidos de ambientes. Por ejemplo, lado A de un cassette, un riachuelo, lado B, pajaritos. Lado A del segundo cassette, lluvia, lado B, un carro en marcha.Así se va organizando un archivo de sonidos continuos con duración de media hora cada uno. Otroconsejo: busque tener en su estudio cables largos. Si cerca de su emisora hay una escuela y en el guiónhace falta bulla de niños jugando, el cable llevará el micrófono hasta la ventana abierta y entoncesusted tendrá niños en vivo por el tiempo necesario. Lo mismo ocurre con ruidos que uno tiene a travésde la ventana. Tráfico, gallinas o los sonidos deambiente que existan alrededor de la radio o del estudio.Aprenda a hacer un anillo. Se trata simplemente de copiar en una cinta un efecto grabado en disco (engeneral muy corto) y unir las dos puntas para que corra continuamente por la cabeza de reproducciónde la grabadora. Los dos extremos de la cinta al ser empatados deben tener el mismo nivel de calidad
 
3
sonora para no escucharse saltos en la grabación. Copie el sonido indefinidamente en un cassette, o por el tiempo necesario, que el anillo seguirá reproduciendo eternamente.Una vez más, en un curso que contaba con una consola, una grabadora y dos micrófonos, conseguimossacar guiones ¡lustrados; sin la posibilidad de cintas, cassettes o discos de efectos, nos vimos obligadosa realizar (y salió muy bien) la grabación de los sonidos que queríamos en la calle y en el campo, enuna grabadora de cassette. Después, en el estudio, pusimos los fonos del cassette muy cerca de uno delos micrófonos, logrando así los sonidos del mar, río, truenos, con calidad aceptable. Esto es siemprefactible con sonidos indistintos y continuos como los mencionados anteriormente.Como se puede ver, la imaginación están poderosa que permite saltar cualquier obstáculo que se presente en la producción y más aún cuando hay carencia de equipo. Conozca su estudio mejor que austed mismo: puertas, sillas, alfombras, pueden salvar un texto.Cierta vez en Holanda, sonorizando una novela educativa llamada "El niño y el Electrón", tuvimos el problema de ilustrar el momento en que la mente del niño, en estado de coma, se acopla al campomagnético del electrón y viajan por la corriente eléctrica. La corriente la consiguió con un clip al rozar con la base de un ventilador. El problema vino cuando, al salir de la corriente baja de la casa, los dosatraviesan un transformador y caen en la corriente de alta tensión. La alta no fue problema, pues el cliprozó ahora no con la base sino con las aspas, para acrecentar el sonido. Pero el transformador mederrotó. Luego miré la puerta del estudio, que era gruesa y de metal, además tenía picaporte metálico,aquí vino la idea: puse eco a los micrófonos y golpeé el picaporte con fuerza. Conseguí el efectodeseado.Cuando camine por la calle, pare en los vertederos de basura para
ver
qué puede
oír
en alguno de losmateriales allí abandonados. Usted empezará a pensar como
"manipulador"
de
"efectos sonoros"
 porque los elementos más preciosos que se pueden almacenar en un taller de sonido (papel, aluminio,delgadas planchas de hojalata, un viejo resorte o un trozo de fleje) son basura, materiales de desecho para muchos y de valor para su trabajo.Hay cualquier cantidad de sonidos específicos que pueden lograrse con estos materiales, de los que puedes obtener los efectos más insospechados.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->