Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Entrevista Ficticia a Malick

Entrevista Ficticia a Malick

Ratings: (0)|Views: 66|Likes:

More info:

Published by: Gema Gonzalez Santos on Aug 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2013

pdf

text

original

 
1
 
“No soy el hombreque parece”
 
Una verdadera entrevista ficticia a Terrence Malick 
 
 Por Malditos Cinéfilos *
Su cine posee cuatrodimensiones que no suelen mencionarse enel análisis crítico de suobra: amor, género, frontera e historia.
 
El cine de T. Malick posee cuatro dimensiones queno suelen mencionarse en el análisis crítico de su obra:amor, género, frontera e historia.
 
Es cine de amor. Pocos filmes relatan una historiaamorosa tan conmovedora como la que describe
 El Nuevo Mundo
. En dos mundos separados, no articulables, una
especie de Romeo y Julieta tratan de vivir un amor al tiem- po posible e imposible. Los otros filmes de Malick propo-nen también ideas sobre el amor. Los personajes de
 MalasTierras
no cambian, no maduran, no tienen identidad;
otras veces sí – 
 El Nuevo Mundo
-
pero en ambos casos soncapaces de construir esa relación subjetiva, anormal, im- probable, comprometida y erótica que es el amor, aunqueel sexo apenas está presente. Adán y Eva sin un paraíso enel que vivir.
 
Es cine de género. Toda película pertenece a un gé-nero cinematográfico y la que no lo hace se incluye en lasobras que, por experimentales o raras, han querido huir deellos. Una obra de género tiene una ordenación reconoci- ble de su estructura narrativa, lo que produce experienciasrelacionadas y similares de película en película. La origi-nalidad de Malick se mantiene pese a ser bélicas, de gáns-ter,
roadmovies
o históricas. Son de género y al mismo
tiempo son barrocas, complejas, poéticas y dotadas de unalibertad tal que supera esas clasificaciones y se conviertenen independientes. Así,
 La delgada línea roja
más que ci-ne antibélico es una película de “anticine antibélico”.
 
Es cine de frontera. Sus películas describen personasdesarraigadas, seres inexplicables e inexplicados, propiosde lugares fronterizos e inestables. Toda la obra de Malick 
 Premiado en Berlín, San Sebastián y Cannes es considerado uno de los directo-res más importantes de la historia del cine. Seis películas en treinta años: Ma-las tierras (1973), Días del cielo (1978), La delgada línea roja (1998), El Nue-vo Mundo (2005), El árbol de la vida (2011) y la última estrenada en España en
2013, To the wonder.
 
 
2
 
describe tierras extremas, abiertas a otras posibili-dades de vida, aunque no siempre sean buenas.Sus personajes no tienen pasado o les resulta indi-ferente. Fronteras, frescura, ingenuidad, violenciay maldad. Realiza un cine que no es optimista pe-ro sí esperanzado.
 
Es cine histórico. Sorprende la historia deépocas significativas en EEUU vista con los ojosde Malick. Con la llegada del Imperio Británico alas costas americanas comienza la colonización planteada como un conflicto entre los que quierendomesticar la naturaleza y los nativos que convi-ven en armonía con ella. Otra de sus películasmuestra el cambio en EEUU tras la Primera Gue-rra Mundial, la segunda industrialización. Es lallegada de la técnica, de la máquina, del humo,del resplandor de las fundiciones, de la gran talade los bosques y, sobre todo, del ferrocarril, de lasfábricas y de las ciudades. Presenta la huida alcampo, en busca de la arcadia perdida y que hasido destruida. Se impone el sistema latifundista,mano de obra al servicio de creación de riqueza para unos pocos. Una lucha que, pese a todo, no puede destruir el paisaje colosal, idealizado, con-vertido en un protagonista más de la historia. Altiempo muestra una imagen idílica de los grandio-sos paisajes americanos, en la hora mágica, justoantes del atardecer o cubiertos de nieve o con lacosecha madura.
 
La época de la Segunda Guerra Mundialestá narrada por unos soldados americanos perdi-dos en una isla del Pacífico Sur que no entiendende razones de Estado. Mientras, los nativos conti-núan disfrutando de su entorno natural, como tes-tigos pasivos. Una guerra dirigida por mandosque sólo persiguen éxito, promoción en medio delsufrimiento humano. Lejos de ennoblecer a loshombres, T. Malick los convierte en perros san-grientos y les envenena la sangre. Eso es
 La del- gada línea roja
...
 
En
 Malas Tierras
se plasma la década de
los años 50 y una sociedad americana sumergidaen la previsible crisis posbélica. Los jóvenes seconvierten por primera vez en protagonistas acti-vos de la historia, usando una violencia sin senti-do. Describe hechos reales teñidos con tintes épi-cos, casi un cuento de hadas, de héroes y rebeldessin causa y engrandecidos por los medios de co-municación masivos que emergen ya como prota-gonistas de la vida americana. Como toda “roadmovie”, el vehículo es el medio para un viaje ini-ciático que permite dejar atrás una vida anodina
(“no debería salir con alguien que recoge la basu-
ra”) para acabar siendo un héroe rodeado de cadá-veres abandonados y de cámaras.
 
T. Malick nos habla del desarrollismo, delliberalismo, de las grandes ciudades americanascomo símbolo de EEUU, con sus rascacielos“high tech”. Sustituye la vista del cielo, de lasmontañas, por el “skyline”. Y otra vez, la ruptura,el fracaso emocional, la culpa, la soledad delhombre moderno y la búsqueda de lo natural através de la propia existencia. Es el origen de lahumanidad, de preguntas sin respuestas. Estamosante
 El árbol de la vida
.
 
“Dualidad” de Ana Estefanía
 
 
3
 
P.
-
El amor siempre está presente en suspelículas, contenido, como si tuviera un ciertopudor para representarlo en sus personajes.¿Es el amor un tema central para usted?
 
R.
-
El amor es todo y está en todo. Es untema delicado, exige cuidado, atención, respetoy cierta contención. De
 Malas tierras
se ha di-
cho que es una historia de amor trágico. Preten-día saber si se trataba de dos héroes incompren-didos o de dos malvados. Refugiados el uno enel otro ¿era eso amor? En otras, en
 Días del cielo
 
y en
 El nuevo mundo
, las mujeres se encuentran
con su amor dividido entre dos hombres ¿es elamor una elección? Y luego están los otros amo-res: maternales, en
 El árbol de la vida
; la amis-
tad, en
 La delgada línea roja
… Sí, mis películashablan de amor.
 
P.
-
¿Qué supone que las mujeres de suspelícula sean las que mantienen el amor y lamentira?
 
R.
-
Las mujeres sostienen y muestran elamor y el desamor, son la rutina y la estabilidadnecesarias para la vida. Y como viven inmersasen la contradicción de la existencia a veces hande mentir porque en ocasiones la mentira es unaforma superior de amor. Son lo más ajeno e in-comprensible que podemos experimentar. Siem- pre estamos buscándolas, persiguiéndolas, inclu-so, aunque parezca que no las tengamos en cuen-ta y sólo notemos su ausencia cuando no están.
 
P.
-
Familia y educación. En sus filmesdañan, curan... ¿la familia es un problema?
 
R.
-
La familia, la sangre, ata, crea obliga-ciones, como le recuerdan a la princesa en
 El nuevo mundo:
“Lo primero es tu pueblo, ante-
 ponlo a tu corazón”. Pero cuando falta el cuida-do amoroso de los padres, las personas están in-defensas, marginadas, desarraigadas, como se veen
 Días del cielo
. Un abandono aun más extre-
mo se observa en
 Malas tierras
. Y luego está la
otra parte, esto es, la responsabilidad que sientenlos padres por la educación de sus hijos. Ese pe-so que lleva al padre en
 El árbol de la vida
aexigirles que sean algo en la vida, que no se rin-dan: “no digas no puedo sino me está costando,aún no he acabado…” una exigencia sin fin yque, representado en el hijo mayor, pasa delamor al odio. Difícil esta contradicción.
 
P.
-
¿Qué es para T. Malick la pro-piedad?
 
El hombre y la mujer vienen al mundodesnudos y todo lo que necesitan para vivir  puede ser dado y bendecido por la naturale-za. Nosotros no hemos creado nada material,solo cosas inmateriales. Y no todas buenas.La codicia es una creación humana y es ellala que nos lleva a la acumulación excesiva deriquezas que aboca a la guerra. El mundo lodirigen los que tienen mucho más de lo quenecesitan; los otros son precisamente los quese desangran en los campos de batalla.
 
P.
-
En sus películas presenta una natu-raleza idealizada…
 
R.
-
(interrumpe) todo lo que la naturaleza puede ofrecernos es información, inspiración, no prescripción.
 
“La cosecha” de Ana Estefanía
 
 El amor es todo y está entodo. Es un tema delicado,exige cuidado, atención,respeto y ciertacontención
 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->