Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Revista ALBOAN 64

Revista ALBOAN 64

Ratings: (0)|Views: 16 |Likes:
Published by ALBOAN

More info:

Published by: ALBOAN on Aug 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/19/2014

pdf

text

original

 
ReportajeEmergencia humanitaria en elEste del CongoArtikuluaUna mirada al voluntariado
   N  e  g  u  a
              /
   I  n  v   i  e  r  n  o  •   2   0   1   2
64
zbk.
 
Dirección
 José Ignacio Eguizabal
Coordinador de Publicaciones
Zigor Uribe-etxebarria
Fotografías
Archivo
 ALBOAN
yJRS CongoMaquetación e impresiónGertu Inprimategia, OñatiDepósito LegalBI-1386-96Revista impresa en papel reciclado 100% libre de cloro
 ALBOAN
es una ONG promovida por la Compañíade Jesús, que trabaja por la solidaridad entre los pueblos.Herrien arteko elkartasunaren alde lan egiten duen Fundazioada
 ALBOAN
.
 Jesulagundiak sortu eta bultzatzen du.
emergencia humanitaria en eleste del congouna mirada al voluntariadoboluntariotzaberriak 
reportajeartículo
christophe renders sj
elkarrizketa
somos áfrica
346813
reflexión
1114
editorial
A
urkibidea
 
Cuando todavía degustábamos el buen sabor de la esperan-za que nos llega desde Colombia, las noticias que nos llegandesde el este de Congo hacen que despertemos del sueño.Es necesario seguir trabajando por la paz. Para la familia AL-BOAN, este conflicto africano nos resulta extraordinariamen-te cercano. De la mano del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS),hemos estado acompañando a las víctimas de este conflictodesde 1996. Hablamos de una violencia estructural, nacidade la codicia que despiertan los recursos naturales de la re-gión y cuyos principales frutos para la población son la muer-te y la pobreza. Este es uno de los ejemplos más claros deldesprecio a la dignidad humana mostrado por el resto de lahumanidad.Nuestros compañeros Mateo Aguirre y Marcos Ibáñez llevandías haciéndonos llegar desde la frontera ruando-congolesael testimonio del horror y la esperanza. Horror, por las viola-ciones de derechos humanos a personas que ya los sufrie-ron en el pasado, y esperanza, por el trabajo que lleva a ca-bo el JRS junto a estas personas. Es momento de acompañarel sufrimiento y paliar los más graves efectos del conflicto.Nos centraremos en atender las necesidades más urgentes,facilitando la llegada de alimentos a la población expulsada-una vez más- de los campos de desplazados, y recuperar,lo más rápidamente posible, la normalidad en los servicioseducativos que el JRS ofrece a los niños y niñas de las fami-lias desplazadas. África nos habla por medio de millones de testimonios. Las personas desplazadas, junto con tantas otras víctimas de con-flictos o de sistemas económicos y políticos que les exclu-yen, son ejemplos de resistencia al sufrimiento. Su capacidadde trabajar por el desarrollo y el avance de sus países es unejemplo para la humanidad. ALBOAN también acompaña es-tos esfuerzos no lejos de la zona de conflicto, con los campe-sinos y campesinas de Burundi con los que trabaja la organi-zación INADES. Son cooperativas locales que agrupan a mi-les de familias en la búsqueda de un futuro mejor.Como hemos señalado en anteriores boletines, son tiemposdifíciles para la cooperación internacional. Mientras que mu-chas personas siguen manteniendo su esfuerzo solidario in-dividual, las instituciones públicas “ahorran” en cooperación. Argumentan, de forma inmoral, que hay que optar por
nues- tra 
 pobreza, pues no podemos con todo. Pero, ¿acaso las per-sonas desplazadas por el conflicto en Congo no son “
nues- tras 
”? Lo que desde luego sí es nuestro es el coltán que lle- van nuestros móviles, que es la principal causa de su desgra-cia.No podemos aceptar el argumento que nos invita a elegir en-tre pobres, pues esconde la incapacidad de nuestra socie-dad y sus instituciones para tomar decisiones basadas en laética y captar recursos dónde estén disponibles –paraísos fis-cales, por ejemplo–, poniéndolos a favor de quienes más losnecesitan.
Somos África
E
ditorial

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->