Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mujeres Indígenas de las Américas Rumbo a Cairo+20

Mujeres Indígenas de las Américas Rumbo a Cairo+20

Ratings: (0)|Views: 309 |Likes:
Primera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de
América Latina y El Caribe
Montevideo, Uruguay
12 - 15 agosto, 2013
Primera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de
América Latina y El Caribe
Montevideo, Uruguay
12 - 15 agosto, 2013

More info:

Published by: Centro de Culturas Indígenas del Perú on Aug 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/28/2013

pdf

text

original

 
 
MUJERES INDÍGENAS DE LAS AMÉRICAS RUMBO A CAIRO +20Primera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y El Caribe
Montevideo, 12
15 agosto 2013
“Al considerar las necesidades de los indígenas, en
materia de población y desarrollo los Estados deberíanreconocer y apoyar su identidad, su cultura y susintereses y permitirles participar plenamente en la vidaeconómica, política y social del país, especialmente en lo
que afecte a su salud, educación y bienestar” 
 
Principio 14
Programa de Acción de la CIPD,1994
Las organizaciones integrantes del Enlace Continental de Mujeres Indígenas de lasAméricas - ECMIA, teniendo en cuenta la realización de la Primera Reunión de laConferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y El Caribe yel proceso Cairo +20, nos pronunciamos al respecto, con el ánimo de contribuir a laconstrucción de una Agenda Post-2015, que garantice el ejercicio pleno de losderechos humanos, los derechos individuales y colectivos de quienes integramoslos pueblos indígenas;
1.
 
Desde la adopción del Programa de Acción de Cairo 94, los Estados en nuestraregión han tratado de cumplir con lo afirmado en el Principio 14;
Bases para la Acción 6.21, 6.22, 6.23
con sus objetivos 6.24 y medidas 6.25; 6.26 y 6.27; elCapítulo IX sobre la Distribución de la Población, Urbanización y MigraciónInterna, el subcapítulo A numerales 9.9; el subcapítulo B en el acápite 8.12 sobre laSupervivencia y Salud de los niños y el Capítulo XIII Salud, Morbilidad y Mortalidaden su numeral 8.5.
 
Después de 20 años es preciso señalar que los esfuerzos no hansido lo suficiente para cumplir con lo comprometido.Del mismo modo, los contenidos de la Declaración de la Organización de lasNaciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el Convenio 169 dela OIT, los dos Decenios de los Pueblos Indígenas, además de la Celebración del DíaInternacional de los Pueblos Indígenas creado por la ONU, ha generadoobligaciones y compromisos internacionales de los Estados para el avance en elreconocimiento de los Derechos de los pueblos indígenas, fortalecidos yevidenciados con recomendaciones específicas durante los últimos 12 años desesiones del Foro Permanente.2.
 
Los pueblos y mujeres indígenas concebimos la salud en todos los planos, en elcorporal, espiritual, en nuestro entorno y en nuestros sentimientos. Desde lospueblos y mujeres indígenas, los aspectos prioritarios en el reconocimiento dederechos, están relacionados con la búsqueda de la garantía para acceder a una
 
 
salud física, espiritual y mental que abarque el entorno donde se puedadesarrollar, donde se pueda gobernar y donde se garantice plenamente la vidadigna y de las futuras generaciones a través del derecho al consentimiento previo,libre e informado sobre todos los aspectos que atañen a nuestras vidas y la denuestra Madre Naturaleza, la Pachamama, por ello el derecho al territorio, comoun derecho colectivo y de salvaguarda de la biodiversidad, la vida y la salud, es unanecesidad prioritaria e irrenunciable y expresión del goce de los derechos tantocolectivos como individuales.3.
 
Saludamos los avances en la implementación de políticas de salud, donde loshombres, mujeres, jóvenes, niños/as y mayores encuentren servicios amigables,receptivos, respetuosos y de calidad, con profesionales que comprendan yrespeten las diferencias brindando un trato digno y humano, por lo cual se hacenecesario profundizarlas, transformarla de experiencias y prácticas institucionalesy darles sostenibilidad.4.
 
El sistema de salud intercultural sensible a las necesidades de las mujeres, niñez,juventud y mayores indígenas es todavía agenda pendiente, lo que demandaademás, tomar en cuenta las capacidades y aportes de las/os médicas/os indígenasy de sus conocimientos, armonizando para ello los sistemas biomédicos con lossistemas medicinales indígenas.5.
 
Los avances en la disminución de la mortalidad materna son mucho más lentosentre las mujeres, adolescentes y jóvenes indígenas de las zonas más alejadas ennuestros países. Por lo tanto, la voluntad política debe evidenciarse no sólo en lalegislación y las normas, si no también en el destinar presupuestos específicos parael desarrollo y formación de los profesionales de salud, la infraestructura,equipamiento y adecuación de los espacios de atención, acompañado demedicamentos apropiados y al alcance de las/os usuarios.6.
 
Las mujeres indígenas y jóvenes de las organizaciones integrantes del ECMIA,hemos realizado esfuerzos para insertarnos en el proceso Post Cairo. Superandobarreras, prejuicios, racismo y discriminaciones históricas y estructurales, dentroy fuera de nuestra propia cultura y sociedad, en alianza con el UNFPA hemosaportado a la disminución de la mortalidad materna en las comunidades,perdiendo el t 
emor al “señor de la posta médica” y las prácticas médicas frías y
despersonalizadas. Del mismo modo, con la CEPAL hemos aprendido acomprender la importancia de los indicadores, porcentajes, estadísticas y suutilidad como herramienta para nuestra incidencia. Nos hemos juntado enseminarios entre indígenas y servidores de salud para construir los conceptos desalud intercultural, compartiendo avances de México, Guatemala, Colombia,Bolivia, Paraguay, Perú, Ecuador, Panamá y Chile. Por ello, realizar accionesejerciendo nuestro derecho de participar en el diseño de políticas y programas,haciendo vigilancia ciudadana, garantizará mayores y mejores resultados.7.
 
Las mujeres indígenas tuvimos la oportunidad de impulsar procesos dearticulación, de capacitación, de información para responder a lasrecomendaciones hechas en nuestro IV Encuentro Continental (Lima, abril 2004),respondiendo al alto índice de embarazos adolescentes identificados como una
 
 
gran barrera para el desarrollo educativo y personal de las adolescentes, quedandola tarea del fortalecimiento de este proceso y apoyar acciones de efectomultiplicador para que los indicadores de embarazos y deserción escolar bajenconsiderablemente.8.
 
Las violencias, el feminicidio, la pobreza, la baja calidad educativa, el desempleo yla no participación política de las indígenas, no son visibles en las estadísticas ni enlos estudios. Por lo tanto, la ausencia de datos desagregados acerca de niñas,jóvenes y mujeres indígenas afectadas, no permite diseñar políticas específicaspara erradicarlas y superarlas.
Aportes para la Agenda Post 2015
 
Instamos a todos los Estados de nuestra región a reafirmar su compromiso con losacuerdos del Plan de Acción Cairo 94, con la firme decisión de superar las brechasexistentes en los diversos aspectos, niveles y actores en nuestras sociedades.
 
Que la formulación e implementación de políticas para los pueblos, mujeres,jóvenes y mayores indígenas cuenten con nuestra participación en todos losaspectos, incluyendo el monitoreo y vigilancia.
 
Que se consideren los derechos humanos y en especial los derechos de las mujeresindígenas, en todos los programas y políticas de desarrollo de los países,incluyendo el incremento de los presupuestos que permitan generar acciones deempoderamiento como un mecanismo para lograr la autonomía plena de lasmujeres indígenas y no ser objeto de violaciones de nuestros derechos.
 
Los Estados tienen la obligación de proteger y garantizar el más alto nivel de saludintercultural que contemple los derechos sexuales y reproductivos y la saludmaterna de las mujeres indígenas como parte fundamental del derecho a la salud.
 
Respetar los derechos de las mujeres, la juventud, la niñez y la adultez de lospueblos indígenas en lo referido a la tierra y territorio, su soberanía alimentaria, laconsulta previa libre e informada y todo aquello que afecta sus vidas incluyendosus derechos sexuales y reproductivos.
 
Que los Estados cumplan definitivamente con la recopilación y análisis de datoscualitativos y cuantitativos desagregados en los programas de censos yestadísticas nacionales, tomando en consideración las especificidades de lospueblos y mujeres indígenas, respetando los acuerdos, los tratados, convenios, laDeclaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas,efectivizando acciones concretas para su cumplimiento.
 
Que sean reconocidos en los sistemas de salud los conocimientos ancestrales,respetando la cosmovisión de los pueblos indígenas y sin discriminar los aportesque realizan sabios y sabias que contribuyen en gran medida a mejorar la calidadde vida de las mujeres indígenas.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->