Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
FERRATER MORA, JOSÉ - DICCIONARIO DE FILOSOFÍA-2

FERRATER MORA, JOSÉ - DICCIONARIO DE FILOSOFÍA-2

Ratings: (0)|Views: 55|Likes:
Published by razorio

More info:

Published by: razorio on Aug 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/15/2013

pdf

text

original

 
ILU
a la vez que tomar precau-ciones para no ser engañados por ella"(A 297 / 
Β 354). La
ilusión trascen-dental es "natural" e "inevitable",cuanto se apoya en principiossubjetivos que aparecen como si fue-sen objetivos.ILUSTRACIÓN, siglo o época delas luces son los nombres que recibeun período histórico circunscrito, engeneral, al siglo y que, como re-sultante de un determinado estado deafecta a todos los aspectos dela actividad humana y de la reflexión
filosófica. La Ilustración, que se ex-
tendió particularmente por Francia,Inglaterra y Alemania, se caracterizaante todo por su optimismo en el po-der de la razón y en la posibilidad dereorganizar a fondo la sociedad a basede principios racionales. Procedentedirectamente del racionalismo del si-
glo y del auge alcanzado por
la ciencia de la Naturaleza, la épocade la Ilustración ve en el conoci-miento de la Naturaleza y en sudominio efectivo la tarea fundamen-tal del hombre. Por eso convienenhasta cierto punto a la Ilustracióncaracteres opuestos a los usados paradescribir el romanticismo (v. ). LaIlustración no niega la historia como
un hecho efectivo, pero la considera
desde un punto de vista crítico yestima que el pasado no es una for-ma necesaria en la evolución de laHumanidad, sino el conjunto de loserrores explicables por el insuficien-te poder de la razón. Por esta acti-tud de crítica, la Ilustración no sos-tiene un optimismo metafísico, sino,como precisa Voltaire frente a Leib-niz, un optimismo basado única yexclusivamente en el advenimientode la conciencia que la humanidadpuede tener de sí misma y de suspropios aciertos y torpezas. Fundadaen esta idea capital, la filosofía de laIlustración persigue en todas partesla de realizar semejante
 desiderátum:
en la esfera social ypor el "despotismo ilustra-do"; en la esfera científica y filo-sófica, por el conocimiento de laNaturaleza como medio para llegara su dominio; en la esfera moral yreligiosa, por la "aclaración" o "ilus-
tración" de los orígenes de los dog-
mas y de las leyes, único medio dellegar a una "religión natural" igualen todos los hombres, a un deísmoque no a Dios, pero que lorelega a la función de creador o pri-mer motor de la existencia. Sin em-bargo, la confianza en el poder dela razón no equivale exactamente alracionalismo entendido como en el si-glo la Ilustración subraya, jus-tamente, la importancia de la sensa-ción como modo defrente a la especulación racional,pero el de la sensaciónno es sino un acceso distinto haciauna realidad que se supone, en elfondo, racional. Por eso ha dichoacertadamente Cassirer que la razóntal como es entendida por los "ilustra-dos" del siglo no posee la mis-ma significación que la razón talcomo fue empleada por los filósofosdel siglo En el la razón erala facultad por la cual se suponíaque podía llegarse a los primerosprincipios del ser; de ahí que su mi-sión esencial fuese descomponer locomplejo y llegar a lo simple parareconstruir desde él toda la realidad.En otras palabras, el deles una deducción de principiosque no están fuera, sino dentro delalma, como "ideas innatas". En elen cambio, la razón era algohumano; no se trataba, dice Cassirer,de ideas innatas, sino de una facul-
tad que se desarrolla con la expe-
riencia. Por eso la razón no era parala Ilustración un principio, sino unafuerza: una fuerza para transformarlo real. La razón ilustrada iba delhecho al principio (y no a la inver-sa); más que un fundamento era un"camino" que podían recorrer enprincipio todos los hombres y queera, por supuesto, deseable que to-dos recorriesen. En este sentido ge-neral y con la reserva de sus consi-derables divergencias, la Ilustraciónes representada en Francia por losen Inglaterra, porlos sucesores del sensualismo deLocke, los y los deís-tas; en Alemania, por la llamadapopular". La tendencia uti-litaria de la Ilustración resalta par-ticularmente en su idea de la filoso-como medio para llegar al dominioefectivo de la Naturaleza y comopropedéutica indispensable para lareorganización de la sociedad. La
tendencia naturalista se refleja en el
predominio dado al método de cono-cimiento de las ciencias naturales.La tendencia antropológica se deriva
911
ILU
del interés superior despertado porel hombre y sus problemas frente alas grandes cuestiones de orden cos-mológico. Por este boquete pudo sersuperado desde sí mismo el natura-lismo de la Ilustración a beneficiode un mayor conocimiento de lapeculiaridad de lo humano y delo histórico, sin que en la conside-ración de éste se abandonara la acti-tud crítica apuntada. Laentendida en un sentido muy gene-ral, como concepción del mundo másbien que como filosofía o doctrinasocial o puede ser concebidacomo una constante histórica, comouna forma espiritual que se mani-fiesta asimismo, con más o menosferencias, en otros períodos de lahistoria. En este sentido Spenglerefectúa una comparación morfológi-ca de la Ilustración del Setecientoscon la sofística griega, el período delas sectas y en lacultura árabe y los sistemas
 y
budista en la India.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->