Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Aerosol Verdeamarelho

Aerosol Verdeamarelho

Ratings: (0)|Views: 317 |Likes:
Published by Lopecito Lpdt

More info:

Published by: Lopecito Lpdt on Aug 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/15/2013

pdf

text

original

 
Marcelo Fébula, en Río de Janeiro 
 Aerosol Verdeamarelho 
Cuando en marzo viajé a Santiago de Chile para el Gran Premio Latinoamericano, la llave paraconfiar en la propuesta del pibe que me ofrecía taxis en el aeropuerto fue preguntarle si sabía quiénes eran elBeto Acosta y Pipo Gorosito. Aquí en Río de Janeiro también apelé a la fórmula azulgrana, pero en este casopara romper el hielo con el chofer 
.
  Apenas estoy en el exterior del aeropuerto me sale un morocho al encuentro. -¿Taxi? Detrás él hay cinco o seis
motoristas
que también parecen esperar mi respuesta. Claro, no hay muchosarribos a las 00:20. Es hora de empezar a tropezar con el idioma. -Sí, pero un momento por favor. Voy a fumar un cigarrillo. Me miran. No parecen haber entendido hasta que prendo un pucho. Ahí cada uno vuelve a su auto ycomienzan a hablar desde sus posiciones, con lo que el barullo en la medianoche casi desierta es notable. Aeropuerto Internacional Antonio Carlos Jobim. Bien por los brasileros, menos militares y curas y más artistaspopulares bautizando lugares públicos importantes. Al cabo agarro la valija dando a entender que ya estoylisto. Subo a un Chevrolet y recito la dirección del hotel. El chofer me mira y se queda en silencio. No habloportugués pero tengo algunas cosas estudiadas. -¿Você é um torcedor de Flamengo ou Fluminense? -¡Tricolor! ¿E você? -Eu sou um fã do San Lorenzo de Almagro, o berço do mais carioca dos argentinos, Narciso Doval. O DiaboLoiro. -¡O Diabo Loiro! ¡Grande jogador de Flu e Fla!  Ahora que rompimos el hielo repite la dirección que acabo de darle, levanta el pulgar, y arranca. No es queestuviera parado, es que ahora arranca de verdad. Es el hermano de Ayrton Senna. Cuando sale delaeropuerto comienzan a sonar muy fuerte una alarma seguida por la advertencia
“ 
atenção, monitores de
radar” 
que, aunque vamos con los vidrios cerrados, no tengo dudas deben escucharse desde afuera, inclusoa unos metros de distancia. La voz también le anuncia la velocidad máxima permitida en el lugar que vatransitando, pero el tipo nada, sigue a fondo persiguiendo al puntero y pasándole bastante cerca a losrezagados. En las curvas hay que agarrarse para no rebotar contra las puertas. Alarma y advertencias
 
suenan durante todo el recorrido, apagándose sólo en los semáforos. La llegada al hotel sólo fue una paradaen boxes. Pit-stop. El viaje nocturno sólo me permitió intuír la ciudad velozmente, pero en la mañana del sábado seempieza a revelar en toda su dimensión. Voy al encuentro de mi amigo gaúcho Mário Rózano. Lo encuentroen Avenida Atlántica, viene de leer el diario deportivo, una especie de Olé brasilero, tomando agua de cocoen uno de los característicos kioskos de la playa. Hacemos escala en una agencia de apuestas para retirar los programas (la reunión empieza 13:30 pero tres horas antes ya hay catedráticos estudiando yescolaseando), y ponemos rumbo a la Villa Hípica de La Gávea. Es de calles más estrechas y menos arboladas que la de San Isidro, tal vez con alguna semejanza enla arquitectura de sus boxes. Por lo demás, el clima es el habitual, se sabe que los burreros somos una razaque no conoce fronteras. En la oficina de un entrenador amigo de Mário hay una animada reunión. Trainers,capataces, peones, veterinarios, periodistas, burreros rasos. Entre sanguchitos y gaseosas con hielo secomentan detalles del gran mitin que comenzó el día anterior con tres clásicos listados y llegará hasta ellunes. Luego de recorrer algunos boxes vamos a otro stud, donde su gente nos muestra los créditos de lacasa, contándonos detalles de la vida de cada uno. Da para quedarse todo el día recorriendo caballerizas,pero nos vamos hasta un remate de SPC en training que se celebra en otra parte del mismo predio y está enpleno desarrollo. En lo alto el rematador va manejando las cifras mientras varios empleados que flanqueanlas tablas donde se exhibe el ejemplar le pegan un grito cuando reciben ofertas del público. El estruendogeneral es impresionante, pero a juzgar por la actitud de los asistentes, totalmente normal. Al mismo tiempo,en diversas pantallas se emiten carreras del caballo que se remata y se refleja en cifras la marcha de lasubasta al compás que marca el hombre del martillo. Cuando se cierra una operación, alguna de lasespectaculares empleadas que revolotean por el lugar se encarga de hacer firmar los documentos alcomprador. En la mesa a la que hemos sido invitados, un veterano entrenador y ex jockey ganador deestadísticas compra un ejemplar que llevará a competir en Porto Alegre. Terminada la subasta salimos para el hipódromo junto a Duílio Berlleze, un propietario brasilero muysimpático que durante el breve viaje nos cuenta que en Argentina es hincha de Banfield y gran admirador de
O Nene
Sanfilippo. Otra vez la azulgrana acompañando. Entramos por el lado de la tribuna oficial. Es unescenario de entorno imbatible en el que sobresale el imponente cerro Corcovado en el fondo de la recta, conla pista principal de césped y la alternativa de arena. Por su amplitud, se trata de uno de los hipódromossudamericanos construídos más al estilo europeo que al norteamericano. Pero de todas formas el trazado noes tan largo como los de San Isidro o Palermo, y las carreras de mil metros deben correrse en diagonal. La
 
arbolada redonda de exhibición detrás de la tribuna oficial merece un párrafo aparte. Debe ser es una de lasmás hermosas del mundo.  Antes de entrar en materia, compartimos el almuerzo con Thomaz Florez da Cunha, otro burrerogaúcho que ha dicho presente en la gran fecha del turf brasilero. La primera cita jerárquica de la reuniónsabatina de diez carreras es el GP Joao Adhemar e Nelson de Almeida Prado GIII 1600 mts que se lleva por un cuerpo y medio la potranca Energía Fribby, 13.40 a ganador. A continuación uno de los platos fuertes de la jornada: el GP Major Suckow GI 1000 mts. Definen enemigo y favorito del totalizador. En ese orden seimpone el representante del stud Alvarenga Desejado Put (Put it Back y Super Duda) por un cuerpo sobre layegua Bottega, igualando el récord
de 54’32” para los cinco furlongs de la pista diagonal carioca. El programa
sigue en el alto nivel con la inmediata disputa del GP Roberto e Nelson Grimaldi Seabra GI 2000 mts. Ganapor varios y en gran actuación la tordilla de cuatro años Estrela Monarchos (Monarchos y Dance Fever), aquien tengo la suerte de fotografiar dentro de la pista. Por aquí se estila que el ganador ingrese a un sector muy cercano a la redonda sólo para luego volver a salir, ya empilchado con la manta del vencedor, paraprestarse a las fotografías y saludar al público. También se abre una puerta por donde los presentes en latribuna oficial pueden acceder a la pista. Se cierra la ceremonia con la tradicional fotografía del vencedor flanqueado por gente de su entorno, y la entrega de premios.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->