Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
PEDAGOGIA DE CUERDAS ALTAS

PEDAGOGIA DE CUERDAS ALTAS

Ratings: (0)|Views: 570|Likes:
Published by violincito

More info:

Published by: violincito on Jun 04, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/06/2012

pdf

text

original

 
PEDAGOGIA DE CUERDAS ALTAS 
Lateralidad: el eslabón perdido
por Juan Krakenberger
http://www.j-krakenberger.orgPáginas de Pedagogía para Cuerdas
* Traducción de su artículo publicado en la edición abril 2007 de laprestigiosa revista"The Strad", la mejor del mundo en materia deinstrumentos de cuerda. La revista ha querido introducir algunos cambios enla redacción, para conformarlo a las exigencias de su formato, y se hanagregado citas de literatura en idioma inglés en torno a la lateralidad y elviolín, pero el contenido propiamente no ha sufrido ninguna modificación.
 Muchos violinistas y violistas se preocupan para superarnuestra
simetría innata
, debido a las diferentes tareas quedebemos realizar con nuestros brazos. Es lógico, entonces,que la pedagogía de cuerdas altas deba vencer este obstáculo,y por ello
Ivan Galamian
-que tenía el problema muypresente- inventó hace más de medio siglo su ejercicio deescalas sobre tres octavas, con seis diferentes ritmos y otrostantos esquemas de ligaduras.Este ejercicio nos enseña cómo podemos trabajar
inconscientemente
con un brazo mientras nos concentramos
conscientemente
sobre el otro, una destreza indispensableque debemos adquirir ya que no nacemos con ella. Pero estono ha de eliminar nuestra simetría y este artículo trata sobre
cómo podemos usarla con ventaja, vía lateralidad.
Con este escenario como fondo ¿qué diría usted, así, a primeravista, si le dijera que
la soltura de la muñeca derecha juega unimportante papel en una afinación sensible a través de losdedos de nuestra mano izquierda
?Probablemente, suinmediata reacción sería decir que eso son cosas separadas yno tienen ninguna relación entre sí. Bueno, lo que mepropongo demostrar es que
sí existe una conexión
, quetiene que ver con lateralidad y nuestra innata simetría.Los diccionarios normales no suelen incluir la palabra
"lateralidad"
. Para encontrarla, hay que consultardiccionarios científicos, donde sí figura, sobre todo desde hace
 
unos 20-30 años. Y si recurrimos a un buscador en Internet,tenemos más de 100.000 citas en castellano y 912.000 eninglés, la mayoría de ellas refiriéndose a artículos escritossobre el tema. Es un hecho que el progreso científicoalcanzado durante el último medio siglo, en materias talescomo
fisiología y neurología
, ha sido muy importante; y aque el dominio de instrumentos musicales, sobre todo el violíny la viola, tiene raíces en la complicada conjunción de cuerpo ymente, la moderna pedagogía de cuerdas altas es unaconsecuencia de lo que así hemos aprendido.Mi primera noción sobre la
conexión derecha-izquierda
dela cual trata todo esto me vino a través de
un alumno zurdo
,que era torpe pisando las cuerdas. Todos hemos visto algunavez a un zurdo escribiendo. Tuercen su muñeca lateralmente,para poder controlar por lo menos algo de lo que acaban deescribir. Esta torsión inmoviliza la muñeca, y como lo tuvieronque hacer todos los días desde temprana edad, esto produceun cierto trauma permanente que interfiere cuando se toca elviolín, donde tal torsión no es necesaria –al contrario,
unamuñeca inerte, suelta y derecha es indispensable.
¿Perocómo entrenar soltura de esta muñeca, si se supone que estéinerte? Fue ante este problema que me acordé de lo que habíaleído sobre lateralidad. El hecho que ratas diestras podían serinducidas en el laboratorio a convertirse en zurdas, yviceversa, me había impresionado. Y fue por ello que
empecéa entrenar la muñeca derecha del alumno muyintensivamente
para conseguir mayor soltura, trabajandocon ahínco el ejercicio 29 del Op. 2 Nº3 de Sevcik, y ademásarpegios sobre las cuatro cuerdas con acción de muñeca,exclusivamente. Después de algunas semanas de esterégimen, la afinación mejoró, los dedos de la mano izquierdaadquirieron mayor flexibilidad, y la torpeza originaldesapareció completamente.Pero esto es sólo parte de la historia.
¿Qué tiene que ver lasoltura de la muñeca izquierda con una buenaafinación?
Quisiera empezar diciendo que yo distingo entreuna
afinación correcta
y una
afinación sensible
. Laprimera da la nota correctamente, pero tal vez un pelínalejado del sitio preciso donde se producen vibraciones ensimpatía, ya sea con el propio instrumento, ya sea con sonidosexteriores. Cuando esto sucede,
el sonido mejora
, es másrico y redondo: es justamente a eso que quisiera llamarafinación sensible.Pues bien
¿qué hace falta para producir afinación
 
sensible?
Evidentemente, es una cuestión de destreza, queconsiste en una soltura de la mano izquierda tal que las puntasde los dedos se tornen sensibles a sensaciones de retorno(
feedback 
), pudiendo percibir –subliminalmente– quévibraciones vuelven desde la cuerda. Dicho sea de paso, estapercepción de sensaciones también produce endorfinas, y si elalumno es capaz de sentir esto, se está en el buen camino: elser humano tiene un apetito insaciable por endorfinas y seafanará en buscar más sensaciones de este tipo, adquiriendoasí una afinación sensible.
¿Qué debemos hacer para que las puntas de los dedosse tornen sensibles?
La respuesta es sencilla: sin solturainterior de la muñeca izquierda, y a pesar de su postura inerte,tal sensibilidad no se ha de dar en las puntas de los dedos.Uno puede probar esto de forma sencilla en uno mismo: tansolo hace falta comparar la sensibilidad de las puntas de losdedos con la muñeca dura o con una muñeca suelta, y ladiferencia es notable.El próximo paso es simple:
entrenar a la muñeca derecha
para que adquiera la mayor soltura, cosa queautomáticamente sobrevendrá para la izquierda, y esto a suvez mejorará la sensibilidad en las puntas de los dedos. Y esde esto que trata esta historia.Para corroborar todo esto, echemos la vista para atrás.Empecemos con la manera de tocar el
violín barroco
. Enaquella época, los músicos, con sus arcos cortos, poco vibratoy bastante reverberación acústica, debían conseguirvibraciones en simpatía para obtener un sonido bueno, y estoexigió, evidentemente, una afinación impecable. Pues bien, simiramos como usan el arco, nos damos cuenta que hay muchaactividad de muñeca, más que con el arco moderno francés. Osea, que esta precisión fue obtenida en su tiempo con muñecasuelta, por músicos competentes, por supuesto.Dos siglos más tarde, maestros como
Auer
y
Sevcik
cuidaroncon esmero la cuestión de soltura de la muñeca derecha. Dehecho, hicieron un excelente trabajo, sin ciencia, solamente através de conocimientos profundos, inteligencia y curiosidad.Tan sólo hace falta mirar la foto de Auer en su método deviolín, donde enfatiza esta soltura, o darse cuenta del enormecuidado que Sevcik dedicó a los ejercicios 29 & 30 de su Op. 2,para desarrollar la flexibilidad de la muñeca derecha.Lo que sí ha cambiado en el ínterin es el número de violinistasprominentes: ha aumentado muy considerablemente. Hacecincuenta años teníamos una docena,
actualmente

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Diana Rossano liked this
rviviano liked this
Angel Jimenez liked this
triviolin liked this
Carl Philipp liked this
Juan lopez liked this
Juliana liked this
cguillardl liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->