Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
8Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sobre Un Texto Tallado a Mano

Sobre Un Texto Tallado a Mano

Ratings: (0)|Views: 3,311|Likes:
Published by Hugo Blumenthal

More info:

Published by: Hugo Blumenthal on Jun 09, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/30/2013

pdf

text

original

 
Sobre un texto verdaderamente tallado a mano
 por Hugo Blumenthal
Más que la historia de un crimen verdadero, “Ataúdes tallados a mano” es la historia de unhombre. Es la historia cotidiana de un detective en una pequeña ciudad de Oeste norteamericanoen los años setentas, tratando de resolver un caso. El subtítulo (“Relato real de un crimenamericano”) parece aludir más a esta historia, a su historia, que al mismo caso investigado por eldetective. Si un crimen es relatado, en este magistral texto de Truman Capote, no es otro queaquel que “la voluntad de Dios” perpetra contra ese hombre llamado Jake Pepper.Y se trata de una historia real, como el subtítulo advierte. He ahí lo inquietante. No se trata deuna más de aquellas historias contadas por uno de esos escritores “que se agachan ante sumáquina de escribir y se masturban mentalmente”, como lo expresara el mismo Jake. No se tratade una de esas historias a las que nos tienen tan acostumbrados el cine y la mala literatura, dondelos malos siempre pierden porque los buenos ganan. No se trata, en fin, de una de esas historiasante las cuales podemos pasar tranquilamente la última página, seguros de que nada de ello hasucedido, que son puras imaginaciones. No es éste el caso. Se trata de una historia que ocurrió,que por tanto puede volver a suceder bien sea en Estados Unidos o en cualquier otra parte delmundo (en realidad la historia no tiene mayor carácter de Estados Unidos que el simple hecho deque haya sido registrada allí). Y por ello resulta quizás más inquietante que las mejores historiasde Graham Greene y Eric Ambler, John leCarré o Friedrich Dürrenmatt (aunque la historia deJake es muy parecida a la del comisario Matthäi, relatada por Dürrenmatt en su novela “La promesa” en 1958).Para contar esta historia Truman Capote estuvo en estrecha relación con su protagonista. Lahistoria de los ataúdes y la de Jake Pepper (dos historias que en realidad son una, ya que Pepper hace suya la de los ataúdes) comienza con la carta que Jake Pepper le escribe a Capote en 1972(de antes se conocían porque otro detective los había presentado) sobre un caso que estabasiguiendo, y que seguramente a él le podría interesar. No se equivocaba, pero entonces ignorabacuánto no llegaría a interesarles a ambos dicho caso.A partir de ahí Capote se pone en contacto con Jake, y durante los tres años siguientes“intercambiábamos llamadas telefónicas cada pocos meses”, hasta que un día, cuando el caso parecía haber llegado a un punto muerto (sic), Capote le pide permiso a Jake para ir a mirar por sí mismo.Capote convive algunos días con Jake, y éste le presenta a Addie Mason y a Robert HawleyQuinn, con lo que consigue algo de material de primera mano, sus propias impresiones. DespuésCapote regresa a Nueva York (no tiene sentido quedarse, esperando a que algo ocurra, como sídebe hacer Jake), pero sigue en contacto permanente (“Durante los meses siguientes llamé aJake por lo menos una vez a la semana, normalmente los domingos, cuando estaba en casa deAddie, lo que me daba la oportunidad de hablar con los dos”). Luego parte para Europa, por loque inevitablemente pierde contacto con la historia de los ataúdes. Sin embargo aun entonces no puede dejar de pensar en Jake. Y no más volver se informa sobre todo lo sucedido en suausencia. De 1975 a 1979 Capote sigue el asunto, de manera un tanto distanciada pues prácticamente no sucede mayor cosa con el caso de los ataúdes, y Jake pasa a ser no precisamente una persona con la cual sea agradable hablar todos los días. Pero la historia siguehaciendo parte de su interés, como lo delatan luego las notas extraídas de sus cuadernos
Hugo Blumenthal © 20071
 
 personales. El 2 de octubre de 1979 Jake invita a Capote a ir por última vez al pueblo (por “unosinformes en el tribunal que quiero robar para mis archivos”). Capote aprovecha esa ocasión paraentrevistarse con Quinn. Jake ya ha sido vencido.Todo este recuento es sólo para mostrar que se trata de un total siete años, transcurridos entreel conocimiento inicial de la historia y la posibilidad de escritura final. Son siete años durante loscuales la historia de los ataúdes tallados a mano de Jake Pepper conviven con Truman Capote.Por tanto, no se trataba de cubrir un suceso, como haría cualquier noticia, sino una historia, quesi todavía no se ha cumplido, terminado, no hay otra forma de escribirla que darle tiempo. Elloes posible gracias a que Capote realiza su trabajo de inmersión, o éste trabajo, por su propiacuenta y riesgo, por así decir. No hay ninguna propuesta o compromiso con revista o editorialque lo obligue a escribir “antes de tiempo”.Y aunque Capote aparentemente sólo se entrevista y convive con Jake una o dos veces (deresto sólo están en contacto por teléfono y/o cartas), la relación que establece con él es sinembargo más de amistad que la que podría pensarse simplemente entre un detective y un periodista que puede dar a conocer la investigación realizada. Es decir, por ahí no hay problemade que Capote no pueda acceder a la verdadera forma de pensar de Jake. Dicha amistad tambiénle permite a Capote acceder a una visión más cercana de las cosas, por ejemplo con AddieMason, Marylee y hasta con Quinn, entonces aparente “amigo” de Jake. Y por aquellasamistades, fruto de esa inmersión de Capote en la historia que cubre, se verá afectadoemocionalmente. Rabia y miedo son sentimientos que desfilarán a través de él, en el transcursode la historia que sigue, ya no tanto desde la barrera. Así se sentirá respecto a Jake tras la muertede Addie (“Una oleada de vergüenza me sacudió [...] De manera irracional, le eché la culpa aJake [...] estaba enfadado con él por no haber presentado una solución sólida, abatido por elhecho de que sus conjeturas no fuesen mejor que las mías.”), igual que cuando Jake pareceinteresado por algo (que podría ayudarle a salir de su obsesión) diferente a lo que le define a losojos de Capote (“[...] sentí una oleada de indignación; y de celos [...] como si acabara deenterarme de la traición de un amante. En verdad, no quiero que Jake se interese en otro casodistinto del que a mí me interesa.”). Es decir, aunque Capote pretende ser objetivo (o exacto) no por ello logra mantenerse desligado emocionalmente de lo que ocurre. Y la exactitud respecto alo acontecido lo obliga a poner por escrito (a dar testimonio de ello) la manera en que elcubrimiento de la historia llegó a afectarlo.La manera en que Capote estructura la presentación de esta historia es en apariencia sencilla:una “entrevista” informal a Jake, que continua junto a Addie, y finalmente su encuentro conmister Quinn, presunta transcripción de los encuentros, a través de los cuales va surgiendo lahistoria completa (hasta el momento actual de las “entrevistas”); más una narración de un viaje aEuropa (por lo que perdió contacto, temporalmente, con el desarrollo de la historia) y“entrevistas” posteriores por medio del teléfono con lo que se entera de lo sucedido en suausencia; más la transcripción de algunos apartes referentes al caso extraídos de sus cuadernos personales, durante un período de casi cuatro años en los cuales sucede muy poco con lahistoria; para volver hacia el final a la forma de “entrevista” a Quinn cuando Jake vuelve al pueblo derrotado.Estructura aparentemente lineal, pero que en realidad, por la forma que se desarrollan las primeras “entrevistas”, vemos que se trata de una verdadera yuxtaposición de las diferentes partes que componen la historia, presentadas de manera lineal sólo por la apariencia deltranscurrir de la entrevista en la se aborda de acuerdo a la lógica del entrevistado y elentrevistador los diferentes puntos de la historia.
Hugo Blumenthal © 20072

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Ignacio Senra liked this
Braian Pugliese liked this
Rojas Muñoz liked this
Martin Comeron liked this
escritorazo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->