Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Luchadores (Libreto VII ciclo de verano)

Luchadores (Libreto VII ciclo de verano)

Ratings: (0)|Views: 2|Likes:

More info:

Published by: Víctor Sáenz-Díez on Aug 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/24/2013

pdf

text

original

 
LUCHADORES
 
INTRODUCCIÓN 
«¿Por qué me piden ponerme un uniforme e ir a 10.000millas de casa y arrojar bombas y tirar balas a gente de piel oscura mientras los negros de Louisville son tratados como perros y se les niegan los derechos humanos más simples? Novoy a ir a 10.000 millas de aquí y dar la cara para ayudar a asesinar y quemar a otra pobre nación simplemente paracontinuar la dominación de los esclavistas blancos.» .
Muhammad Ali(Declaraciones ante su negativaa ir a la Guerra de Vietnam)
Cuerpos abollados, zarandeados, adiestradospara mantenerse en pie por muchas hostias que leslluevan. Seres exprimidos a cambio de unas migajasy atrapados en una existencia deprimente. La gloriavacía del combate, el sueño del éxito, la ética pegajosadel sudor y la sangre son el chantaje emocional paraseguir al pie del cañón, recubriendo de épica la crudanecesidad de sobrevivir a puñetazos. Todo esto suenamuy familiar. ¿No es el luchador profesional unaimagen descarnada de quienes se ven obligados avender su fuerza de trabajo, que han perdido todocontrol sobre sus vidas y van aprendiendo a encajarganchos de derecha e izquierda? –en una palabra,si se nos permite el arcaísmo, de aquellos que unavez se llamaron proletarios–. El género de luchadores,con su gusto por las vidas desperdiciadas y las heridasabiertas, nos devuelve la imagen aumentada de nues-
 
tros fracasos cotidianos. Sólo una advertencia: loscuerpos magullados también se arrancan, de vez encuando, con algún guantazo certero.Vivimos tiempos duros que invitan a evocarlos crudos escenarios del ring y sus aledaños. Larealidad de los golpes y la urgencia de los contragolpesflota en el ambiente. Sin embargo, desde hace yamás de un año sólo nos tropezamos por las calles yplazas con adictos a los corros de autoayuda y a losgritos silenciosos, que alzan sus manos temblorosasen el aire. Al menos en las últimas semanas losmineros –esos tipos abollados y endurecidos comonadie– apuntan sus lanzacohetes hacia los helicópte-ros y se defienden contra la policía. Aun sabiendocomo ellos que toda victoria que obtengan significaráun hundimiento, el retorno al infierno subterráneo,romper con la lobotomía social imperante y hacerevidente el fascismo subyacente del discurso verde,son objetivos compartidos que se van alcanzando encada escaramuza. La lucha, hasta cuando la derrotaesté aparentemente asegurada, y aunque los pacifistasde las emes se escandalicen, se construye a hostias.Como mínimo se debe tener disposición a ello. Notodo va a ser recibir..De esto hemos querido llenar la pantalla esteverano, el séptimo ya. Una pelea en cinco rounds,siempre en versión original subtitulada, queagradecemos decidáis compartir con nosotros..Nos iremos viendo.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->