Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
39Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
25 empresas de futuro

25 empresas de futuro

Ratings: (0)|Views: 7,614 |Likes:
Published by Unai Benito
Hace unos años me permití la vanidad de “definir” lo que denominé la “ecuación fundamental de la sociedad de la información”.
En esta ecuación, que escribí como e*c=s, afirmaba que una sociedad (s) era el resultado de la combinación de una
economía (e) y de una cultura (c), y que esa combinación era
multiplicativa, de manera que si uno de los dos elementos era
cero, el resultado era cero. Así, servía de poco, por ejemplo,
poner ordenadores en una escuela (componentes de una infraestructura,
que definen la economía) si los profesores y
alumnos no disponían, o desarrollaban, un conocimiento sobre cómo usarlos (cultura). De hecho, lo que ha ocurrido desde
principios de los años ochenta es que nuestras capacidades
tecnológicas no han cesado de aumentar, haciéndonos
más fácil la producción de instrumentos cada vez más útiles
(valor de uso) a un precio menor (valor de cambio). Pero este aumento
de nuestra infraestructura informacional (la economía de la información) no ha venido acompañada de una cultura
informacional comparable. Dicho brevemente, ha avanzado
más la tecnología que nuestra capacidad para utilizarla.
Porque diversos estudios han mostrado que lo que hace progresar
una sociedad son los cambios en las formas de proceder, en cómo hacemos las cosas más que con qué hacemos las
cosas. Es la introducción de las líneas aéreas de bajo coste lo que
lleva a millones de personas a desplazarse por el continente haciendo realidad el deseo de una Europa unida. Es más, es
su ejemplo lo que lleva a nuevos conceptos de bajo coste en
otras áreas muy distintas. Son los cambios en las formas de
llevar adelante una reunión lo que permite sacar el jugo a las herramientas de videoconferencia. Es una forma distinta de concebir cómo empaquetar los muebles y cómo hacer fácil su montaje lo que revoluciona la decoración y, más en concreto, nuestras propias casas, hasta convertirlas en pequeñas
“repúblicas independientes”. Vivimos, de hecho, una época
fascinante en la medida en que la multiplicación de herramientas
de automatización de procesos (hacer más con menos, o sea, aumento de productividad), el talento imaginativo de las gentes, genera nuevos elementos de valor que pueden aportarnos mejor calidad de vida.
Por eso, iniciamos una era en la que podemos esperar cosas inimaginables. Gracias a esa multiplicación de herramientas
por talento. Personas imaginativas, con ganas de arriesgarse en esa búsqueda de nuevo valor para el cliente, definirán
nuevas capas de valor que vendrán a responder a problemas latentes de la gente. Si siempre habíamos considerado a la empresa como una máquina que convertía recursos en resultados, ahora podemos verla como un sistema que convierte
ideas en valor. Son las ideas de personas emprendedoras, atrevidas, disruptivas a veces, las que resuelven situaciones
que estaban allí esperando a que alguien lo hiciera. Y lo que hace que hoy sea más fácil resolverlas más rápidamente es el abastecimiento de montones de herramientas tecnológicas que, adecuadamente combinadas, aportan el componente técnico de la solución.
Necesitamos de los innovadores (gente que transforma nuevas ideas en valor) y de los emprendedores (gente que se
arriesga para innovar), porque son la energía que permite sacar provecho al motor de la tecnología. La nueva sociedad,
la que estamos ahora definiendo y que emerge sin casi darnos cuenta día a día, será una sociedad mucho más compleja
pero también mucho más rica. Dependerá de un nuevo tipo de energía, la de sus emprendedores, que expriman el jugo de los avances de la ciencia y la tecnología para crear valor para la sociedad y, en ese camino, para crear riqueza a través del empleo. Una sociedad sin personas que conviertan
las ideas en valor, de forma constante, no sólo no sacará partido de las posibilidades de la ciencia y la tecnología, sino que no será capaz de mantener su calidad de vida.
Por tanto, bienvenidos sean los creadores de la riqueza de la
que disfrutará
Hace unos años me permití la vanidad de “definir” lo que denominé la “ecuación fundamental de la sociedad de la información”.
En esta ecuación, que escribí como e*c=s, afirmaba que una sociedad (s) era el resultado de la combinación de una
economía (e) y de una cultura (c), y que esa combinación era
multiplicativa, de manera que si uno de los dos elementos era
cero, el resultado era cero. Así, servía de poco, por ejemplo,
poner ordenadores en una escuela (componentes de una infraestructura,
que definen la economía) si los profesores y
alumnos no disponían, o desarrollaban, un conocimiento sobre cómo usarlos (cultura). De hecho, lo que ha ocurrido desde
principios de los años ochenta es que nuestras capacidades
tecnológicas no han cesado de aumentar, haciéndonos
más fácil la producción de instrumentos cada vez más útiles
(valor de uso) a un precio menor (valor de cambio). Pero este aumento
de nuestra infraestructura informacional (la economía de la información) no ha venido acompañada de una cultura
informacional comparable. Dicho brevemente, ha avanzado
más la tecnología que nuestra capacidad para utilizarla.
Porque diversos estudios han mostrado que lo que hace progresar
una sociedad son los cambios en las formas de proceder, en cómo hacemos las cosas más que con qué hacemos las
cosas. Es la introducción de las líneas aéreas de bajo coste lo que
lleva a millones de personas a desplazarse por el continente haciendo realidad el deseo de una Europa unida. Es más, es
su ejemplo lo que lleva a nuevos conceptos de bajo coste en
otras áreas muy distintas. Son los cambios en las formas de
llevar adelante una reunión lo que permite sacar el jugo a las herramientas de videoconferencia. Es una forma distinta de concebir cómo empaquetar los muebles y cómo hacer fácil su montaje lo que revoluciona la decoración y, más en concreto, nuestras propias casas, hasta convertirlas en pequeñas
“repúblicas independientes”. Vivimos, de hecho, una época
fascinante en la medida en que la multiplicación de herramientas
de automatización de procesos (hacer más con menos, o sea, aumento de productividad), el talento imaginativo de las gentes, genera nuevos elementos de valor que pueden aportarnos mejor calidad de vida.
Por eso, iniciamos una era en la que podemos esperar cosas inimaginables. Gracias a esa multiplicación de herramientas
por talento. Personas imaginativas, con ganas de arriesgarse en esa búsqueda de nuevo valor para el cliente, definirán
nuevas capas de valor que vendrán a responder a problemas latentes de la gente. Si siempre habíamos considerado a la empresa como una máquina que convertía recursos en resultados, ahora podemos verla como un sistema que convierte
ideas en valor. Son las ideas de personas emprendedoras, atrevidas, disruptivas a veces, las que resuelven situaciones
que estaban allí esperando a que alguien lo hiciera. Y lo que hace que hoy sea más fácil resolverlas más rápidamente es el abastecimiento de montones de herramientas tecnológicas que, adecuadamente combinadas, aportan el componente técnico de la solución.
Necesitamos de los innovadores (gente que transforma nuevas ideas en valor) y de los emprendedores (gente que se
arriesga para innovar), porque son la energía que permite sacar provecho al motor de la tecnología. La nueva sociedad,
la que estamos ahora definiendo y que emerge sin casi darnos cuenta día a día, será una sociedad mucho más compleja
pero también mucho más rica. Dependerá de un nuevo tipo de energía, la de sus emprendedores, que expriman el jugo de los avances de la ciencia y la tecnología para crear valor para la sociedad y, en ese camino, para crear riqueza a través del empleo. Una sociedad sin personas que conviertan
las ideas en valor, de forma constante, no sólo no sacará partido de las posibilidades de la ciencia y la tecnología, sino que no será capaz de mantener su calidad de vida.
Por tanto, bienvenidos sean los creadores de la riqueza de la
que disfrutará

More info:

Published by: Unai Benito on Jun 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/17/2013

pdf

text

original

 
Valeria Lafita, Fernando L. Mompó, María Sanz
25 EMPRESAS DE FUTURO
 
Queremos agradecer a las distintas entidades organizadoras del Día del Emprendedor2007 la labor realizada en el Premio EmprendedorXXI. Su trabajo, junto con el de losmiembros del jurado, ha servido para identificar a muchas empresas de futuro.Estas entidades son: Fundación Red Andalucía Emprende, Junta de Andalucía, Barcelona Activa, Principado de Asturias, Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Baleares(CEEIB), Govern de les Illes Balears, Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria (SODERCAN), Junta de Castilla La Mancha, Junta de Extremadura, Agencia de Desarro-llo Económico de La Rioja (ADER), Comunidad de Madrid, Región de Murcia, CentroEuropeo de Empresas e Innovación de Navarra (CEIN), Gobierno Vasco, Instituto de la Pequeña y Mediana Industria de la Generalitat Valenciana (IMPIVA).“Infonomia no se hace responsable de las opiniones expresadas por los autores (entrevis-tados, colaboradores...) ni de los datos que facilitan o comentan en sus trabajos (artículos,entrevistas...), con el ánimo de ejemplificar sus actividades, experiencias o hechos queconsideran de interés del lector”.
Zero Factory, S.L.Av. Icària, 2005, 2n-1a 08005 Barcelona Tel. 93 224 01 50Fax. 93 225 19 81Info@infonomia.comhttp://www.infonomia.com©Infonomia Primera ediciónISBN: 978-84-611-9006-5Depósito legal: B-41665-07Coordinador editorial: María SanzRevisión y corrección ortográfica: Montserrat MilianDiseño y concepto de portada: Silvia Langa Edición y maquetación: Idear SCCLImpresión: System, BCNImpreso en España - Printed in Spain
 
ÍNDICE
PRÓLOGO
 página
INTRODUCCIÓN
 página
EMPRESAS
ACSOLAR
 página1
BITTACORA
 página1
B-KIN
 página 22 
CRYSTAX
 página 29 
DAEM
 página 36 
DAS PHOTONICS
 página 42 
DRO BIOSYSTEMS
 página 47 
EKOPLC
 página 53 
FUTURLINK
 página 58 
GRUPO IDEA
 página 65 
HOGAR DIGITAL
 página 71
ICAR VISION
 página7
INTEGROMICS
 página8
NAFREE
 página 88 
NEOMETRICS
 página 94 
NTEC
 página 99 
PRAESENTIS
 página 105 
PRIVALIA
 página 111
SANIFIT
 página11
SERVIMAPS SIG
 página 125 
SOLTECO
 página 131
VAELSYS
 página 137 
VIDA SOFTWARE
 página 142 
WUTUTU
 página 148 
XOP CONSERVES DE PONENT, S.L.
 página 155 

Activity (39)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jorge Coria liked this
Jose Vernia liked this
paolaRiver liked this
aguado05 liked this
Salomon Quirino liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->