Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Autobiografía Joaquín Franco Burgos

Autobiografía Joaquín Franco Burgos

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,955 |Likes:
Published by mauriciofranco
Autobiografía del político conservador colombiano Joaquín Franco Burgos con apartes de la historia de Colombia durante el siglo XX.
Autobiografía del político conservador colombiano Joaquín Franco Burgos con apartes de la historia de Colombia durante el siglo XX.

More info:

Categories:Types, Resumes & CVs
Published by: mauriciofranco on Jun 15, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/08/2013

pdf

text

original

 
Charla con JOAQUIN FRANCO BURGOS
Mi gloria y orgullo es ser cartagenero. Nací en el Pié de la Popa, Camino Arriba, el03 de Junio de 1.922. Mis padres Joaquin Franco Pombo, raizal de Cartagena deIndias, casado con Dora Burgos Puche, nacida en Ciega de Oro, hoy departamentode Córdoba.. Soy hijo de cinco hermanos. Estamos con vida cuatro de ellos. Mis primeros estudios se iniciaron en el Colegio de la Esperanza, bajo la rectoría deldoctor Antonio José de Irisarri Vélez, viviendo en la calle de la Media Luna,Getsemaní, en la casa de los viejos Franco Pombo. Más tarde, como en el año 30,nos mudamos a la calle de la Factoría y por razones de vecindad, ingresé por dosaños en el Colegio de la Salle, allí hice mi primera comunión el 09 de Septiembredel 30. Mi padre fue bachiller del Colegio San Pedro Claver y su propietario elPadre Gómez Arenilla, le reclamó a mi padre que yo no estudiara en el mismoColegio y allí estuve dos años. Por razones de salud, mi temperatura corporal eranormal de 39 a 40 grados, con una vida normal, jugando al “bate” en la plaza de lasMercedes y el Boquetillo y asistiendo a los partidos de baseball en La Cabaña, por  prescripción médica, debía cambiar de clima, se pensó enviarme a Nueva York endonde vivía un tío; pero mi madre se opuso a ese viaje, temerosa por el terror reinante en el país del Norte, en el inicio de la década del treinta con motivo de la prohibición de ventas de alcoholes. Estudié un año en el Colegio de San Ignacio deMedellín, regresé a mi ciudad, ingresando nuevamente el Colegio de la Esperanza, bajo la rectoría del doctor Antonio María de Irisarri y como vicerector don Julio H.Espinosa Gonzalez, en donde estudié mi bachillerato, con profesores de la talla deJosé Egel, Raimundo Emiliani Román José Manuel Guerrero, Fidel Pérez Calvo,José Pepe Badel, Tiberio Trespalacios, Antonio Dáger Gerala, Gregorio Espinosa,etc. Fui miembro de la banda de guerra del Colegio como corneta.En mi juventud, practiqué el deporte, era obligatorio en el Colegio de la Esperanza.Fui aficionado al base ball, al boxeo con amigos como Ricardo Segovia Morales,Diego León García, Carlos Bonfante Obregón. Alberto Araujo Merlano, entre otros,el tenis con Alfonso de la Vega Gerlein. El basket ball bajo la tutela del gran Narciso Azuquilla Montemiranda y admirador, como era la costumbre en la épocade don Charles Atlas y su curso por correspondencia.Mi mayor esperanza fue estudiar ingeniería, fui muy buen alumno en matemáticas,tuve formidables profesores, en especial a mi padre que era buen aficionado a ellas.Mi padre ejercía el comercio, en la época las importaciones de mercancías erandifíciles, la Segunda Guerra Mundial estaba en todo su apogeo, las condicioneseconómicas familiares no me permitieron viajar a Bogotá, en nuestra ciudad noexistía facultad para esos estudios. Mi abuelo, el general Francisco Burgos Rubio,con quien me unió un gran cariño, me pidió que me fuera para Berástegui ytrabajando en el ingenio, estudiaba por correspondencia desde los Estados Unidosde América, Química Azucarera, lo que hice, de inmediato, pero también es ciertoque cerca al batei, en la ciudad de Montería, vivía Magola Escobar Méndez, conquien contraje matrimonio, ya residenciado en la que hoy es la capital deldepartamento de Córdoba, como comerciante al frente de una ferretería, el 01 deMayo de 1.945. Para ese año, del 45, recuerdo también que el 29 de Septiembresufrí el primero de tres accidentes aéreo; viajando por Avianca en la ruta Montería-Corozal- Cartagena, en el aéreo puerto de Corozal, en momentos de decolar, notéincendio en el motor derecho, grité “fuego”, ya el avión decolaba, voincendiándose sobre Corozal y arbolizó en una finca de propiedad de mi gran
 
amigo Daniel, el Ñañe Pérez; en pleno vuelo, yo abrí la puerta de emergencia, fuiel primero en salir del avión en llamas, el piloto de apellido Calvo gritaba quesaliéramos porque eso iba a estallar, lo confieso sinceramente, yo corrí y corríalejándome del aparato en incendio, cuando paré, entre Joaquín Franco Burgos y elavión en candela, existía una cerca de cinco hilos de alambre con púas, nunca he podido recordar como pase por ella; muchos corozaleros fueron al lugar de losacontecimientos y a la primera persona que encontré, fue a mi profesor don Julio H.Espinosa, quien me llevó a su residencia, de allí llamé a mis padres y esposa enCartagena informándoles la tragedia, que dio varios muertos y muchos quemados;un espontáneo ladrón, se acercó al avión antes de que estallara, sacó una maleta ycuando iba con ella en mula, la policía se la quitó y resultó ser la mía. Después deese accidente aéreo, he sufrido dos de menor importancia. En 1.947 regresé al Piéde la Popa en mi ciudad y de aquí no pienso salir más. De mi matrimonio católico,tengo el fruto de seis hijos, Joaquín. Maria Magdalena, Ambrosio, Francisco,Arturo y Gabriel Ignacio.Joaquín Franco Escobar está casado con Graciela Martínez Torres, cuatro hijos, esabogado de la Universidad de Cartagena. Maria Magdalena, es Profesional deTurismo de Madrid, España, casó con el arquitecto español José Luis Encinas yvive en Orense, Galicia, dos hijos. Ambrosio estudió economía, vive en Miami, lomismo que Francisco Quirino, éste casado con Patricia Román Martínez, dos hijos.Arturo economista, murió en Houston, USA, sus cenizas están en la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, Pié de la Popa. Y Gabriel Ignacio, Administrador de Empresas, casado con Carmen Cecilia Osorio Hoyos, dos hijas. Ya soy bisabuelo, Joaquín Franco Bustillo es hijo de mi nieto Joaquín Franco Martínez conCristina Bustillo.Viviendo en Montería, y ejerciendo el comercio, en Abril de 1.947, por votacióninterna del Partido Conservador, fui elegido como miembro a la ConvenciónConservadora en Sincelejo, existía el Bolívar grande. Presidía la ConvenciónGuillermo León Valencia. Allí conocí directamente, la violencia política, un pueblode gran mayoa liberal como Sincelejo, no aceptaba que se celebrara unaConvención Conservadora en sus predios. Gracias a la intervención de la Policía Nacional al mando de Aníbal Amador Pérez, acantonada en Corozal, no fuimosmasacrados. Yo llevaba la responsabilidad de las candidaturas para el Senado de mio Remberto Burgos Puche y para la mara de Representantes el dicomonteriano Luis Carlos Berrocal Lobo, también me correspondió apoyar la cabezade lista para la Cámara por el Partido Conservador bolivarense de RaimundoEmiliani Román. Esta fue mi primera actuación en la política, aunque siempre vivíen el ambiente partidista, conociendo en la década del año treinta, la persecución política esgrimida en contra de la familia Burgos, mi abuelo y tíos en la región delvalle del Sinú. Supe desde niño, quien era Laureano Gómez, lo conocí cuando confrecuencia visitaba como turista a nuestra colonial ciudad en compañía de doñaMaria, su esposa, y sus cuatro hijos, Alvaro, Cecilia, Rafael y Enrique. Yo creo queel doctor Gómez fue la primera persona que alquilaba casa en Bocagrande, para pasar la temporada de diciembre hasta después de la Candelaria en nuestras playas.Una anécdota del doctor Gómez en nuestra ciudad, ocurrió cuando hospedado enlas orillas del mar apareció en las playas un tiburón muerto, el doctor Gómez llamóa la Alcaldía para informar el caso pidiendo recoger al pez antes que se pudriera;Gómez no fue atendido inmediatamente y los vecinos se alarmaron cuandoapreciaron que el Senador Gómez con un recipiente al hombro lleno de gasolina,rociaba al pez para quemarlo, inmediatamente las autoridades lo atendieron. No
2
 
 puedo olvidar la primera vez que vi a Laureano Gómez, por allá en 1.932, en lacalle de la Factoría, paseando con el doctor Roque Pupo Villa, quien le dabadetalles de la casa del Marqués de Valdehoyos, habitada en esa época por la familiaTono. Yo siempre he dicho que mi ideología conservadora se la debo a LaureanoGómez y no por la herencia de los Franco o los Burgos, de la que me siento muyacoplado; por cierto, dos familias que al principio del siglo XX, fueron paladines dela candidatura cartagenera del general Joaquín F. Vélez.Regresé a mi Cartagena de Indias en 1.947, para ingresar nuevamente en elcomercio bajo la tutela de mi padre y acompañados de mi hermano Carlos y micuñado Luis Felipe de Zubiría; pero siempre atento de la política. Inicié estudios dederecho en la Universidad de Cartagena, ya nacido mi primer hijo Joaquín. Deestudiante fui nombrado Tesorero del Directorio Departamental Conservador deBolívar, teníamos de candidato a la Cámara de Representantes a Alfredo AraujoGrau. Yo no sé porqué, en nuestra solicitud económica para la campaña, se le teniamiedo a don Dionisio Vélez Torres, nadie me acompañó en esta tarea y cual noseria mi sorpresa, cuando “el Vélez”, como le llamábamos, me dijo que cuandotuvieran al presupuesto de las elecciones en Cartagena de Indias, él se haría cargode sufragar la suma necesaria. Ese era el Partido Conservador con el que yo meinicié en la política colombiana.Interesado en la política, asistí al banquete que se le ofreció en el Club Cartagena algobernador, acabado de posesionar, abogado Abel Antonio Torres, en esa noche,ocurrió el desagradable suceso en el que perdió la vida mi gran amigo y jefe liberalBraulio Henao Blanco, cuando supe la noticia, fui al Hospital Santa Clara, Braulioagonizaba, me dirigí a un grupo de personalidades liberales, encabezados por eldoctor Daniel Vargas lez quien pregunen que lugar ocurrieron losacontecimientos a las tres de la mañana. Cuando se le informó que en La Deliciosa,una cantina burdel en el muelle de los Pegasos, frente al Camello de los Mártires, elcomentario de don Daniel fue lacónico: “Braulio no debía estar en ese lugar a esashoras”. Henao Blanco se caracterizaba por no hacer buena bebida y su choque conel teniente Quiroz fue mortal a esas horas.Al doctor Torres Gambín lo reemplazó en la gobernación el presidente delDirectorio Conservador de Bovar, abogado Ran P. de Hoyos. Hay unaanécdota, con este personaje muy respetado por su franqueza en la ciudad deCartagena de Indias; yo fui a visitar al gobernador Hoyos Corena y cuando entré aldespacho, el mandatario hablaba por teléfono y le escuche esta frase: “Y los matana todos”, Yo le pregunté al doctor Hoyos que ocurría y este me informó que lollamó el alcalde de Chinú, para informarle y habían matado a cuatro policías.Estudiando Derecho, en unas aulas en donde no se hablada de política y con profesores y alumnos liberales, conservadores y comunistas, sin chocantescomplejos sociales, fui seleccionado por el Directorio Nacional Conservador,integrado en aquel entonces por Guillermo León Valencia, Luis Navarro Ospina,Gilberto Alzate Avendaño, José Maria Villarreal y Augusto Ramírez Moreno, eraun Partido Conservador distinto al que hoy apreciamos, aunque no podemosnegar que en el liberalismo se padece de lo mismo, repito, fui escogido comoSecretario General del Partido en Bolívar, para organizar en esta sección del país,las elecciones del doctor Laureano Gómez, para el periodo constitucional de 1.950a 1.954. No existían Directorio Departamentales, toda la responsabilidad políticaestaba bajo los hombros de un Secretario General. Me tohacer los
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->