Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Malditos Cronica Negra de Carcel

Los Malditos Cronica Negra de Carcel

Ratings:

1.0

(1)
|Views: 5,804|Likes:
Published by peyotenopal

More info:

Published by: peyotenopal on Aug 31, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/09/2014

pdf

text

original

 
Hasta el día en que me absolvieron de todo cargo, fui tratado bajo el código de los que sonmalditos en esta cárcel, en donde se guarda a los delincuentes más peligrosos de todo el país.Como reo de alta peligrosidad
así fui catalogado por decisión política
, el juzgadorconsideró pertinente colocarme el mote de maldito y ordenó para mi persona la reeducación,que consistía en lograr por todos los medios el quebrantamiento de la voluntad, la dignidad yla esperanza, utilizando como herramientas la humillación, la vejación y los golpes...PREFACIOLa detenciónAquel día amaneció como cualquier otro de los últimos veinte años: muy rápido y sin saberqué estaría haciendo al final de la jornada. Ni en el peor momento imaginé que, llegada lanoche, estaría tirado en una habitación hedionda, bajo tortura y con la certeza plena de mimuerte a manos de alguien que ni remotamente sabía quién era. Menos iba a imaginar que lospróximos tres años con cinco días los pasaría en prisión. No en una prisión cualquiera, sino enuna cárcel de exterminio. En una cárcel federal, en la cárcel federal de Puente Grande.Era 7 de mayo de 2008 y como siempre me di a la tarea de organizar mi cabeza y con ella laagenda, para ubicar el día con las notas de importancia que me permitieran ir componiendo laprimera página, la contraportada y las centrales; metódicamente se trataba de la parte másdifícil por resolver y la más demandante de aquel pequeño diario local llamado El Tiempo, enLa Piedad, Michoacán.
 
El agotamiento por el trabajo era evidente, no tanto por los cierres de edición a media nocheni la cobertura informativa a destiempo, sino por la espiral conflictiva en la que estabaenvuelto, luego de que el gobierno del municipio, bajo lineamientos y políticas de contentilloen materia de comunicación social, me había suspendido la publicidad oficial al considerar quela información que manejaba en mi diario era a todas luces atentatoria
ese fue el términoque me escupió el titular de Comunicación Social del gobierno municipal
en contra de laimagen del alcalde.Casualmente, aquella fecha la agenda informativa en la pequeña población del norte deMichoacán apuntaba para sacar la de ocho sin mayor problema: se había anunciado la visita dela esposa del presidente de la República al municipio, para la puesta en operación de no sé quéinstalaciones gubernamentales en la localidad.Alentado por el olfato periodístico, me dirigí al sitio donde se llevaría a cabo el acto. Sinesperarlo, se me impidió el paso al lugar, no por el Estado Mayor Presidencial, que ya estabaposicionado, sino por el director de Comunicación Social del gobierno municipal, quiensarcásticamente y con una risa burlona me indicó:
No puedes ingresar... son ór-de-nes su-pe-rio-res
me deletreó en la cara.Tras el berrinche y la consabida mentada de madre al funcionario municipal me retiré dellugar, en espera de buscar una nota que pudiera suplir en forma más amplia la que estabadestinada a ser la noticia del día en aquella pequeña localidad. No había caminado ni cincuentametros de donde se me impidió el paso cuando sonó mi teléfono.
¿Qué onda, pinche reportero, dónde andas?
me dijo del otro lado de la línea una voz querápidamente reconocí 
. Déjate caer la greña para acá
me señaló sin esperar la respuesta.
¿Qué hay de nota?
pregunté casi por instinto.
No mucho, pero vienen unas personas de Guanajuato y te van a pasar información de unosmuertos que encontraron allá por Manuel Doblado.
¿Cuándo fueron los muertos, comandante?
inquirí.
 
 
Ahorita en la mañana. Están fresquecitos. Vente
insistió
, y sirve que seguimosplaticando del reportaje que traes entre manos.No lo dudé. Enfilé desde donde me hallaba para encontrarme con aquel comandante de laPolicía Ministerial del estado de Guanajuato, quien ya sabía que estaba haciendo un reportajesobre las nuevas rutas del narcotráfico, las cuales intentaban abrir los cárteles de la droga enesa parte del país.En menos de 10 minutos crucé la línea que divide Michoacán para internarme en Guanajuato,con la esperanza de encontrarme con aquel policía, una de mis fuentes más confiables de esaregión en los últimos dos años, quien me había prometido la nota de ocho columnas quehabría de suplir el acto oficial del cual me excluyeron de manera formal.Del lado de Guanajuato el comandante y su grupo de policías ya me esperaban. Lo vi y meestacioné a la orilla del camino. Nos saludamos como conocidos que éramos. Y fui al grano:
¿Dónde se encuentran los muertos, comandante?
Me vas a acompañar a la oficina
expresó con una voz que desconocí, como si estuvierahablando con un extraño
, allí te van a decir en dónde están los muertos que buscas.No externé nada. La actitud del policía se me hizo ajena. En efecto, me había traicionado. Enlas instalaciones de la comandancia un grupo de encapuchados me sometió. Fui esposado demanos y pies y trasladado en una camioneta. No supe en dónde estuve las siguientes 48 horas.Y cualquier tipo de tortura que pude imaginar
y otros que ni siquiera suponía que existan
 los viví durante ese lapso eterno de tiempo.Cada vez que recuperaba la conciencia
cuando cesaba la tortura o me entregaban un acta deincriminación para firmarla
, mi mente buscaba la razón de aquel suplicio. ¿Cuál era lacausa?, ¿por qué el Estado desató su cólera contra mí? Primero me mostraron un acta en laque supuestamente yo reconocía ser parte de una célula de contacto con Osiel CárdenasGuillén.

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
DuvalinCruzito liked this
Juan Hr liked this
emy1973 liked this
1 thousand reads
rakosima liked this
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->