Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
1Activity
P. 1
Marsilio de Padua

Marsilio de Padua

Ratings: (0)|Views: 21 |Likes:
Published by jmgufrancap

More info:

Published by: jmgufrancap on Sep 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/23/2013

pdf

text

original

 
Estudios Públicos,
90 (otoño 2003).
DOCUMENTO
ANTOLOGÍA DEL
 DEFENSOR DE LA PAZ,
DE MARSILIO DE PADUA
Óscar Godoy Arcaya
Ó
SCAR
G
ODOY
A
RCAYA
. Doctor en Filosofía, Universidad Complutense de Madrid.Profesor titular de Teoría Política del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universi-dad Católica de Chile y profesor del Institut des Études Politiques de París. Miembro denúmero de la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile.Consejero del Centro de Estudios Públicos.
1
Jeannine Quillet, Introducción de Marsile de Padoue,
 Le Défenseur de la Paix
(París: VRIN, 1968), p. 12.
INTRODUCCIÓN
Nota biográfica e histórica
arsilio de Padua nació en una fecha incierta, entre los años1285 y 1290, en Padua, rica y pujante ciudad del norte de Italia. Pertenecíaa una familia de abogados, notarios y jueces. Su padre, Bonmatteo deMainardini, fue notario de la prestigiosa Universidad de Padua. Su familiahabía ascendido en la estructura social junto con el auge de las ciudades yla vida burguesa, fenómeno característico del siglo XIV. En la época, sedenominaba a la nueva clase burguesa, los
 popolanus
, aquellos que son ovienen del pueblo
1
, significando su origen en la base inferior de la sociedadestamental de la época. Durante este período se consolida el desarrollo delas ciudades, con autonomía y poder de gobernarse a sí mismas. Ello trajoconsigo la aparición y florecimiento de la vida política municipal, animada
M
 
336ESTUDIOS PÚBLICOS
por un cuerpo de ciudadanos, que participaban en las instituciones políticasde la ciudad. Las prácticas ciudadanas y, como trasfondo, la forma políticarepublicana tuvieron un fuerte influjo en la Italia del siglo XIV. En estecontexto, la familia de Marsilio de Padua es una excelente expresión de esaclase ilustrada, con un fuerte influjo cultural, político y económico en as-censo, pero con anclajes en el pueblo, que empieza a asumir un importanteprotagonismo político.Acerca de la vida de Marsilio durante su niñez y juventud no haymucha información. Algo se sabe sobre sus estudios de medicina, filosofíay derecho en la universidad de su ciudad. También existen testimonios deque tanto Marsilio como su familia militaron en el partido de los güelfos,partidarios del Papado en su largo conflicto con el Emperador germano.Este capítulo de la vida de Marsilio es importante, pues, posteriormente, élabandonará esa militancia para pasar al bando del Emperador, el partido delos gibelinos. En esta última fase va a influir mucho su relación amistosacon las poderosas familias gibelinas del norte de Italia, los Visconti deMilán y los della Scala de Verona. Pero, como veremos, mucho más deter-minante será su querella teológica política con el Papa Juan XXII, instaladoen Avignon, bajo la protección del rey de Francia, y su estrecha colabora-ción con Luis de Baviera.Las noticias biográficas de Marsilio empiezan a ser más abundantesa partir de su radicación en París, en cuya Universidad hizo estudios defilosofía natural, teología y medicina. Se sabe, además, que ejerció lasfunciones de rector de la Universidad de París, por algunos meses, entremarzo y mayo del año 1313. También hay noticias de que en 1316 fuetestigo de una profesión de fe de un compañero suyo en la Universidad deParís. Tres años más tarde, en una carta del Papa Juan XXII, apareceejerciendo funciones diplomáticas en representación de la familia dellaScala.En realidad, la historia de Marsilio de Padua y su obra
El Defensor de la Paz
(
 Defensor Pacis
) empezó en París. Mientras residió en esa ciudadse produjo un gran giro en la orientación de su vida. Pero, no existen datossuficientes para recrear e interpretar cabalmente los pasos que antecedierona ese cambio radical. En todo caso, los hechos conocidos y su cronologíasugieren que Marsilio debió experimentar graves conflictos internos, vacila-ciones y contradicciones. Por una parte, hay claros indicios de que en algúnmomento decidió asumir responsabilidades en el seno de la Iglesia, pues,según consta en documentos, en 1313 postuló a una posición como canóni-go en Padua
2
. Marsilio habría gestionado esta petición en Avignon, ese
2
Ibídem, p. 15.
 
ÓSCAR GODOY ARCAYA337
mismo año. Sin embargo, parece razonable concluir que ya en 1314 habíacambiado su postura frente al Papado. En efecto, durante ese año, ya deretorno a Padua, Marsilio inició la composición de su
El Defensor de laPaz
. El uso de la palabra “moderno”, referido a hechos actuales, acaecidosdurante ese año de 1314, hacen verosímil esta versión. Dada la escasez defuentes, estos datos, inferidos de su obra, constituyen el principal testimo-nio de su distanciamiento y ruptura con el Papado.
ElDefensor de la Paz
fue finalizado el 24 de junio de 1324 en París, ciudad a la cual había vueltoen 1320, y empezó a circular en forma anónima, bajo el seudónimo de “Unhijo de Antenor” (legendario fundador de la ciudad de Padua), sin censuraeclesiástica. Los contenidos de algunas tesis del libro fueron declaradosheréticos por la Iglesia y su autor condenado a la pena de excomunión. Elaño 1326, una vez que Marsilio tuvo evidencias suficientes de que su auto-ría había sido descubierta, abandonó rápidamente París, en compañía de suamigo Jean de Jandun, para refugiarse en Nuremberg, que en ese momentoera la sede de la corte de Luis de Baviera.Marsilio de Padua, al asilarse en Baviera, se puso bajo la proteccióny al servicio de su príncipe, que desde 1313 mantenía un agudo litigio conla Sede Pontificia. Un conflicto que no era sino un capítulo más en la yalarga historia de confrontaciones entre el Papado y los emperadores delSacro Imperio romano germánico, que se remontaba a fines del siglo XI ycomienzos del XII; jalonada de hechos dramáticos, entre los cuales, entiempos de Marsilio, se conservaba el vivo recuerdo de las pugnas protago-nizadas por el emperador Federico II, llamado Barbarroja, y el Papa Boni-facio VIII. El núcleo duro de esta prolongada querella giraba en torno a lapretensión del Papado de detentar la plenitud de potestad para trasmitir yextinguir, dar y quitar, el poder temporal del Emperador.Cuando Marsilio se asila en Nuremberg, la disputa entre el PapaJuan XXII y Luis de Baviera había entrado en una fase de alta conflictivi-dad. A la muerte del emperador Enrique VII, en 1313, se abrió el procesode sucesión imperial, que básicamente consistía en la elección del nuevoemperador. A raíz del empate de votos que se produjo en el colegio electo-ral entre los dos candidatos, Luis de Baviera y Federico de Austria, ambosse enfrentaron en la batalla de Mühldorf, en 1322. Los dos contendientes ledieron a esta batalla el carácter dirimente de “juicio de Dios”. Luis deBaviera triunfó, y en 1323, la Dieta de Nuremberg lo proclamó emperadorelecto del Sacro Imperio. En consecuencia, como era la costumbre, Luis deBaviera le pidió a Juan XXII que culminara el proceso de su designación,aprobando su coronación como emperador. Pero Juan XXII se negó. Hayque tomar en cuenta que esa negativa reflejaba el veto de Francia a Luis de

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->