Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Blanco Andres Eloy - El Cristo de Las Violetas

Blanco Andres Eloy - El Cristo de Las Violetas

Ratings: (0)|Views: 1,203 |Likes:
Published by Kanako_Urashima
Poema dramático en un acto del escritor venezolano Andres Eloy Blanco.
Poema dramático en un acto del escritor venezolano Andres Eloy Blanco.

More info:

Published by: Kanako_Urashima on Jun 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/03/2013

pdf

text

original

 
EL CRISTO DE LAS VIOLETASAndrés Eloy Blanco
Poema dramático en un ACTO ÚNICO
 
Un patio de la casa de los Bolívar en Caracas. La escena se desarrolla en la esquina deuno de los corredores. A la izquierda una pared blanca, en la que se apoya una mesitaagobiada de flores, que enmarcan una copia del Cristo de Guacara.
 
Dos briseras para cirios le hacen guardia. Por el arcodel fondo se ve un patio conmatas de granados. A la izquierda se prolonga elcorredor; un grabe tinajón pegado auna columna; los personajes aparecen en la tertulia, en una rueda de sillas ymecedoras.
 
DOÑA MARÍA ANTONIA CLEMENTE, VALENTINA, DON FERNANDO yGABRIEL.Al levantarse el telón todos están como en un silencio triste y pensativo;asípermanecen durante varios segundos, hasta que se rompe el silencio:
 
DOÑA MARÍA ANTONIA. - ¡Por Dios, qué silencio! ¡Por qué hemos quedado así?
 
VALENTINA.- Culpa de Gabriel. Hijo mío, tus cuentos son más tristes que una urna.Hombre, no tiene gracia eso de venir a contarnos cosas malas a estas horas.
 
GABRIEL CAMACHO.- No, no es el cuento... Es el aire que está triste. Es que todoestá preparado para el quebranto. Ese cuento lo refiero yo en cualquier otro díay pasasin hacer daño; pero hoy está lloviendo pena.
 
MARÍA ANTONIA.- ¿Pena? Pena me da a mi don Fernando que viene aquí a pasar un buen rato y se ha quedado el pobre con una cara de enfermo...
 
DON FERNANDO.- Tiene razón Gabriel. Hay momentos en que la melancolía vienesin llamarla. Somos como los árboles. Sombra y fruto tenemos, pero no siemprecantanlos pájaros. Es el cielo quien nos manda el ave que viene alegre y la que vienetriste. No es culpa nuestra...
 
MARÍA ANTONIA.- Pero hoy es un día en que han llegado los pájaros cantando. Lasnoticias que usted nos ha traído son para estar de fiesta, don Fernando. Y quiera Nuestro Señor que no cambien.
 
DON FERNANDO.- Dios querrá que no cambien. Mis noticias son buenas. El estámejor. Mejor, no más; no podemos pedir más por ahora...
 
VALENTINA.- Estará cansado más que todo.CON FERNANDO (triste).- Cansado detodo... Cansado debía estar desde hace tiempo. Cansado ha debido quedar en la noche
 
del 25 de setiembre; cansado ha debido quedar desde las canalladas de Valencia;cansado ha debido quedar desde las traiciones de sus generales, cansado de Córdoba,cansado de Lara, cansado de Santander; cansado de la incomprensión, cansado de su propia superioridad; sí...debe estar cansado... debe estar cansado hasta de no cansarsenunca...
 
GABRIEL.- Pero no se cansa de soñar y de predicar... y todavía dicen los traidores deaquí que lo necesitan; todavía le quieren dar la presidencia, esa presidencia que lo estámatando.
 
DON FERNANDO.- Pero ya no le tendrán. Su separación de la política esirrevocable. Está enfermo, está desilusionado. Ya no quiere vivir, sino dormir.Me diceque desde que salió de Bogotá se preparó para juntarse con el mar. Y allí se está enSanta Marta como un fondeadero. Su larga carrera tormentosa es la de un río claro y bravo. Ha repartido su caudal y ahora ha llegado al mar como a una mansadesembocadura...MARÍA ANTONIA.- No, no... mi hermano se morirá de pensar, mi hermano nodescasará jamás mientras viva... Yo lo conozco... ese río no entrará suavemente en elmar. Lo abrirá como una tormenta en su última lucha por la justicia... Mi hermanomorirá como él quería morir, en una carga; sí, su tristeza es muy grande y muy rebeldey él morirá junto al mar y como el mar, don Fernando...
 
VALENTINA.- No volvamos a ponernos tristes. Ya ves, mamá, que está mejor... Y elCristo de las Violetas lo salvará.
 
DON FERNANDO.- ¿Cuál es el Cristo de las Violetas?
 
MARÍA ANTONIA.- Ese, es una copia. El Cristo está en Guacara. Lo trajo de Italiael señor Wallis. Es muy hermoso. Cuando fuimos a las minas le conocimos y nosgustó tanto que mandé hacer una copia. Y Luisa lo ha confirmado el Cristo de lasVioletas. Verá usted: El Cristo tiene las manos, los pies y los labios como las violetas.La pobre ciega que no podía admirarlo hacía que Valentina y Margarita se loexplicaran. Y entonces nos dijo: "Pues para mí se llama Cristo de las Violetas..." Y asíse quedó.
 
DON FERNANDO.- ¡Pobre Luisita! Parece mentira que unos ojos tan hermososnotengan luz. Y dígame, doña María Antonia, ¿no se ha sabido nada de Avendaño?
 
MARÍA ANTONIA.- Nada, cuando mi hermano salió para oriente, aquello era undesastre. Como todo el pueblo huía, todo era confusión. ¡Ay!, ¡ese año 14 fue un malsueño! El Capitán Avendaño - ¿te acuerdas, Gabriel?- qué guapo hombre, gallardo yun jinete estupendo; el capitán Avendaño marchó de los primeros. Yo les habíatomado ya cariño a esas dos niñas, y cuando él me las confió las recibí con alegría... Yno me he arrepentido hasta hoy. Y ve usted, son como mis hijas. Su padre, quien sabedónde habrá caído de su caballo para no levantarse más. ¡Pobre patriota, que probó la peor parte de la patria en el peor de los años!...
 
 
DON FERNANDO.- Sí recuerdo todo eso. Hicimos mil averiguaciones. El Libertador estaba desolado por la desaparición de su llanero.
 
VALENTINA.- Y luego la desgracia de Luisa, tan rápida, tan inesperada nos ha hechoquererla más...
 
DON FERNANDO.- ¿Estaba enferma ya?
 
VALENTINA.- No... estaba muy bien, muy alegre... una noche se acostó comosiempre y al día siguiente nos llamó llorando; estaba ciega, ciega sin saber por qué. Loúnico que dice fue que tuvo un sueño raro, así como de llamaradas, de relámpagos, nosé; en fin, quedó ciega la pobrecita... Y es tan dulce, tan piadosa, que ni se lamentaya... vive sonreida... más llora Margarita de verla a ella ciega.
 
DON FERNANDO.- Es lamentable, pero hermoso verlas a las dos. Cuando Margaritale vas sirviendo de lazarillo, más bien parece que fuera Luisa la que conduce aMargarita; porque la ciega vas sonriente y la otra lleva los ojos marcados de congoja...
 
MARÍA ANTONIA.- No será eso sólo el cavilar de Margarita...
 
DON FERNANDO.- ¡Hola, hola! ¿Como que hay algo más? ¿Amorcitos?
 
MARÍA ANTONIA.- Tal vez.
 
VALENTINA.- No, mamá. Amorcitos, no; amor, acaso, pero honrado y pacienteamor. Margarita nunca hará lo que tú no apruebes.
 
GABRIEL.- Eso es más complicado... A ver, Valentina; explica eso; creo que donFernando es de la casa.
 
VALENTINA.- No sé, yo nada sé...
 
MARÍA ANTONIA.- Pues yo sé muchas cosas, Valentina; yo sé lo que no quisierasaber. Yo sé que Margarita prefiere ahora ir a misa de ocho en San Pablo cuando antes prefería la de seis en San Francisco. Yo sé que Margarita ha descubierto que son muy bonitas las mañanas del domingo por los lados de la Vega y que es muy piadosoacudir a la limosna de la tarde a la puerta de San Felipe... Yo sé que ahora se ponemuy bien el sol por La Pastora, y asoma muy bien la aurora por Cotiza. Yo sé queMargarita se ha sorprendido de lo azul que es el cielo y de lo verde que es el campo...yo sé que hay nubecillas en el cielo y pajarillos en el aire, y la niña Margarita en laventana ha conocido a la luna del cielo...GABRIEL.- Total, la niña Margarita está enamorada. Mejor. La niña Margarita va agozar por fin su pedazo de tontería. No sabemos que somos tontos hasta que nosenamoramos.
 
MARÍA ANTONIA.- Pues a ti te dura, porque lo que has dicho es una tontería.
 

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->