Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
QUÉ GUÍA TU VIDA

QUÉ GUÍA TU VIDA

Ratings: (0)|Views: 825 |Likes:
Published by cesarpalacio

More info:

Published by: cesarpalacio on Jun 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial Share Alike

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

06/14/2013

 
 1
¿QUÉ GUÍA TU VIDA?
 Vida CristianaPredicador: P. Cristian EcheverryTranscripción y edición: Jorge Andrés Zuluaga
1.
 
Introducción...................................................................................................1 
 
2.
 
Todos somos guiados por algo.........................................................................2 
 
a.
 
Muchos son guiados por la culpa..................................................................2 
 
b.
 
La ira y el resentimiento...............................................................................4 
 
c.
 
¡Tengo miedo!.............................................................................................5 
 
d.
 
¡Todo para mí!............................................................................................6 
 
e.
 
Quiéreme, por favor…..................................................................................6 
 
3.
 
Cuando Jesús es en verdad nuestro Señor........................................................7 
 
a.
 
Conocer este propósito da sentido a nuestra vida..........................................7 
 
b.
 
Nuestra vida se simplifica.............................................................................8 
 
c.
 
 Apuntando al blanco....................................................................................9 
 
d.
 
Con las pilas puestas...................................................................................9 
 
e.
 
 Aquí no termina todo...................................................................................9 
 
1.
 
Introducción
“Vi también que el mucho trabajar y el éxito en una empresa provocan la envidia de unos contra otros, y esto también es vana ilusión y querer atrapar el viento” (Eclesiastés 4, 1) 
.Me imagino que ustedes y yo hemos reflexionado algún día en que nos hemosafanado mucho en nuestra vida, hemos trabajado incansablemente por nuestrasfamilias, trabajos; y todo lo que hemos obtenido ha sido cansancio inútil. Que ha sidodesastroso haber dedicado nuestras energías a algún proyecto, y reconocer que todoel tiempo, las ganas, el esfuerzo que hicimos por lograr esa meta fue en vano. Y muchas veces nos damos cuenta de que el trabajo que hacemos es en vano, porqueno tenemos un propósito para la vida, porque no sabemos qué mueve nuestra vida.
 
 2Entonces, a partir de este texto del Eclesiastés, nos preguntamos: ¿Qué guía nuestravida? Y nos daremos cuenta de lo que guía al común de las personas que no creen,que no aman, que no esperan, a las personas que están alejadas de Dios. ¡Aúnnuestra misma vida! Nosotros, que ya hemos tomado la opción de ser cristianos, decaminar con el Señor, de rendir nuestra vida a Jesús; muchas veces aquello que guíanuestra vida no es el Señor.
2.
 
Todos somos guiados por algo
 Algo tiene que guiar la vida de cualquier persona. La palabra guiar significa mover,conducir, empujar. ¿Qué empuja nuestra vida, qué nos motiva, nos conduce? Aalgunos los conducen los problemas; pagar una deuda, una exigencia de otrapersona, o un recuerdo. O el temor: hay personas que viven atemorizadas. O unacostumbre involuntaria. Cuantas veces algo que comenzó siendo un pequeño defectose convirtió en un vicio, y ahora se vive en ese vicio. Ser un mentiroso compulsivo,un pequeño ladrón, ser alguien de tan mal genio que ya no se puede hablar con élporque ya está dispuesto a pelear con uno. Veamos cinco aspectos que guían al hombre moderno, y las vamos a contraponer concinco ventajas que adquirimos cuando quien guía nuestra vida es verdaderamente elRey de Reyes y el Señor de Señores, Jesucristo
a.
 
Muchos son guiados por la culpa
Constantemente encontramos, en la labor pastoral y de consejería y en el sacramentode la confesión, como a muchas personas las guía la culpa. Se pasan toda la vidahuyendo de sus errores y ocultando su vergüenza. Son controlados por susrecuerdos. Su futuro es controlado por su pasado. Se castigan a sí mismos.¿De qué nos sirve la culpa? Veamos rápidamente la diferencia entre lo que es la culpay lo que nos pide la Sagrada Escritura, que es el arrepentimiento. Es muy distinta laculpa al arrepentimiento. Cuando tú cometes una falta, el sentimiento de culpa tepuede llevar a pensar: “Yo, tan buena persona, tan querido como soy, siempre me hecomportado bien. ¿Yo hice esto? No puede ser...”. La culpa siempre es egocéntrica,es mirando que tan bueno es uno, tan perfectito, tan santo; y entonces, usted mismose defraudó. Eso se llama culpa, eso no le agrada al Señor. La Biblia nos habla delarrepentimiento. Recordemos al rey David, y ese salmo tan hermoso que compuso, elsalmo en que clama misericordia:
“Contra ti he pecado, y solo contra ti,haciendo lo malo, lo que tú condenas (Salmos 51(50), 4) 
.
 
 3Mientras la culpa mira al hombre, el arrepentimiento mira al Señor. “Con lo que hehecho te ofendí a ti, Señor. Tú no esperabas que yo me comportara así, yo fui creadopara darte gloria. Para alabarte, para bendecirte, para reverenciarte con todo lo quesoy, y te he fallado”.No nos podemos dejar guiar por la culpa. Quienes constantemente se dejan guiar porla culpa no crecen. Frecuentemente recibimos personas para asesoría pastoral, genteque nos llama por teléfono… Y todas las llamadas dicen ser urgentes. Uno se asusta,se pregunta qué habrá pasado. Pero muchas personas no cambian, no se convierten,su corazón no se transforma porque se quedan en el nivel de culpa. “Padre, es queme manejé muy mal, hice lo que no debía…”. Les digo que deben convertirse, quetienen que dar pasos, que tiene que ser obediente a la dirección, seguir la voluntadde Dios, empezar a formar parte de una comunidad católica. Pero, ¿que hacen laspersonas? Vuelven a caer, a pecar. ¿Por qué? Por que no se convirtieron realmente,no se arrepintieron, no pidieron al Señor contrición, dolor de sus pecados. Cuandohay verdadera contrición viene el perdón de Dios, el verdadero arrepentimiento, unamuy buena confesión y tú sales nuevo, restaurado, y entonces con la gracia de Diosvas superando el pecado.Debemos evitar que nos guíe la culpa. Les voy a dar un ejemplo. A Moisés no lo guióla culpa. Ustedes conocen muy bien la historia sagrada, recuerden a Moisés. Crecióen la corte del faraón egipcio, con todos los lujos y honores. Y cuando vio queestaban maltratando a uno de sus hermanos hebreos, se sintió muy enojado. CuandoDios lo llamó, Moisés pudo haberse dejado guiar por la culpa, pero al saber que elSeñor lo tenía para un propósito grande, se convirtió en el libertador de Israel. Otroejemplo: Gedeón (Jueces 6). Era miedosísimo, se tenía por poco, y el pueblo deIsrael había sido entregado al poder de los madianitas. Y el Señor lo convirtió en unfuerte guerrero. Vamos a terminar diciendo que Dios es experto en borrón y cuenta nueva. Leemos enla Biblia:
“Feliz el hombre a quien sus culpas y pecados le han sido perdonados por completo.Feliz el hombre que no es mal intencionado y a quien el Señor no acusa de falta alguna” (Salmo 32(31), 1-2) 
 ¡Qué grande es la misericordia de Dios! Pero nosotros somos muy particulares. Heescuchado confesiones como estas:-
 
Padre, quiero hacer una confesión general.-
 
Cómo, ¿una confesión general?

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->