Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Orar-23ªDomTO-C-8 Septiembre-13-Lc 14,25-33

Orar-23ªDomTO-C-8 Septiembre-13-Lc 14,25-33

Ratings: (0)|Views: 11 |Likes:
Published by iglesiasmeilan

More info:

Published by: iglesiasmeilan on Sep 04, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/27/2014

pdf

text

original

 
23 Domingo-T.O.-C 
8 Septiembre 2013
Ruego/rogamos
por pedir el don de comprender el Evangelio y poder conocer y estimar a Jesucristo y, así, poder seguirlo mejo
Apunto
algunos hechos vividos esta semana que ha acabado
Leo/leemos
el texto.Después
contemplo
y subrayo. Ahora apunto aquello que descubro deJESÚS y de los otros personajes, la
BUENA NOTICIA
que escucho...veo
Calculo mis fuerzas: ¿quérelaciones y qué otros ámbitos demi vida no están, todavía, marcadospor el seguimiento de Jesús?¿Tengo algunos “bienes” que mehacen ir cargado y dificultan elseguimiento?Me pongo medios por adelantar.
Y vuelvo a
mirar la vida
,los
HECHOS 
vividos, las
PERSONAS 
de mi entorno... desde el evangelio ¿veo?
Entre las personas queconozco, ¿qué testigostengo dedesprendimiento, derenuncia a los “bienes”por seguimiento deJesús? Doy gracias aDios.
Lc 14,25-33
25
 Le seguía mucha gente. Él se volvió y les dijo:
26 
«Si uno viene a mí y no deja a su padre y a sumadre, a su mujer y a sus hijos, hermanos yhermanas, y aun su propia vida, no puede ser discípulo mío.
27 
 El que no carga con su cruz yme sigue, no puede ser mi discípulo.
28
 Porque,¿quién de vosotros, si quiere construir unatorre, no se sienta primero para calcular los gastos y ver si tendrá para terminarla?
29
 No seaque, si pone los cimientos y no puede acabar laobra, todos los que se enteren comiencen aburlarse de él,
30
diciendo: Éste comenaconstruir y no ha podido terminar.
31
O ¿qué rey,si va a ir a la guerra contra otro, no se sientaantes a considerar si puede enfrentarse con diez mil al que viene contra él con veinte mil?
32
Y si ve que no, cuando todavía está lejos, envía unaembajada pidiendo la paz.
33
 Así pues, el que devosotros no renuncie a todos sus bienes, no puede ser mi discípulo.
(Si lo hacemos en grupo, lo puedo compartir)
(Si lo hacemos en grupo, lo puedocompartir)No acabo (no acabamos, si lo hacemos en grupo) sin estos dos pasos
Llamadas
que me hace -nos hace- el Padre hoy a través de esteEvangelio y 
compromiso
Plegaria
. Diálogo con Jesús dando gracias, pidiendo...
 
Evangelio en formato video
Notas por si hacen falta
Notas sobre el texto, contexto y pretexto
o
Siguiendo a Lucas, entre el evangelio del el pasado domingo y este de hoy, continúa con la imagen de los ágapes ylas mesas, con la guapa parábola de los invitados al banquete: Lc 14,15-24. ¡Leámosla!
 
o
Al final del noveno capítulo del evangelio (9,51), Jesús inicia un viaje a Jerusalén. Aquí, Lucas, ya nos informa delas exigencias que se presentan a los discípulos más próximos. Ahora nos encontramos en pleno camino del discípulo;un camino en el que Jesús no trata de dar normas de comportamiento (14,1-14), sino que nos presenta una actitud de
humildad
para agradar a Dios. En la parábola anterior (14,15-24) hay una invitación a entrar en el Reino (invitaciónque resuena en plazas, caminos
“hasta que la casa se llene”
). La convocatoria para seguir a Jesús es radical y noconoce límites personales. Pero ahora tres exigencias presentan la radicalidad de este seguimiento en dos camposimportantes para Lucas:
la familia y el dinero
.
o
La parábola es dicha por Jesús a propósito de la exclamación de uno de los invitados al banquete en el que éltambién participa:
“¡Feliz quien se siete a mesa en el Reino de Dios!”
(Lc 14,15). Esta exclamación parece unaaprobación entusiasta de la que Jesús acababa de decir:
“en el Reino de Dios los primeros invitados son los pobres,inválidos, cojos y ciegos”
(Lc 14,13). De todas maneras, Jesús responde a este comensal entusiasta, no fuera el caso queno lo hubiera entendido adecuadamente.
Notas para fijarnos en Jesús y el evangelio
 Lc 14,25-33
 
El centro de este texto está en el último versículo:
“quien de vosotros no renuncie a todos sus bienes no puede ser discípulo mío”
(33). Vemos que Jesús se dirige a quienes ya son discípulos suyos y quierencontinuar siéndolo. Algunos habían emprendido el camino bien pronto (Lc 5,11.28). Y les dice que elauténtico discípulo debe compartir el desprendimiento que es característico de la manera de vivir delMaestro. Y, en cualquier caso, ningún criado no puede servir dos señores (Lc 16,13).
Los
“bienes”
son, ciertamente, los
bienes materiales
–justamente Jesús acaba de decir que en el Reinoquienes no tienen, bienes materiales, son los primeros (Lc 14,12-24)–. Más adelante Lucas concretará másesta cuestión, como lo podemos ver en el caso del hombre rico:
“vende todo el que tienes y repártelo entrelos pobres, y tendrás un tesoro al cielo”. “Después ven y sígueme”
(Lc 18,22), o en el caso de Zaqueu (Lc19,1-10). Y antes, al empezar el camino en Jerusalén, ya había anunciado las condiciones del seguimiento(Lc 9,23-27.57-62).
Pero Jesús también habla de otros
bienes
, como
la familia y la “propia vida”
(26). ¿Qué quiere decir,Jesús, con estas condiciones para seguirlo?
A menudo leemos las comparaciones desde la clave bueno–malo o positivo–negativo. Si utilizamos estaclave para buscar el significado de los vv. 26-27, nos equivocaremos.
Amar
“más” 
 
a Jesús que
“al padre yla madre...”
(26) no quiere decir, de ninguna forma, que amar a Jesús sea bueno y positivo, y amar a losmiembros de la propia familia sea malo y negativo.
Igualmente con respecto a la propia
“vida” 
(26). Elmismo Jesús ratifica el mandato de la Ley que propone el amor a Dios de todo corazón es inseparable delamor al prójimo. Y este segundo amor, dice la Ley, tiene la fuerza del amor 
“a si mismo”
(Lc 10,27).
La clave, pues, quizás sólo la encontraremos si cambiamos el punto de vista y nos lo miramos desde elotro lado. Es decir, aquello que vivimos en cuanto a los afectos: el amor a la familia, a la pareja, a losamigos..., todas las relaciones humanas, en cuanto que son buenas y nos hacen crecer humanamente, pueden ser todavía mejores si las vivimos amando a Jesús y siguiéndolo en todo. Igualmente con respecto ala propia
“vida”
: seguir Jesús nos puede llevar a tomar, como él y con él,
“la cruz”
(27). Pero, como él, no paso por desprecio de la vida sino por amor. Se trata de dar la vida por amor. Dar, generosamente, aquelloque amamos mucho, aquello que tiene mucho valor, porque da otras vivan.
Dicho de otra manera: Seguir Jesús es un acto de libertad fruto de una decisión presa con libertad. Perono hay nada, ningún ámbito de la vida –desde las relaciones con cualquier persona hasta los rincones más profundos de la propia intimidad–, que se escape a las consecuencias que tiene el seguimiento de Jesús.
De que el seguimiento de Jesús hace cambiar todas las relaciones humanas, tenemos un testigo en lasegunda lectura de la misa de hoy, Filemón 1,9-17: Onésimo ha pasado, por la fe, de ser esclavo a ser hermano. Esto es un hecho, más allá de la legislación que contemplaba la esclavitud como normal. Elseguimiento de Jesús obro caminos al cambio de las estructuras.
Un apunte, todavía, sobre el
“traer la cruz”
. En una familia obrera, el esfuerzo que se hace por trabajar,las desazones que pasan los unos (militantes) por otros (jjmo) para que todo el mundo viva con dignidad,¿no es dar 
“la propia vida”
 por amor? Ciertamente, no tiene nada de desprecio a la propia vida y mucho deamor a la vida de las otras personas. Esto, vivido en seguimiento de Jesús, queda reforzado por la mismaesperanza que lo mueve a Él.
Las dos parábolas con qué Jesús ilustra estas enseñanzas (28-30 y 31-32) aconsejan de tomar decisionesque no acaben en ningún fracaso. Por esto insisten en la reflexión y el cálculo (28 y 31). ¿Qué es el quedebemos calcular, en este caso?
La carga que traemos
. Seguir Jesús pide todas las fuerzas. No podemos pretender de seguirlo cargados. Él va ligero de equipaje y seguirlo sólo es posible si vamos descargados.
 
Hace falta tener presente, pero, que esto puede ser difícil: Que no es, de difícil, para los quien tienenriquezas entrar al Reino de Dios! (Lc 18,24). Ahora bien, Dios puede hacer posible que nos descargamos:
 Aquello que es imposible a los hombres, es posible a Dios
(Lc 18,27). Le habremos de pedir que nos ayude.
Jesús va de camino a Jerusalén…. Y tras el llamamiento universal le precede (
“le seguía mucha gente”
)siguen ahora (
“El se volvió y les dijo”
) las condiciones del seguimiento, de ser discípulo:
Desprendimiento respecto a la familia e incluso de sí mismo.
o
Jesús (en Lucas) emplea la palabra “odiar”, que no es ir contra el cuarto mandamiento (Lc 18,20).
“Odiar”
, en elmodo oriental de hablar, significa
“poner en segundo lugar”
algo o alguien, porque ha aparecido otra cosa o persona demás valor. Pero, con todo, Lucas presenta una renuncia más radical que Mateo y Marcos: el
“odiar”
del v.26 expresa conmás fuerza el
“quiere más”
de Mateo 10,37.
o
A la lista de personas a las que hay que renunciar por Cristo (Mt 19,29) añade
“la mujer”
, conforme a su radicalismoascético.
o
La mentalidad semítica no entiende de las medias tintas en las relaciones personales: o se ama o se odia. En este caso,hay que subordinar los afectos más fundamentales: la familia y la propia vida. Pos-ponerlos (
“odiarlos”
, en semita)implica reorganizar las prioridades, desarrollar una capacidad interna de radicalidad aunque se trate de lo cercano e intimode la propia vida.
La segunda exigencia es la cruz (v.27), la expresión de un seguimiento más estricto.
o
Recordar que en Lucas, en la pasión, no presenta a Jesús con la cruz a cuestas. En compensación y a lo largo de lanarración evangélica, Lucas presenta al discípulo acompañando al maestro; ambos cagados con la cruz.
o
Una cruz que es la entrega en la vida. Esto no supone una carga adicional a los problemas de la existencia, sino más bien hace referencia al nuevo estilo de vivir que se desprende de la pretensión de seguir a Jesús en la construcción delReino de Dios.
La tercera exigencia (
“el que no renuncia a todo lo que tiene no puede ser discípulo mío”
), renuncia a los vienesmateriales, queda ilustrada por dos parábolas breves sobre la previsión cara a dar seriedad a este compromiso y nocaer en el ridículo.
o
La del constructor ante el reto de su obra y la del rey en guerra. ¡Hay que calcular las fuerzas!
o
Las euforias iniciales no sintonizan con el evangelio, si se desvanecen rápidamente. Posponer (
“odiar”
) lo que se es ylo que se tiene es algo que se logra a lo largo del camino.
Optar… En la vida necesariamente tenemos que optar: no podemos hacer todo ni tener todo; por ello hay quediscernir los valores éticos que entran en juego…. Y ser cristiano exige un cierto modo de vivir y de ver lascosas (también como comunidad e iglesia)…. “estilo de vida”…
Cuaderno de VidaDECÍDETE POR JESÚS
Hicimos de la vida cristianaun teatro,un cuento,o un negocio.Hicimos de la vida cristianaun solemne aburrimiento.Los viejos la mirancon retranca desconfiada.Los adultos la siguen viviendocon la rutina de siempre.Los jóvenes pasan de ella.Los niños aprenden lo que ven.Los mismos curas y frailes parecen no dar crédito a la vida cristiana.Perdieron la ilusión,enfrascados en ritos y ceremonias bacías.Pocos apuestan por Jesús decididamente.Las parroquias, las comunidadesestán llenas de cristianos de compromiso,de circunstancias o de rutina.Y Jesús siguen hablando de su seguimiento.Jesús sigue ofreciendo su caminocomo un proyectocapaz de ilusionar y de llenar de vidaal más exigente y soñador.Dale crédito a Jesús.Síguelo. No se trata de renunciar  para quedar vacío y huérfano.Se trata de renunciar  para llenar tu vida, para recobrar la limpieza en la mirada,el calor del corazón,la ilusión en todo tu ser.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->