Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
6_Comentario Biblico Adventista Josue

6_Comentario Biblico Adventista Josue

Ratings: (0)|Views: 10 |Likes:
Published by Rhuel Donaires

More info:

Published by: Rhuel Donaires on Sep 04, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/03/2014

pdf

text

original

 
El Libro de JOSUÉ
INTRODUCCIÓN1. Título.El título del libro lleva el nombre del sucesor de Moisés, Josué, hijo de Nun,de la tribu de Efraín. Se lo llamó primeramente Hoshea', que se hatransliterado como Oseas (Deut. 32: 44; Núm. 13: 8, 16), que significa"salvador" o "salvación". Según Núm. 13: 16, Moisés le cambió el nombre por elde Yehoshua', Jehoshua, poniendo como prefijo la forma abreviada de Jehová(Yahvéh) al nombre anterior de Josué. De ese modo significó "salvación de [opor] Jehová". Josué es sólo una forma acortada de Jehoshua, la forma quesiempre aparece en el AT hebreo. En la versión la LXX (Septuaginta o de losSetenta) se lo llama Iesous huios Naue, "Jesús, hijo de Naue [Nun]". En eltexto griego del NT se lo llama expresamente Iesous, Jesús (Hech. 7: 45; Heb.4: 8). Las versiones RVR y BJ tienen "Josué" en ambas referencias.Cristo y los judíos reconocieron tres divisiones en el AT: la ley, los profetasy los salmos, o escritos (Luc. 24: 44). Josué es el primer libro de la segundadivisión, llamada "los profetas" en las Biblias hebreas, pues su autor tuvo lamisión de profeta. En las Biblias hebreas la sección titulada "los profetas"está dividida en dos partes: los profetas anteriores: Josué, Jueces, Samuel yReyes; y los profetas posteriores: los que comúnmente conocemos como profetas.Por lo tanto, Josué aparece como el primer libro de los profetas, aunque sucontenido está estrechamente relacionado con el Pentateuco, conocido por los judíos como la ley.2. Autor.Los comentadores y críticos no están todos de acuerdo acerca de si el libro fuerealmente compilado por Josué. Los críticos insisten en que el libro no es unaunidad literaria, compuesta por un autor, sino compilado a partir de variosdocumentos. Pero la unidad interna del libro es tan evidente por su narraciónbien hilada, que tal análisis documental no merece una consideración seria.Los que niegan que Josué sea el autor arguyen que se mencionan en él tantonombres como transacciones que no existieron hasta un período muy posterior altiempo de Josué. Las expresiones "hasta este día" o "hasta el día de hoy", quese hallan en cerca de una docena de pasajes -dicen ellos- indican que fueescrito mucho después del tiempo de Josué. Sin embargo, por lo menos uno deesos textos prueba justamente lo contrario. En Josué 6: 25, hablando de Rahabdice: "y habitó ella entre los israelitas hasta hoy". 174 No hay razón por lacual Josué no pudiese haber escrito esto. No podría haber sido escrito tantotiempo después como arguyen los críticos modernos, pues es obvio que lo fuedurante la vida de Rahab.Ninguno de los 12 pasajes a que se hace referencia, con la posible excepción
 
del cap. 15: 63, puede ubicarse definidamente como escrito después del tiempode Josué. Según este versículo, "ha quedado el jebuseo en Jerusalén con loshijos de Judá hasta hoy". En Juec. 1: 21, después de la muerte de Josué(vers.1), se dice que Benjamín no echó a los habitantes de Jerusalén sino quepermitió que habitasen allí "hasta hoy". Pero esto era tan cierto antes de lamuerte de Josué como lo fue después.Tal vez un problema más difícil es el relato de la captura de Lesem (cap 19:47) por los hijos de Dan. Una comparación con Juec. 18: 27-29 puedeposiblemente implicar que la captura de Lesem ocurrió mucho después del tiempode Josué. Pero no hay pruebas para demostrar que fue así.Se mencionan otras objeciones, tales como nombres de lugares que no fueronasignados hasta tiempos posteriores -Cabul (Jos. 19: 27; cf. 1 Rey. 9: 13),Jocteel (Jos. 15: 38; cf. 2 Rey. 14: 7) y unos pocos más. Por lo tanto, muchoshombres piadosos han supuesto que el libro fue escrito por alguna personainspirada después del tiempo de Josué pero antes que hubiesen reinado muchosreyes en Israel. Sin embargo, Jos. 6: 25 no permite una fecha de composicióntan tardía como podría inferirse por el cap. 19: 47, ni tan tardía como loindica el argumento de los nombres mencionados previamente. ¿Cuál es, entonces,la solución?El hecho de que el libro está escrito en tercera persona no tiende en ningúnsentido a excluir a Josué como su autor: Moisés también escribió en tercerapersona, y conservó un registro exacto de todos los acontecimientos queocurrieron bajo su dirección, hasta su muerte. Es ciertamente razonablesuponer que Josué, principal ayudante de Moisés, seguiría el ejemplo dado porsu gran predecesor. Las evidentes dificultades mencionadas previamente puedenexplicarse razonablemente sobre la base de que cuando el libro fue transcritoen años posteriores, particularmente hasta el tiempo de los reyes, se hicieronciertos cambios menores, tales como el empleo de nombres de la época paraalgunos lugares, en sustitución de los que eran más antiguos y menosfamiliares. Al referirnos a Nueva Amsterdam usamos el nombre moderno de esaciudad: Nueva York, a fin de lograr claridad. Pueden haberse añadido otrasexplicaciones menores, como por ejemplo la expresión "hasta hoy"; pero talesmodificaciones de ningún modo afectaban la autenticidad del libro como obra deJosué, preparado bajo dirección inspirada.Hay acuerdo general de que el registro de la muerte de Josué, en el cap. 24:29-33, como la de Eleazar, fue registrada por alguna otra persona. Pero aunesto no afecta de ningún modo la inspiración ni la paternidad literaria dellibro. A menudo los libros contienen hoy notas introductorias o biográficaspreparadas por otra persona que no es el autor mismo. Con pocas excepciones,hasta los tiempos modernos los judíos y cristianos han reconocido de modouniforme a Josué como autor del libro que lleva su nombre. El Talmud judío(Baba Bathra 14b) afirma en forma específica que esto es así, y añade queEleazar, hijo de Aarón el sumo sacerdote, añadió la conclusión (cap. 24:29-32), y Finees agregó el vers. 33 (Baba Bathra 15a, 15b).3. Marco histórico.
 
 Si aceptamos la paternidad literaria de Josué, y el año 1445 AC como la fechadel éxodo, es claro que el libro de Josué fue escrito en la primera parte delsiglo XIV AC. Algunas porciones del mismo pueden haber sido registradas en losúltimos años del siglo XV. Como se mencionó anteriormente, es posible que 175copistas posteriores, pero dificilmente después de los primeros reyes, hubieranañadido breves explicaciones. Israel estaba entrando entonces en la tierra delos amorreos, al oeste del Jordán, para poseerla según la promesa hecha aAbrahán en Gén. 15: 16. La iniquidad de los amorreos había alcanzado suculminación.Las excavaciones modernas nos han proporcionado mucha información respecto dePalestina y de las naciones circunvecinas de la época de Josué. Durante variossiglos Palestina había estado en forma intermitente bajo la influencia, y aveces el control, de Egipto. Tutmosis III, que murió alrededor de 1450 AC,dirigió 17 campañas en Palestina o a través de ella para sofocar lo que habíallegado a ser una rebelión general contra Egipto. Esas campañas continuaronpor un período de 18 años. Aun después de eso hubo campañas menoresadicionales, y se levantaron varias fortalezas nuevas. En ciertas épocas delaño se trasladaban en forma constante soldados y provisiones a lo largo de lacarretera costera, llamada en la Biblia "el camino de la tierra de losFilisteos" (Exo. 13: 17). Esto quizá fue justamente antes del tiempo deléxodo, si como parece probable, el éxodo ocurrió alrededor de 1445 (ver pág.128; también la Introducción al Éxodo, t. I).Después del éxodo, el poderío de Egipto comenzó a menguar. Sin embargo,continuaron las guerras entre Egipto y las naciones de Canaán hasta el reinadode Tutmosis IV (c. 1425-1412 AC). Un nuevo poder enemigo, el de los hititas,comenzó a amenazar a los mitanios, anteriores enemigos de Egipto. Poco antesde 1400 AC Tutmosis IV concertó la paz con los mitanios, por causa de su nuevoenemigo común, y llegaron a su fin las hostilidades que permanentemente habíahabido entre ellos. En los días de su sucesor, Amenhotep III (c. 1412-1375AC), el auge del poder egipcio comenzó a disminuir. Sin embargo, Amenhotep IIIreinó con seguridad y esplendor sin paralelo. Egipto disfrutaba de lasriquezas que había obtenido en las conquistas pasadas. Su poderío militarestaba terminando; y como lo revelan las Cartas de Tell el-Amarna, que soncorrespondencia de príncipes vasallos de Siria y Palestina con Amenhotep III ysu sucesor, Iknatón (c. 1387-1366 AC), Siria y Palestina hervían de intrigasinternas mientras se hallaban sometidas a ataques del exterior. Sin embargo,no aparecía ayuda procedente de Egipto. Algunos sellos en forma de escarabajosde Amenhotep III, los últimos hallados en las tumbas en las afueras de Jericó,son considerados por algunos eruditos como una prueba de que la ciudad cayódurante su reinado. Las condiciones que había entonces en Palestina erantales, que hicieron posible la conquista israelita sin que tuvieran que hacerfrente al poderío del imperio egipcio.Los hititas (heteos), mencionados en Jos. 1: 4, estaban llegando a serpoderosos en esa época, pero no tenían autoridad en Palestina (ver págs. 32,33). Esto ayudó a refrenar el poder de los mitanios en el norte. Asiria, enun período de decadencia, estaba débil. Los kasitas gobernaban en Babilonia,

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->