Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LENOS DEL ESPÍRITU PARA PROCLAMAR EL EVANGELIO DE CRISTO

LENOS DEL ESPÍRITU PARA PROCLAMAR EL EVANGELIO DE CRISTO

Ratings: (0)|Views: 731|Likes:
Published by Juan_Carlos_Carcamo

More info:

Published by: Juan_Carlos_Carcamo on Jun 21, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/20/2009

pdf

text

original

 
LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO PARA PROCLAMAREL EVANGELIO DE CRISTO.Hechos 2: 14-42
¿Qué quiere decir esto? Era la pregunta. Era un día similar al anterior yposiblemente sin mucho que aportar de diferencia para el próximo. Un grupo depersonas reunidas esperaban impacientes algo especial, alguna señal, algunaindicación de que sus expectativas serían realizadas. De pronto, un tremendoestruendo, el viento arreció y sopló fuerte llenando la casa donde estaban ycomenzó a ocurrir algo extraordinario, las personas hablaban de forma extrañay sin embargo, se comprendían unos a otros, había confusión, de pronto se juntó gran cantidad de personas, de Mesopotamia, de Frigia, de Panfilia y deotros lugares, estaban atónitos, maravillados, perplejos, la gran pregunta entretodos era la misma: ¿Qué quiere decir esto? Algunos comenzaron a burlarse,fue entonces que Pedro se paró, esta vez, sin titubear, sin dudas, y comenzó adisertar haciendo de la escena más insólita y maravillosa. A partir de ese día lahumanidad nunca sería la misma.Es interesante notar que el evento que precede al discurso del apóstol Pedroes el advenimiento del Esritu Santo. Es importante recordar que lasmanifestaciones fueron tan extraordinarias que la gente alrededor lleapensar que había algún nivel de embriaguez entre los creyentes reunidos.Pedro se levanta para aclarar que no es embriaguez ocasionada por el abusode bebidas estupefacientes, sino más bien advierte que el pueblo reunido seencuentra lleno por la presencia del Espíritu Santo. Hasta este punto cualquier intérprete del texto bíblico influido por la corriente carismática se sentiría, endefinitiva, cómodo con esta lectura.Vale la pena, sin embargo, subrayar algunos aspectos sobresalientes en elanálisis de este texto.Primeramente, debemos reconocer que solo tenemos dos alternativas frente aldiscurso del apóstol Pedro, inicialmente la posibilidad de que el discurso salgadesde la profundidad del corazón de un apóstol que ha convivido de primeramano con Jesús y que impactado por su ascensn y el proceso dedesprendimiento obligado, da rienda suelta a su sentir a través del presentediscurso, por otro lado, la posibilidad de que este discurso sea expresión de lallenura del Espíritu Santo, que vierte sus manifestaciones no solo a través delos dones sobrenaturales como las lenguas de fuego repartidas, sino en larerica misma del apóstol. Dicho de otro modo, el hecho mismo de lapredicación de Pedro se convertía en un absoluto milagro, entre otras cosas,por su capacidad de síntesis para resumir verdades de enorme profundidadteológica en una claridad expositiva al modelo del mejor comunicador denuestros tiempos. Sencillamente el hecho de que Pedro predicada al modo enque lo hizo en su primera intervención pública ya era de por si, un milagro.Como segundo punto, la estructura del discurso del apóstol Pedro se vuelvesignificativa: Comienza haciendo referencia a la experiencia de los donesmanifestados a través del advenimiento del Espíritu Santo, pero de inmediato,busca un asidero escritural y apela a un texto profético de Joel 2: 28-32. Luego,
 
sitúa la centralidad del mensaje en la personalidad de Jesucristo, su vida, suministerio, sus enseñanzas, su pasión, su muerte, su resurreccn y suascensión. Vuelve a citar un texto, en este caso el salmo 16: 8-11 del rey David,y luego, en esa línea, el apóstol se enfila hacia provocar una profunda reflexiónen su audiencia, al parecer, con especial interés en los judíos presentes aquienes exhorta a reconocer el Señorío de Cristo, señalando suresponsabilidad en la crucifixión y los padecimiento de Jesús y les anima aoptar con seriedad por el Reino de Dios representado en el Señoo deJesucristo. La frase con que cierra Pedro su discurso es enfática:
este mismoJesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.
Un tercer criterio para el análisis serían los resultados de la predicación. Losoyentes se compungieron de corazón, reaccionaron al mensaje, recibieron lapalabra, incluso se bautizaron y se añadieron ese día como tres mil personas.No olvidar que era el primer discurso evangelístico del apóstol Pedro y aún dela iglesia cristiana naciente.Me permito reflexionar algunos aspectos derivados de este texto. Por ejemplo,reconociendo que este mensaje nace de la inspiración del Espíritu Santo y quecomplementa la actividad ministerial en el corazón del apóstol Pedro, podemosafirmar que existe a partir de él, un modelo de proclamación que tendríaalgunas características, por ejemplo, no existe tal dicotomía o divorcio entreuna idea y otra o entre la obra del Espíritu y la proclamación de Jesús. No sonaspectos diferentes y menos separados como a veces damos a entender lasiglesias, enfatizando una por sobre la otra. Mientras algunas iglesias insistimosen dar prioridad a uno por sobre otros aspectos, el discurso del apóstol Pedronos sitúa con increíble claridad en la integralidad del evangelio; es decir, con lallenura del Espíritu y animados por la grandeza de sus obras, Dios llamanuestras atención para reconocer el centro de la actividad salvadora que siguesiendo la persona de Jesucristo.Los resultados también son evidentes, no solo en la sobrenaturalidad de losmanifestaciones, sino además en la disposición de los que reciben al palabra,para reconocer la verdad recibida y para abrirse a la transformación. En esesentido, los que se añadieron fueron una cantidad significativa pero más queeso el texto cierra diciendo como estos perseveraban en la doctrina de losapóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en lasoraciones.La iglesia del Señor sigue siendo retada a vivir esta experiencia. No hablo enaspectos sobrenaturales como las lenguas de fuego repartidas, que pueden ono aparecer, no estoy seguro de que manera Dios decida llamar nuestraatención; más bien entiendo que los más significativo sigue siendo y debe ser la centralidad del mensaje en el ministerio, la vida, la pasión, la muerte, laresurrección, la ascensión y el nuevo día del Señor que fue proclamado por laiglesia; ese día del Señor esperado y anhelado por el antiguo testamento ahorase cumplirá en la segunda venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo,frente a lo cual somos exhortado a tomar postura ya que no podemos ser indiferentes, debemos tomar decisión y anunciarlo a toda la humanidad. Pedrolo hizo en el poder del Espíritu Santo, el pueblo del Señor solo necesita dejarse

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->