Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
34Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Decima y Rumba Completo

Decima y Rumba Completo

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 10,901 |Likes:
Published by Philip Pasmanick

More info:

Published by: Philip Pasmanick on Jun 21, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/13/2013

pdf

text

original

 
 Décima y rumba: formalismo ibérico en el corazón del cantar afro-cubano
Por Philip “Felipe” Pasmanick 9-95 en inglés v. 3.4 en español 4-4-2000 versión completa
 
Definición e historiaEl vocablo
décima
se refiere a una forma poética española compuesta de una o más estrofas de diezlíneas cada una. La mayoría de las décimas están elaboradas en el estilo conocido como
espinela
,llamada así por el gran poeta, novelista y músico Vicente Espinel (1550-1624) quien en 1591 publicódécimas con líneas octosilábicas y un patrón de rimas abbaaccddc. La espinela tuvo un éxito rotundoy duradero; hoy en día decimistas cultos y populares escriben y cantan sus versos improvisados enmuchos países de habla castellana. Muchos estudiosos han analizado y coleccionado décimas, perolos investigadores prácticamente han hecho caso omiso al fenómeno de la décima dentro de la rumbafolklórica, y existe una rica variedad de estructuras textuales que hasta la fecha no han sidodocumentadas. Este estudio se dirije precisamente a esta carencia.Como ejemplo e introducción a nuestro tema ofrezco mi propia poesía. Las rimas ocurren según lapronunciación afro-cubana, que también permite elidir entre vocales fuertes, como en las líneas 9 y10.
Hace tiempo que quisierauna décima cant
ar
en la rumba y goz
ar
su cadencia placenteraque proviene de la erade Calderón de la Barcay que luego se embarcaal gran mundo pan-hisp
ano 
donde se hable el castell
ano 
la espinela es monarca
 .12345678910
 A BB A  A CCDDCCoro: Que la vida es sueñoy los sueños sueños son
 
La décima y su orígen peninsularLa décima es producto de mil años de evolución lingüística. La línea octosilábica es “sin duda la másantigua en la poesía española” y posiblemente encuentre sus raíces en la mera estructura del idioma[Navarro 1986, p. 71]. Las líneas octosilábicas son muy comunes en los dichos y refranes popularesy en los estribillos de las canciones desde el siglo VI. Aparecen en poemas mozárabes escritos en los
P. Pasmanick Décima y rumba v. 3.4 [ 04-04-2000 ] p. 1
 
siglos XI y XII. Para el siglo XV las canciones compuestas con líneas de ocho sílabas eran comunesentre los trovadores de Castilla.Estas canciones trovadorescas eran típicamente conjuntos de coplas (aa), romances (abcb) yredondillas (abba). Una décima puede entenderse como dos redondillas conectadas por un “puente”que repite la rima de la última línea de la primera redondilla y la primera línea de la segundaredondilla para repetir el patrón abba. O sea, escribir abbaaccddc así: abba ac cddc.
puente
A B B AA B B A
Ya para fines del siglo XVI la décima era una forma frecuente en canciones, poesía lírica, y el teatro.En estos tiempos la quintilla rivalizaba con la décima. La quintilla puede entenderse como mediadécima; o bien, que una décima se puede analizar como un conjunto de dos quintilla seguidas, en dosvariaciones: abbaa y aabba. Es curioso notar que al reproducir así el patrón de rimas es palíndromo;o sea, se lee igual de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.
A B B A A A A B B A
linea de simetríapalíndromopalíndromo
Parte del atractivo especial de la espinela es precisamente este conjunto curioso de patronesambiguos, facil de percibir pero matemáticamente sutil. Este conjunto de patrones métricos de rimay énfasis parece tener un papel musical y concretamente rítmico dentro de la rumba.Desarrollo de la décima en EspañaLos autores más renombrados del Siglo de Oro consagraron la espinela en sus obras de teatro. Lopede Vega (1562-1635), Tirso de Molina (1571-1648), y Calderón de la Barca (1600-1681)(notablemente en su obra maestra
 La vida es sueño
, a lo cual se refiere nuestro verso introductorio) lausaban. Pero, fácil de musicalizar y dotada de una estructura de rima atractivamente cadenciosa, ladécima también fue integrada rápidamente por campesinos andaluces y canarios, muchas vecesanalfabetos. Con los comienzos del siglo XVIII la décima había pasado de moda entre los poetasneoclásicos, que aborrecían la línea octosilábica. Experimentó un auge durante el período delromanticismo (1830s-40s) gracias a poetas como José de Zorilla (1817-1893), Gaspar Núñez de Arce(1834-1903), y Ramón de Campoamor (1817-1901). Zorilla era especialmente creativo y originóvarias modificaciones en la décima. Al principio del siglo XX la décima una vez más estaba en
P. Pasmanick Décima y rumba v. 3.4 [ 04-04-2000 ] p. 2
 
decadencia, pero los poetas de la “generación del 27”, al redescubrir los grandes del Siglo de Oro,rehabilitaron la décima. Dentro del movimiento neopopularista, y con el afán de integrar la poesíaculta y la poesía popular, poetas como Federico García Lorca (1898-1936) y Jorge Guillén (1893-1984) escribieron espinelas clásicas y experimentaron con variantes de la forma.Para los años ‘50 la décima en España podría considerarse extinta como género literario, usada sólocomo una curiosidad [Mendoza 1957, p. 9]. Por cierto durante mi viaje en España no encontré anadie fuera de algunos catedráticos que tuviera la más tenue noción de qué era la décima, mientras enCuba todos ofrecieron opiniones y sugerencias sobre el tema.En algunas regiones de España se conserva la costumbre de los campesinos decimistas . Laprovincia andaluza de Almería y la región de la Alpujarra son bien ricas en este respeto, y allí y en laprovincia vecina de Murcia se celebran anualmente festivales de décima. Pero es en las islasCanarias, con su fuerte vínculo bidireccional con Cuba, donde la décima cantada ha tenido ymantiene más fuerza, aunque se puede considerar un arte en peligro de extinción. Sin embargo,tiene sus brotes inesperados; por ejemplo, en 1999 un juez canario fue multado por dictar sentenciasen décimas y otros versos [ver Pérez 1999].La décima española tuvo la fuerza para extenderse a otras lengua romanas. Los catalanes lograroncomponer décimas en catalán; era tradición para los trabajadores urbanos pedir aguinaldos condécimas en tiempos de navidad [ver Battle 1933]. En Cuba hay décimas cubanas con frases en
lengua
(idiomas afrocubanas como lucumí y abakwá) y oí una décima puertoriqueña con frases eninglés intercalados con efecto cómico. Personalmente he escrito décimas en inglés, que funcionanadecuademente pero tal vez con poca gracia.Décima en las AméricasPodemos decir que la décima viajó a las Américas por dos vías distintas. La “alta cultura” (poesíaeditada en libros y en teatro)--siguió a los patronos españoles a las capitales del imperio. La décimapopular--las canciones y poemas de campesinos, arrieros, curas, y prisioneros andaluces y canarios--estableció la décima en el campo y las ciudades. Los poetas criollos de las Américas rápidamentehicieron suya la décima. Un ejemplo notable es el de Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695), quienganó un concurso de glosas improvisadas patrocinado por la Universidad Real Pontifical de Méxicoen 1683. Rubén Darío (1867-1916), el poeta modernista nicaragüense y la chilena Violeta Parra
P. Pasmanick Décima y rumba v. 3.4 [ 04-04-2000 ] p. 3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->