Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Haya de la Torre - El problema del Indio

Haya de la Torre - El problema del Indio

Ratings: (0)|Views: 1,311 |Likes:
El ensayo "El Problema del Indio", escrito por Victor Raul Haya de la Torre en 1927.
El ensayo "El Problema del Indio", escrito por Victor Raul Haya de la Torre en 1927.

More info:

Published by: Luis Zaldivar Schrader on Jun 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/28/2013

pdf

text

original

 
 Formateado y producido para su lectura en la web | Luis Zaldivar
V
ÍCTOR
R
AÚL
H
AYA DELA
T
ORRE
 
E
L
P
ROBLEMA DEL
I
NDIO
 
 
Nota Preliminar
La presente es una transcripción del ensayo “El Problema del Indio” que Haya de la Torre mandoen 1927 a un movimiento filo-aprista en Cuzco llamado “Grupo Resurgimiento”, fundado y dirigido porLuis Valcárcel –indigenista autor de
Tempestad en los Andes
 
1
. Dado que el ensayo (como es notado enlas notas originales) no fue publicado sino hasta 1976, sería poco serio pensar que este ensayo fueimportante en el debate indigenista de esa década. Sin embargo, la claridad con la cual Víctor Raúlexpone sus propuestas para la dramática situación del latifundio peruano coloca a este ensayo comouna buena introducción al método aprista de análisis social y los lazos entre Haya de la Torre y lareivindicación indígena.Tal vez más importante, Haya aquí deslinda con el etno-nacionalismo muy común en laliteratura indigenista latinoamericana –y que aun hoy persiste en algunos movimientos revolucionariosindigenistas y en algunas facciones del Humalismo-, afirmando que “nuestro indigenismo no es elsimplista sentimental concepto racial que ante la estúpida afirmación burguesa de la inferioridad derazas, opone en un amargo grito de revancha la afirmación contraria de que toda raza de color essuperior a la blanca” (p. 183 en original) y atacando a los que se aprovechan del color de su piel parahacerse pasar como aliados del indio en la lucha por la justicia social. Estos temas recurrentes en lahistoria de la demagogia en las zonas pobladas por pueblos históricamente olvidados y/o explotadoshacen que la tesis aprista de rechazo a la simplista explicación racial sea más vigente que nunca.Considerando que en el Perú y el resto de Latinoamérica las fracturas sociales aun tienen uncomponente claramente étnico –ilustrado hoy por hoy en la distribución geográfica de la pobreza-, yque algunos políticos usan aun un discurso claramente racista
2
, considero que la lectura de la propuestaaural del aprismo es de suma importancia para la comprensión y extensión del pensamiento de Haya dela Torre en nuestro espacio-tiempo contemporáneo. Una de las tareas históricas del APRA es la
1
Valcárcel, Luis. 1927,
Tempestad en los Andes,
Perú,
La Sierra,
vol. 1, no 10.Para los interesados, el iluminado prologo de José Carlos Mariátegui a este libro puede ser encontrado en la redpreparado por Juan R. Fajardo gracias al archivo de www.marxists.org.[http://www.marxists.org/espanol/mariateg/1927/oct/10.htm]
2
En videos de la reunión de congresistas nacionalistas con nativos durante el paro amazónico de mediados del2009(http://www.correoperu.com.pe/correo/nota.php?txtEdi_id=4&txtSecci_id=80&txtSecci_parent=0&txtNota_id=70301) se le puede ver a la congresista Yaneth Cajahuanca tratando de sintonizar con los dirigentes amazónicos entérminos de su etnicidad, afirmando que en su delegación también son “chatitos y oscuros”. El resultado de eseparo fue una masacre de policías y nativos en donde el tema el tema de la emancipación indígena llego a un gritode insurgencia por el luego perseguido dirigente Alberto Pizango.
 
reivindicación de los explotados, y si algo hemos aprendido en 80 años de historia y dos veces en elpoder es que las reivindicaciones históricas no se logran con discursos chauvinistas, politiquería étnica,ni con demagogia estatal, sino con estrategias consensuadas, integracionismo, y liberarnos de los queHaya de la Torre llama en este ensayo los “localismos primitivos” y las “desviaciones fáciles que empujanlos sentimientos inconscientes o los provincialismos interesados”.Por último, es importante resaltar que para este momento de su reflexión político económica(aun antes de la publicación de
El Antiimperialismo y el APRA)
, Haya de la Torre estaba sumergido en elanálisis materialista marxista de su época, y por lo tanto se presta para algunos universalismos que lasciencias sociales contemporáneas critican. Por ejemplo, las referencias al “comunismo primitivo” de losIncas encajan dentro del molde evolucionista creado por Lewis Morgan luego adoptado por Marx, perohan sido tachadas en la antropología moderna por su inconsistencia etnográfica e idealismopaternalista
3
. Así mismo, es posible hoy en día argumentar –especialmente luego del desastre en la malllevada reforma agraria- que no basta solamente con eliminar el latifundio y reponer las comunidadesagrícolas, sino que se necesita buscar su industrialización. Esas actualizaciones, sin embargo, tienden aenriquecer el pensamiento Hayista mas no rechazarlo, esperando aun tal vez que la negación dialécticase dé para adaptarse al mundo globalizado, contaminado, y superpoblado que deviene.Las notas originales en Obras Completas han sido transcritas fielmente, más e aumentadoalgunas notas con datos y precisiones que me parecieron convenientes para una lectura adecuada deltexto. Estas últimas están señaladas con mi apellido al comienzo de la nota. Espero que este esfuerzosea útil para todos interesados en la obra de Haya de la Torre así como los que nos sentimos llamados acontinuarla.FraternalmenteLuis Zaldivar
3
La crítica al evolucionismo es hoy en día considerada parte estándar del entrenamiento antropológico, siendoparte de textos introductorios a la disciplina. En particular, la crítica de Franz Boas –quien afirmo que lassociedades no solo avanzan a diferentes velocidades, pero que no se pueden comparar unas a otras por serproductos de su propia historia- ha sido prevalente en la antropología Americana y Europea. Para muestra unbotón: Harris, Marvin. 2003. Antropología Cultural.
 Alianza Editorial Madrid,
Cap. 9: 249-250. Accesible en la webgracias al blog “anarcofago”http://anarcofago.blogspot.com/2005/01/sobre-el-comunismo-primitivo-marvin.html 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->