Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Diplomacia

La Diplomacia

Ratings: (0)|Views: 220|Likes:

More info:

Published by: René Alberto Langlois on Sep 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/24/2014

pdf

text

original

 
La diplomacia
1
.
René Alberto Langlois
.:Abogado, Notario y Diplomático de CarreraMsc. en Procesos de IntegraciónEspecialista en Derecho Internacional y Diplomáticoos principios que informan la diplomacia y las reglas por las que ella se rigepertenecen al derecho internacional público y se reúnen bajo la denominaciónderecho diplomático.
Evolución histórica
Algunos teóricos del siglo 16 remontaban el origen de la diplomacia al campo de loreligioso y de lo mitológico. Unos consideraban que los primeros diplomáticos fueron losángeles ya que servían de mensajeros entre el cielo y los hombres. Otros lo fijaban en laépoca de los grupos de salvajes que sintieron un día la necesidad de darse un período detregua durante el cual pudiesen enterrar los cadáveres y curar a sus heridos resultantesde las constantes rivalidades tribales.Con todo, lo cierto es que en la antigüedad los heraldos que iban a ser enviados enembajada eran investidos de autoridad semirreligiosa y colocados bajo la protección deldios Hermes.
Nos dice Harold Nicolson: “
La elección de dicha deidad ejerció un desdichado efectosobre la subsiguiente reputación del servicio diplomático. Agrega: Se recordará que el dios Hermes simbolizaba para los antiguos las cualidades del encanto, la marrullería y latrampa. El mismo día que nació, robó cincuenta cabezas de ganado a su hermano Apoloy luego (después de esconder las vacas en una cueva) se volvió a dormir tranquilamenteen su cuna. Zeus aplaudió con calor esa prueba de habilidad de Hermes y le empleódesde entonces en el desempeño de las misiones diplomáticas más delicadas, entre ellasel asesinato de Argos. Los griegos consideraban a Hermes como el patrono, amante perocarente de escrúpulos, de los viajeros, comerciantes y ladrones. Él dotó a Pandora, la primera mujer, con el don de la zalamería y el engaño. De él obtuvieron los heraldos evigor de la voz y la retentiva de la memoria. Se le llegó a considerar como el 
1
 
Tomado de mi
libro: “
Curso de derecho diplomático. Teoría y práctica de la diplomacia
(Publicado el22 de diciembre del 2009. San Salvador, El Salvador).
 
 2
intermediario entre el mundo superior y el inferior y, sin embargo, con toda su popularidad, no se le respetaba demasiado
”.
 De esta exuberancia de cualidades, es que nace la multiplicidad, lamentable por cierto,de acepciones que a nosotros llegan del vocablo diplomacia como lo veremos másadelante.Cuando pasamos de lo mitológico-religioso a lo propiamente histórico llegamos alperíodo de las ciudades-estados en Grecia. Estas
municipalidades
se fueron convirtiendoen centros administrativos unitarios que por motivos comerciales y políticos tuvieronque relacionarse con otras ciudades-estados. De aquí fue que se cayó en la cuenta deque era preciso contar con heraldos a quienes se encomendarían importantes funcionescomo convocar para la guerra, proponer la paz o convenir treguas entre otras cosas.Estos emisarios ya no debían contar únicamente con una voz extraordinaria y sobretodo con una memoria portentosa, sino con otras cualidades como la de ser excelentesoradores y perfectos conocedores de las leyes locales ya que tendrían que abogar porsus respectivas causas ante asambleas o ciudades extranjeras.De los griegos llegamos a los romanos, pueblo no muy dado a la negociación sinohabituado a la ley del legionario brutal y expansionista.El gran aporte del imperio romano fue el de que la diplomacia no debe de buscarse en elcampo de la negociación sino en el del derecho internacional.Los romanos dividieron el derecho en dos grandes rubros: el
 jus
 
 publicum
y el
 jus privatum.
El
 jus publicum
comprendía el gobierno del Estado, la organización de las magistraturas,las relaciones de los ciudadanos con los poderes públicos y la parte referente alsacerdocio la cual era denominada
 jus sacrum
.El
 jus privatum
tenía por objeto las relaciones entre los particulares y se subdividía en
 jus naturale, jus gentium
y
 jus civile
.El
 jus naturale
era considerado como el conjunto de principios emanados de la voluntaddivina y común para todo el género humano. El
 jus gentium
es el que ha establecido larazón natural entre todos los hombres y
 
comprendía todas aquellas instituciones delderecho romano de las que podían participar los extranjeros lo mismo que los
 
 3
ciudadanos. El
 jus civile
es el derecho que un pueblo se da por sí mismo y que esexclusivamente aplicable a los miembros de la ciudad. Comprendía el derecho propio delos ciudadanos romanos.El
 jus naturale
sugiere la idea de un derecho aplicable a todas las razas y en todas lascircunstancias. Insiste sobre el deber de la fidelidad de los compromisos contraídos yenseña que los tratados no deben ser interpretados literalmente sino conforme aequidad y razón.Los romanos más que negociadores capacitados utilizaron el ingenio en sus relacionesinternacionales. Sus métodos fueron sencillos pero efectivos: debilitaban a los bárbarosfomentando la rivalidad entre grupos y se ganaban la amistad de pueblos vecinosmediante subsidios.De Roma nos trasladamos a los Estados italianos que quedaron fuera de la organizaciónfeudal. Estos estados-ciudades estaban relacionados entre sí por múltiples interesescomunes, pero también se veían enfrentados por sus desmedidas ambiciones porcontrolar el poder. De todo este estira y encoge es que surgió en Italia, entre los siglos13 y 14, la figura del estadista-diplomático.La primera misión permanente registrada históricamente es la establecida en Génova en1455 por Francesco Sforza, Duque de Milán.De Italia medieval arribamos directamente al Congreso de Viena de 1815 y al deAquisgrán en donde se establecieron las normas que regirían en adelante los serviciosdiplomáticos y la representación de las potencias sobre la base del mutuo acuerdo.A partir de 1815 los servicios diplomáticos quedaron reconocidos como rama especialdel servicio público de cada país y se creó una profesión especial dotada de jerarquía yreglas propias.
Origen del vocablo
La palabra diplomacia deriva del griego DIPLOMA, del verbo DIPLOM, que significaplegar. El diploma era una acta, un documento oficial emanado del soberano, queconfería ciertos privilegios a su destinatario. Este documento se entregaba plegadocomo su nombre lo indica, de donde se ha conservado la palabra PLIEGO para designarciertos papeles oficiales.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->