Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La economia islamica y la usura- por Hamza Echeverria

La economia islamica y la usura- por Hamza Echeverria

Ratings: (0)|Views: 8|Likes:
Published by Ramón Rodolfo Copa
La economía islámica y la usura
Autor: Hamza Echeverria
usura
Siendo el objetivo básico del Islam la emancipación de la gente de cualquier tipo de esclavitud material o doctrinal, también ha prestado la debida atención en el campo económico a todos los factores que restringen la libertad de acción y llevan a la servidumbre material e intelectual.

Antes de entrar en la discusión detallada de la economía islámica, nos gustaría llamar la atención sobre algunos puntos deducidos de los textos islámicos:

El ser humano debería mantener siempre su libertad y observar que no sea lesionada su dignidad humana. Dice el Imam Ali (P): "No seas esclavo de otros porque Dios te ha creado libre".

Las enseñanzas divinas siempre giran alrededor del principio de justicia, virtud y benevolencia para con los allegados. Se opone y combate a todo lo que sea sucio, indecente, indeseable e injusto. Dice el Corán: "Dios prescribe la justicia, la benevolencia y la caridad para con los cercanos y veda la deshonestidad, lo reprobable y la dependencia. Os advierte, quizá así os dejéis amonestar". (16:90) Por lo tanto el espíritu general que gobierna todas las enseñanzas islámicas consiste en el sometimiento a la justicia, la equidad, el hacer el bien, el cuidado de los parientes y la lucha contra la injusticia y la corrupción. Este es el criterio básico para juzgar las verdaderas enseñanzas del islam en todos los campos.

La tierra y todo lo que hay en ella pertenece a todas las personas y no a alguna clase o grupo en particular. Dice el Sagrado Corán: "La tierra la ha puesto (Dios) al servicio de las criaturas. Hay en ella frutas y palmeras de fruto recubierto, grano de vaina, plantas aromáticas". (55:10 y 12)

Dios ha confiado la tarea de cultivar, utilizar la tierra a los seres humanos. Dice el Corán: "El os ha creado de la tierra y os ha establecido en ella" (11:61)

A Dios le disgusta que los beneficios económicos puedan ser monopolizados por una clase particular o que la riqueza pueda circular solamente entre los ricos. Dice el Sagrado Corán: "Para que no vaya de nuevo a parar a los que de vosotros ya son ricos". (59:7)

Vivir del trabajo de otros y ser un peso para los demás priva del favor de Dios. Dijo el Santo Profeta (BPD): "Maldice a esos que agobian con sus cargas a la gente".
La economía islámica y la usura
Autor: Hamza Echeverria
usura
Siendo el objetivo básico del Islam la emancipación de la gente de cualquier tipo de esclavitud material o doctrinal, también ha prestado la debida atención en el campo económico a todos los factores que restringen la libertad de acción y llevan a la servidumbre material e intelectual.

Antes de entrar en la discusión detallada de la economía islámica, nos gustaría llamar la atención sobre algunos puntos deducidos de los textos islámicos:

El ser humano debería mantener siempre su libertad y observar que no sea lesionada su dignidad humana. Dice el Imam Ali (P): "No seas esclavo de otros porque Dios te ha creado libre".

Las enseñanzas divinas siempre giran alrededor del principio de justicia, virtud y benevolencia para con los allegados. Se opone y combate a todo lo que sea sucio, indecente, indeseable e injusto. Dice el Corán: "Dios prescribe la justicia, la benevolencia y la caridad para con los cercanos y veda la deshonestidad, lo reprobable y la dependencia. Os advierte, quizá así os dejéis amonestar". (16:90) Por lo tanto el espíritu general que gobierna todas las enseñanzas islámicas consiste en el sometimiento a la justicia, la equidad, el hacer el bien, el cuidado de los parientes y la lucha contra la injusticia y la corrupción. Este es el criterio básico para juzgar las verdaderas enseñanzas del islam en todos los campos.

La tierra y todo lo que hay en ella pertenece a todas las personas y no a alguna clase o grupo en particular. Dice el Sagrado Corán: "La tierra la ha puesto (Dios) al servicio de las criaturas. Hay en ella frutas y palmeras de fruto recubierto, grano de vaina, plantas aromáticas". (55:10 y 12)

Dios ha confiado la tarea de cultivar, utilizar la tierra a los seres humanos. Dice el Corán: "El os ha creado de la tierra y os ha establecido en ella" (11:61)

A Dios le disgusta que los beneficios económicos puedan ser monopolizados por una clase particular o que la riqueza pueda circular solamente entre los ricos. Dice el Sagrado Corán: "Para que no vaya de nuevo a parar a los que de vosotros ya son ricos". (59:7)

Vivir del trabajo de otros y ser un peso para los demás priva del favor de Dios. Dijo el Santo Profeta (BPD): "Maldice a esos que agobian con sus cargas a la gente".

More info:

Published by: Ramón Rodolfo Copa on Sep 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/23/2014

pdf

text

original

 
La economíaislámica y la usura
Autor
usura
Siendo el objetivo básico del Islam la emancipación de la gente de cualquier tipo de esclavitudmaterial o doctrinal, también ha prestado la debida atención en el campo económico a todos losfactores que restringen la libertad de acción y llevan a la servidumbre material e intelectual.Antes de entrar en la discusión detallada de la economía islámica, nos gustaría llamar la atenciónsobre algunos puntos deducidos de los textos islámicos:
 
 El ser humano debería mantener siempre su libertad y observar que no sea lesionada su dignidadhumana. Dice el Imam Ali (P): "No seas esclavo de otros porque Dios te ha creado libre".Las enseñanzas divinas siempre giran alrededor del principio de justicia, virtud y benevolencia paracon los allegados. Se opone y combate a todo lo que sea sucio, indecente, indeseable e injusto.Dice el Corán: "Dios prescribe la justicia, la benevolencia y la caridad para con los cercanos y vedala deshonestidad, lo reprobable y la dependencia. Os advierte, quizá así os dejéis amonestar".(16:90) Por lo tanto el espíritu general que gobierna todas las enseñanzas islámicas consiste en elsometimiento a la justicia, la equidad, el hacer el bien, el cuidado de los parientes y la lucha contrala injusticia y la corrupción. Este es el criterio básico para juzgar las verdaderas enseñanzas delislam en todos los campos.La tierra y todo lo que hay en ella pertenece a todas las personas y no a alguna clase o grupo enparticular. Dice el Sagrado Corán: "La tierra la ha puesto (Dios) al servicio de las criaturas. Hay enella frutas y palmeras de fruto recubierto, grano de vaina, plantas aromáticas". (55:10 y 12)Dios ha confiado la tarea de cultivar, utilizar la tierra a los seres humanos. Dice el Corán: "El os hacreado de la tierra y os ha establecido en ella" (11:61)A Dios le disgusta que los beneficios económicos puedan ser monopolizados por una claseparticular o que la riqueza pueda circular solamente entre los ricos. Dice el Sagrado Corán: "Paraque no vaya de nuevo a parar a los que de vosotros ya son ricos". (59:7)Vivir del trabajo de otros y ser un peso para los demás priva del favor de Dios. Dijo el Santo Profeta(BPD): "Maldice a esos que agobian con sus cargas a la gente".La riqueza debería ser adquirida por medios lícitos y no por medios ilícitos. Dice el Sagrado Corán:"No usurpéis la propiedad de otros por medios injustos". (2:188)Estos son algunos de los principios generales que siempre deberían ser tenidos en cuenta paraidentificar los sistemas prácticos del islam, incluyendo su sistema económico.Hoy día, la mayoría de la humanidad está sumergida en la pobreza, mientras que la miseria, elhambre y la desocupación, elevadas a índices alarmantes, son flagelos tremendos que azotan amuchos pueblos y en gran medida también al nuestro, debido a que gran parte de los países estánobligados a sobrevivir bajo lineamientos económicos y políticos dictados desde los centros depoder, llámese F.M.I. o Multinacionales. Estos grandes núcleos de concentración de poder se rigenpor una ideología materialista y deshumanizada, poniendo como único objetivo primordial laganancia desmesurada y absoluta, sometiendo a los pueblos a la degradación moral y la opresión,utilizando la usura como una de sus principales herramientas.
 
Del estudio de las enseñanzas islámicas en el campo económico llegamos a la conclusión de queeste sistema divino ha prestado una profunda atención al rol efectivo de las cuestioneseconómicas en la vida y ha tomado medidas precautorias contra los efectos dañinos de la injusticiaeconómica.Con respecto a este tremendo flagelo para la economía que es la usura, el islam dice: "De lostrabajos falsos el del peor tipo es la usura la cual debería ser considerada como uno de los tipo deexplotación más crueles." El islam se opone severamente a esta sucia forma de explotación bajocualquier forma que se haga presente.La práctica de prestar dinero con la condición de que el prestatario la devuelva con una sumaadicional es llamada usura.Hoy en día, la inversión del dinero atesorado en usura por los grandes capitalistas, ha creado unacuriosa situación en el mundo económico; ahora los capitalistas controlan tanto el consumo comola producción y los precios. Esta situación ha conducido a la creación de dos clases opuestas: la delos ricos y la de los pobres; la de los hambrientos y los bien alimentados; la de los poderosos y losdesvalidos. Este estado de cosas totalmente indeseable puede ser descripto como una esclavitudimperceptible.Los lineamientos económicos islámicos también se oponen a la paralización del dinero; prohibeque sea sacado de la circulación y atesorado por algunos (capitalistas, usureros, especuladores), eldinero debe ser usado para aumentar la actividad económica, intensificar la producción y crearnuevos trabajos para los miembros de una sociedad, evitando de esa forma el flagelo de ladesocupación y la injusticia social. Bajo la economía islámica, si el dinero (en forma de metalesnobles: oro y plata) se paraliza, no siendo utilizado durante un año, se le impone una carga de dosy medio por ciento llamado "zakat".El islam ha formulado normas para desarrollar una economía sana y pujante, una de esas normases la prohibición de la usura; esta norma fue puesta en vigor por el Sagrado Corán en variasetapas. En la primera etapa la usura fue declarada indeseable y la atención fue puesta en cubrir lasnecesidades sociales de los necesitados, sin pensar en obtener beneficios."Lo que prestáis con usura para que os produzca a costa de la hacienda ajena, no os produce nadaante Dios. En cambio, lo que dais de zakat (caridad) por deseo de agradar a Dios...esos son los querecibirán el doble" (30:39)En una segunda etapa fueron denunciados los usureros judíos, dado que practicaban la usura apesar de los mandatos de su propia religión, que se los prohibía. Se les dijo que estabandestinados a un castigo doloroso. "Por usurear cuando ello estaba prohibido, y por haberdevorado la hacienda ajena injustamente, a los infieles de entre ellos les hemos preparado uncastigo doloroso". (4:161)

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->