Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
212Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
deberes constitucionales

deberes constitucionales

Ratings:

2.4

(5)
|Views: 98,530|Likes:
Published by estigweb

More info:

Published by: estigweb on Jun 30, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/16/2014

pdf

text

original

 
Boletín Quinto
Práctica y teoría constitucionalMaterial extraído de la Jurisprudencia y Doctrina de la Corte Constitucional
DEBERES CONSTITUCIONALES
Trabajo de compilación realizado por el doctor 
Iván Humberto EscruceríaMayolo
, relator de constitucionalidadde la Corte Constitucional
Reglas constitucionales:
Artículos 4, 6, 95, entre otros, dela Constitución Política
Subreglas o ratio decidendi:
Para una mayor comprensión del temario se amplió el contenido de las tesis
Relación de complementariedad y evolución
1
Existe una relación de complementariedad entre los derechos y los deberesconstitucionales. La persona humana, centro del ordenamiento constitucional,no sólo es titular de derechos fundamentales sino que también es sujeto dedeberes u obligaciones, imprescindibles para la convivencia social.El reciente desarrollo de la teoría de los deberes constitucionales se explica porsu escasa importancia bajo la concepción de las libertades públicas en elEstado liberal. El énfasis de los derechos individuales en las primeras Cartas dederechos obedecía exclusivamente a la necesidad de rodear a la persona degarantías contra el ejercicio del poder político. Bajo esta concepción, losdeberes eran considerados preceptos de naturaleza moral o valores cívicos, noexigibles jurídicamente, a excepción de aquellos desarrollados por la ley queadquirían la forma de obligaciones jurídicas. Con la evolución del Estado liberaly su tránsito al Estado Social de derecho, el valor jurídico de los deberes havariado de manera radical. Su incorporación en los textos constitucionalesmodernos, paralelamente a la idea de la Constitución como norma jurídica, sontransformaciones políticas que otorgan una significación diferente a losdeberes de la persona.La concepción social del Estado de derecho, fundado en la solidaridad, ladignidad, el trabajo y la prevalencia del interés general (CP art. 1), se traduceen la vigencia inmediata de los derechos fundamentales, pero también en lasanción constitucional al incumplimiento de los deberes constitucionales. Elarculo 1 de la Constitución erige a la solidaridad en fundamento de laorganización estatal. Los nacionales y extranjeros tienen el deber de acatar laConstitución y la ley, y son responsables por su infracción (CP arts. 4 y 6). Deesta forma, los deberes consagrados en la Carta Política han dejado de ser undesideratum del buen pater familias, para convertirse en imperativos quevinculan directamente a los particulares y de cuyo cumplimiento depende laconvivencia pacífica.
 
La Constitución, además de fijar la organización política básica del Estado ygarantizar los derechos y las libertades públicas, constituye un marco generalde conducta que vincula directamente a los particulares. A la CorteConstitucional le ha sido confiada la tarea de invalidar las normas y los actospúblicos o privados que contradigan los preceptos constitucionales (CP art.241). Estas dos circunstancias permiten concluir que los particulares, en susactuaciones, esn sujetos a la Constitucn y a la ley en cuanto alcumplimiento de sus deberes y obligaciones.
Concepto, desarrollo legislativo y criterio hermenéutico
2
Los deberes constitucionales son aquellas conductas o comportamientos decarácter público, exigibles por la ley a la persona o al ciudadano, que imponenprestaciones físicas o económicas y que afectan, en consecuencia, la esfera desu libertad personal. Las restricciones a la libertad general sólo pueden estarmotivadas por fundadas razones que determine el Legislador. En este sentido,los deberes consagrados en la Constitución comprenden una habilitación alLegislador para desarrollar y concretar la sanción por el incumplimiento de losparámetros básicos de conducta social fijados por el Constituyente. Lo anteriorno impide, sin embargo, que en la ponderación de los valores constitucionalesel juez de tutela tome directamente en cuenta los deberes constitucionales, yaque éstos constituyen un criterio hermenéutico indispensable para ladelimitación de los derechos fundamentales. La relación decomplementariedad entre unos y otros exige del intérprete constitucional unalectura de los derechos y deberes que actualice el contenido de las libertadesen general, pero que, a la vez, obligue a la persona a asumir lasresponsabilidades derivadas de la vida en comunidad.Esta Corte
3
ha aclarado en anteriores ocasiones, que los deberesconstitucionales son patrones generales de conducta social deseable, que seconcretan en acciones u omisiones de las personas, y cuya obligatoriedad sóloes exigible, en principio, a través de las vías ordinarias de defensa judicial delos derechos, cuando tales deberes se encuentran desarrollados en una leyque consagre las particulares acciones u omisiones en que cada uno de ellosse materializa socialmente. Si tal desarrollo legal no se ha dado, tampocopueden exigirse directamente las acciones u omisiones en que se concreta eldeber genérico. Por ejemplo, el cumplimiento del deber de contribuir alfuncionamiento del Estado, no puede exigirse sin una ley que cree undeterminado impuesto. Pero, -y ésta es la excepción a la regla general- cuandose incumple con un deber genérico, y tal infracción de la norma superioracarrea una violación o grave amenaza contra un derecho fundamental, laefectividad del derecho -e indirectamente, el cumplimiento del deber-, sí sonexigibles judicialmente por vía de tutela (ver sentencias T-125 de 1994 y T-36de 1995).
Exigibilidad. Ley previa
4
 
La exigibilidad de los deberes constitucionales, sin embargo, depende, enprincipio, de la voluntad legislativa de actualizar, mediante la consagración desanciones legales, su potencialidad jurídica. La imposición de un deber, enconsecuencia, presupone necesariamente de una ley previa, quedandodescartada su aplicación retroactiva. La idea liberal de una Constitución,carece de una teoría de los deberes como preceptos jurídicamente relevantes,salvo que su desarrollo legal consagre una sanción en caso de incumplimiento.Lo anterior en razón de que su finalidad era la limitación del poder a través dela separación de poderes y la consagración de derechos a los ciudadanos. Elvalor normativo de la Constitución que acompaña a la concepción del Estadosocial de derecho lleva aparejado, en cambio, la sujeción de los particulares a
2
 
los preceptos constitucionales y la potestad legislativa de imponer cargas a laspersonas fundadas en la solidaridad, la justicia o la igualdad.Excepcionalmente, los deberes constitucionales son exigibles directamente.Ello sucede, entre otros eventos, cuando su incumplimiento, por un particular,vulnera o amenaza derechos fundamentales de otra persona, lo que exige laintervención oportuna de los jueces constitucionales para impedir laconsumación de un perjuicio irremediable (CP art. 86). En estos casos, al juezde tutela le corresponde evaluar si la acción u omisn, que constituyesimultáneamente un incumplimiento de los deberes constitucionales, vulnera oamenaza un derecho fundamental, y si la ley habilita la procedencia de laacción de tutela contra el particular. En caso afirmativo, el juez podrá hacerexigible inmediatamente los deberes consagrados en la Constitución, conmiras a la protección efectiva de los derechos fundamentales.
Excepcionalmente son de aplicación inmediata
5
En principio, los deberes que surgen de la Constitución política sólo pueden serexigidos a los particulares si media una norma jurídica que defina su alcance ysignificado de manera precisa. De esta forma, se entiende que los deberes son,fundamentalmente, patrones de referencia para la formación de la voluntadlegislativa. Sin embargo, la propia Corte ha reconocido que, en algunoseventos, los deberes constitucionales constituyen normas de aplicacióninmediata que pueden ser exigidos directamente por el juez constitucional. Setrata de aquellos casos en los cuales una evidente transgresión del principio desolidaridad - y, por lo tanto, de las obligaciones que de él se derivan - origina lavulneración o amenaza de los derechos fundamentales de otras personas.
Alcance frente a los derechos
6
Un deber constitucional no puede entenderse como la negación de underecho, pues sería tanto como suponer en el constituyente trampas a lalibertad. Los correspondientes deberes constitucionales se orientan en elsentido de proteger los principios de legalidad, el apoyo de las autoridades, elreconocimiento del derecho ajeno y no abuso del propio, la solidaridad social,la convivencia pacífica, la protección de los recursos ecológicos y del ambienteo la financiación del gasto blico, que no pueden entenderse comodiscriminatorios o limitantes de la libertad, sino que resultan materialmentepropiciatorios de la misma, al promover las condiciones necesarias paraobtener su eficacia real.Son frecuentes en el ordenamiento jurídico, las normas que buscan sancionar aquienes evadan un deber constitucional, y constituyen un instrumento queasegura el cumplimiento del deber; de donde se desprende que, de manerageneral, no se puede excusar el cumplimiento de un deber para asegurar underecho. Resulta mucho más claro dentro de la ética social del sistemapotico-jurídico, asumir desde la edad definida en la ley, los deberesciudadanos que iniciar de inmediato un ejercicio ciudadano, aspirando a loslegítimos logros de la cultura y de la civilización.El ejercicio social de la persona humana, se ve alimentado con elcumplimiento de deberes y con el goce de derechos. Unos y otros no puedenentenderse como antagónicos sino más bien del orden concurrente. Cuandoun deber se ve limitado por un derecho, como en el caso de las exenciones entiempo de paz, contenidas en el artículo 28 de la ley (no demandado), nopuede afirmarse que los derechos estén impidiendo el cumplimiento de losdeberes ciudadanos y de la persona humana, sino que justamente limitacioneslegales, propias de la racionalidad legítima y provenientes de derechos,pueden llegar a restringir o disminuir el alcance de los deberes ciudadanos.
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->