Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Andrei Tarkovski, Escultor Del Tiempo (I)

Andrei Tarkovski, Escultor Del Tiempo (I)

Ratings: (0)|Views: 1 |Likes:
Published by Hombre sonriente
Articulo
Articulo

More info:

Published by: Hombre sonriente on Sep 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/21/2013

pdf

text

original

 
21/09/2013 Andrei Tarkovski, escultor del tiempo (I)www.jotdown.es/2012/12/andrei-tarkovski-escultor-del-tiempo-i/ 4/11
Domingo, 22 septiembre 2013 a las 12:00SevillaV Ciclo Economía y CineFNAC Plaza de EspañaLunes, 23 septiembre 2013 a las 18:30ZaragozaAgenda completa
Hemeroteca
Elegir mes
 
Buscar Buscar
Social Media
Cine y TV— 
Andrei Tarkovski, escultor del tiempo (I)
Publicado porIker ZabalaCuentan que, participando en una sesión de espiritismo, el cineasta ruso
Andrei Tarkovski
(1932 – 1986) entró en contacto con el fantasma de
Boris Pasternak
, quele dijo: “Rodarás solo siete películas”. “¿Solo siete?”, respondió Tarkovski. “Sí, pero serán todas buenas”. Y es que la vida y la obra de este director tienen mucho deleyenda, de recorrido escrito de antemano, de predestinación. También de maldición. Posiblemente ningún otro creador cinematográfico se ajuste con mayor razón al tanmanido término de “director maldito” como él, hasta el punto de que bien podemos estar hablando del único, del genuino, del
realmente
maldito. Más aún, lejos deaferrarse al término en tanto que ejercicio de exhibicionismo, presumiendo de una falsa (por no interiorizada) pose artística, Tarkovski mostró siempre un inquebrantablecompromiso ético con su propia y personalísima visión del cine. Compromiso nunca roto y llevado hasta sus últimas consecuencias, por más que le acarrearainnumerables tensiones, disgustos y decepciones a lo largo de los años.La vida de Tarkovski empieza en una pequeña aldea a orillas del Volga y se apaga en una cama de un hospital de París, pero su filmografía se abre y se cierra con un
 
21/09/2013 Andrei Tarkovski, escultor del tiempo (I)www.jotdown.es/2012/12/andrei-tarkovski-escultor-del-tiempo-i/ 5/11
niño al pie de un árbol. Este periplo circular contiene las consabidas siete películas:
 La infancia de Iván, Andrei Rublev, Solaris, El Espejo, Stalker, Nostalgia ySacrificio
. Su deliberada apuesta por un cine poético de percepciones puramente sensitivas, la aparente frialdad de muchos de sus personajes, los diálogos intrincados,las tomas larguísimas y, sobre todo, el rechazo absoluto (especialmente a partir de
 El Espejo
) de estos films a cualquier tipo de narrativa convencional los han situadodentro de ese mal llamado grupo de “películas para valientes”, aparentemente excluyentes en su arrogante pretensión intelectual. Pero un análisis más detallado descubreinmediatamente a un cineasta profundamente humanista y ansioso por establecer un vínculo artístico, sensible y poético con todo el público, y por extensión, con todo elmundo.
El hijo del poeta
Nacido en Zavrajie (Unión Soviética) en 1932, su infancia y primeros años de juventud están marcados por una cuidada formación cultural (es hijo del poeta
ArseniTarkovski
y de una estudiante de literatura, a quienes deberá para siempre su vastísima cultura y su conocimiento enciclopédico de la música, de la pintura y de losgrandes poetas y novelistas rusos) y por la segunda guerra mundial, que verá partir a su padre para volver años después con una pierna amputada por la gangrena yobligará a la familia a cambiar de casa en varias ocasiones. Años después, Andrei evocaría con escrupuloso sentido del detalle el universo perceptivo de sus primerosaños de vida en
 El Espejo
, así como el sentimiento, más ruso que soviético, de amor por la cultura y el espíritu de su país.Tras barajar otras opciones, a los veintidós años entra a estudiar en el Instituto Estatal de Cinematografía (VGIK), en la clase de Dirección de
Mijail Romm
. Realiza enla escuela sus dos primeros cortometrajes, codirigidos con sus compañeros:
 Los Asesinos
(1956), basado en el mismo relato de
Hemingway
que ya había inspirado enHollywood
 Forajidos
(
Robert Siodmak
, 1946), y el propagandístico
 Hoy no habrá salida
(1959). En estos años cultiva también su devoción por
Akira Kurosawa,Luis Buñuel, Ingmar Bergman, Robert Bresson
o
Kenji Mizoguchi
, cuyas huellas apenas serán perceptibles en su propia filmografía, si bien orientarán muchos delos postulados sobre teoría cinematográfica que Tarkovski, con los años, presentaría en su fundamental libro
 Esculpir en el tiempo
.En 1960 obtiene su diploma de Dirección con el muy recomendable cortometraje
 El violín y la apisonadora
 
, y poco después le llega la oportunidad de rodar su primerlargo: el estudio estatal Mosfilm acaba de despedir, a mitad del rodaje, al director de
 La infancia de Iván
, y Tarkovski es contratado para volver a rodar todo el materialdesde cero con, evidentemente, la mitad del presupuesto inicialmente acordado.Fotograma de La Infancia de Iván (1962)
La guerra crea monstruos
 La infancia de Iván
(1962), primero de los cinco largometrajes realizados por Tarkovski en la Unión Soviética, es quizá la única película de su filmografía dotada de unaestructura narrativa tradicional. Ambientada en la segunda guerra mundial y basada en un relato de
Vladimir Bogomolov
, la “infancia” del título es tan solo el recuerdode un mundo ya perdido (y presentado en varias secuencias oníricas) por el niño Iván, criatura rota por la guerra hasta el punto de que su vida difícilmente podrá tenerobjeto y sentido en tiempos de paz. Tarkovski salva las limitaciones del presupuesto admirablemente, creando secuencias de una puesta en escena a medio camino entreel expresionismo y el crudo realismo, por más que con los años renegara de muchas de ellas por entenderlas deudoras de una “expresividad hueca” impuesta pordirectores como el intocable (y por él duramente criticado)
Sergei Eisenstein
. Y es que, nada más concluir el rodaje de su ópera prima, comienza a poner por escrito susreflexiones sobre la, a su juicio, errada deriva del arte cinematográfico. Ve en la historia del cine un error de base, pues este arte no ha reivindicado sus propiascaracterísticas, sino que, muy al contrario, se ha dejado avasallar por influencias de otras artes, sobre todo de la literatura. Se lamenta de que se hayan “vertido alceluloide” buena parte de la literatura y dramaturgia mundiales, negando al cine su propia especificidad: “En el cine lo que me atrae es la lógica de lo poético. Esto meresulta más cercano que la dramaturgia tradicional, que une las imágenes por la evolución lineal, lógica y consecuente del tema. Una interconexión de losacontecimientos así, tan cuidadosamente
exacta
, suele surgir por una fuerte influencia del frío cálculo y de las reflexiones de tipo especulativo. Resulta entonces unabanalización de la realidad vital, en sí mucho más compleja”. El objetivo de la fijación de la realidad en imágenes no debe ser imponer un sentido oculto expresado porel director, sino trascender el pensamiento del artista y mostrar “todo un mundo que se refleja en una gota de agua”.A este cine poético, carente de simbolismos y sentidos ocultos, basado en la imagen y sobre todo en la fijación del tiempo cinematográfico (elemento este que paraTarkovski tiene la importancia que el pintor otorga al color y el escultor a la piedra) consagrará el resto de su filmografía, como trataremos de explicar más adelante.Sin embargo, a pesar de las reservas hacia
 La infancia de Iván
que su autor expresaría en años posteriores, la película tuvo una notable repercusión internacional,ganando el León de Oro en Venecia. Este momento marca de hecho la única etapa de la filmografía soviética de Tarkovski en la que gozó de una relación llevadera conlas autoridades culturales de su país. Tanto es así que estas autorizarían la gigantesca producción de su próximo proyecto: una película ambientada a principios del sigloXV que contaría la vida del más grande pintor de iconos ruso: Andrei Rublev. Tarkovski entregaría quizá la más asombrosa de todas sus películas, pero el rodaje, post-producción y retrasadísimo estreno marcarían el principio de un terrible calvario personal y de una relación tormentosa con las autoridades soviéticas que, con los años,le llevaría al exilio.
 
21/09/2013 Andrei Tarkovski, escultor del tiempo (I)www.jotdown.es/2012/12/andrei-tarkovski-escultor-del-tiempo-i/ 6/11
Fotograma de Andrei Rublev (1966)
El tortuoso camino del artista
“Los artistas no pueden crear en el vacío ni en condiciones ideales pues entonces no podrían crear nada. Debe existir algún tipo de presión. Los artistas existenporque el mundo no es perfecto. Si fuese perfecto, el arte sería totalmente inútil, pues el hombre ya no buscaría armonía, sino que viviría en ella. El arte nace de unmundo mal diseñado. Ese es el tema de Rublev: la búsqueda de la armonía, de una relación armónica entre los hombres, y entre el arte y la vida, entre el tiempo y lahistoria. De eso trata la película”. (Andrei Tarkovski)El propósito de
 Andrei Rublev
(1966) no es, desde luego, narrar un
biopic
al uso de los por otra parte poco claros avatares de la vida real del pintor, sino presentar unateoría sobre el sentido, fin y condicionantes de la creación artística. La historia, coescrita con
Andrei Konchalovski
y dividida en varios episodios a lo largo de treshoras, se estructura en torno a los eventos que habrían llevado a Rublev a la creación de la más significativa de sus obras: la
Trinidad
, representación armónica de unicono que trasciende lo religioso para erigirse en símbolo de unidad del pueblo ruso, acuciado entonces por los terribles avances del ejército tártaro. Rublev, monje en unmonasterio, es educado en torno a un lema (“Caridad, Unidad, Fraternidad”) que interiorizará solo como idea, pero cuyo significado real no comprenderá hasta quesalga de los muros del monasterio y se enfrente cara a cara con la terrible realidad social de su país: una tierra dividida por luchas fratricidas, llena de egoísmo,desesperación y violencia, entregada a sus enemigos, pero por la que el artista debe transitar, y por la que debe sufrir desesperadamente para alcanzar su meta. Solo alexperimentar en sus propias carnes la caridad hacia el prójimo desamparado, el deseo de unidad de su país ante los tártaros y su sentimiento de fraternidad hacia suscompatriotas comprenderá realmente Rublev el lema que le fue inculcado en el monasterio. Y hallará así su camino artístico. La
Trinidad
de Rublev, cuya imagen se nospresenta en la secuencia final de la película, se erige así como símbolo de esa apremiante ansia de unidad del pueblo ruso, así como de armonía y perfección espiritual.Al respecto diría Tarkovski: “la biografía de Rublev fue la historia de una idea dada, impuesta, que primero tuvo que arder en el ambiente de la realidad vital para poderluego levantarse de las cenizas como fénix de una verdad redescubierta”. Y la verdad debe ser la meta de todo artista.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->