Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Enrique Garcia; «Algunas Notas y Apuntes Acerca de Anselmo de Aosta»

Enrique Garcia; «Algunas Notas y Apuntes Acerca de Anselmo de Aosta»

Ratings:
(0)
|Views: 19|Likes:
Published by Enrique García


2
ANSELMO DE AOSTA (1033-1109)

Enrique García (unlp)

H
acia mediados del siglo XI van a tener lugar tres querellas. Elautor que dejamos atrás, Escoto Eriúgena, desarrolló su sistema filosófico haciael siglo IX. Una brevísima introducción al siglo XI, tanto como para situar elpensamiento de Anselmo de Aosta (de Canterbury o de Bec), nos permitiríaadvertir que, durante el Imperio Carolingio, comienzan a despuntar lospequeños reinos, es decir Europa comienza, lentamente, a tranquilizarse. Lacultura sigue siendo monástica. En los monasterios están los copistas, están lostextos, está el saber, está la conservación. El monasterio, después de ladisolución del Imperio Carolingio, se constituye en el centro de enseñanza porexcelencia. Ahora la enseñanza cae en poder de los monjes, no en la escuelapalatina del Imperio Carolingio y, puntualmente, en la Orden Benedictina.Como hemos dicho, en tal época se registraron tres polémicas, tres querellas.


2
ANSELMO DE AOSTA (1033-1109)

Enrique García (unlp)

H
acia mediados del siglo XI van a tener lugar tres querellas. Elautor que dejamos atrás, Escoto Eriúgena, desarrolló su sistema filosófico haciael siglo IX. Una brevísima introducción al siglo XI, tanto como para situar elpensamiento de Anselmo de Aosta (de Canterbury o de Bec), nos permitiríaadvertir que, durante el Imperio Carolingio, comienzan a despuntar lospequeños reinos, es decir Europa comienza, lentamente, a tranquilizarse. Lacultura sigue siendo monástica. En los monasterios están los copistas, están lostextos, está el saber, está la conservación. El monasterio, después de ladisolución del Imperio Carolingio, se constituye en el centro de enseñanza porexcelencia. Ahora la enseñanza cae en poder de los monjes, no en la escuelapalatina del Imperio Carolingio y, puntualmente, en la Orden Benedictina.Como hemos dicho, en tal época se registraron tres polémicas, tres querellas.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Enrique García on Sep 21, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/15/2014

pdf

text

original

 
 
02040601ertrim.2dotrim.3ertrim.4totrim.EsteOesteNorte
 
 
2
 ANSELMO DE AOST(1033-1109)
 
Enrique García (unlp)
 
H
acia mediados del siglo XI van a tener lugar tres querellas. Elautor que dejamos atrás, Escoto Eriúgena, desarrolló su sistema filosófico haciael siglo IX. Una brevísima introducción al siglo XI, tanto como para situar elpensamiento de Anselmo de Aosta (de Canterbury o de Bec), nos permitiríaadvertir que, durante el Imperio Carolingio, comienzan a despuntar lospequeños reinos, es decir Europa comienza, lentamente, a tranquilizarse. Lacultura sigue siendo monástica. En los monasterios están los copistas, están lostextos, está el saber, está la conservación. El monasterio, después de ladisolución del Imperio Carolingio, se constituye en el centro de enseñanza porexcelencia. Ahora la enseñanza cae en poder de los monjes, no en la escuelapalatina del Imperio Carolingio y, puntualmente, en la Orden Benedictina.Como hemos dicho, en tal época se registraron tres polémicas, tres querellas.Una querella política (a)
la querella de las investiduras
, uncapítulo más de la tensión permanente que oscila entre el poder temporal y elpoder espiritual, tal como se había planteado en la
Ciudad de Dios
de Agustínde Hipona. Es decir la controversia entre bienes superiores y bienes inferiores,ínsita en lo que se conoció como
«agustinismo político»
 Así, el poder espiritualdebía estar por encima del poder temporal. Esto se conecta con los dos libros deDionisio Pseudo Areopagita: (1)
 Acerca de la jerarquía celeste
; y (2)
 Acerca dela jerarquía eclesiástica
. ¿Todo poder viene de Dios? ¿Todo poder es unateocracia jerárquica? Durante el reinado de Carlomagno hubo cierta paz, cierta
 
3calma que se mantuvo en años posteriores. Entretanto, los reinos se vanhaciendo cada vez más independientes, y reservan para sí el poder de investir alos obispos. El orden sacerdotal del obispo lo da el poder espiritual, el Papa oalguno de sus emisarios. Pero todos los obispos, son obispos de algún lugar.Entonces, los reyes querían para sí el poder de la investidura de los obispos.Téngase en cuenta que, además, en ese tiempo era un recaudador, puesto quese tributaba al obispado. No era lo mismo ser obispo de una pequeña aldea, quede alguna aldea más próspera. De tal suerte, podemos decir que los reyesestaban en presencia de verdaderos centros de poder, en los cuales procurabandesignar a sus adictos. Esta querella tuvo perfiles muy sangrientos. Obligó amuchos reyes a desterrar obispos de sus territorios, como le sucedió a nuestroautor, Anselmo de Aosta, cuando su deber de obediencia lo hacía seguir más la jerarqa en la nea del Papa, que escuchar y seguir los mandatos de la jerarqa morquica, en su caso del rey de Inglaterra y sus designios.Hay una segunda querella (b)
la querella suscitada entredialécticos y teólogos
, y hasta una tercera querella (c)
la querella de losuniversales
. Respecto de la querella (b) suscitada entre dialécticos y teólogos,recordamos que en el Renacimiento Carolingio hay un impulso inusitado delarte dialéctica, y cómo se considera a la dialéctica como una hermenéutica y una preparación para la interpretación de la Escritura. Esto lo hemos visto,puntualmente, en Escoto Eriúgena, quien la aplica a la realidad y la hacecorresponder con la hermenéutica de la Escritura. En este tiempo, algunospensadores, como los dialécticos, afirman que haciendo uso del arte de laargumentación, sostienen que, lo que no resista una argumentación racional,debería ser descartado. Si acaso lo fuera de un dato de la Escritura, comohipótesis establecida por la Iglesia, también debería ser descartada.Obviamente, ante esta postura, la reacción de los antidialécticos, es decir de losteólogos, no se hace esperar, y hay en todo este espíritu, manifestaciones enuno y otro sentido. Por supuesto, a esto le suceden algunas condenas hacia losdialécticos. Se trató de condenas que no eran condenas a muerte, sino que erancondenas a permanecer en silencio. Hay dos casos paradigmáticos dentro deestos dialécticos: (a) el caso de Anselmo de Besate (-1050); y (b) el caso de

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->