Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
0Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
MARÍA GLORIA LADISLAO - EL CABELLO EN LA BIBLIA

MARÍA GLORIA LADISLAO - EL CABELLO EN LA BIBLIA

Ratings: (0)|Views: 71|Likes:
MARÍA GLORIA LADISLAO - EL CABELLO EN LA BIBLIA.
MARÍA GLORIA LADISLAO - EL CABELLO EN LA BIBLIA.

More info:

Published by: Patricio Igor Gallardo Vargas on Sep 23, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/23/2013

pdf

text

original

 
 
1
 
Cabello/María Gloria Ladislao.
EL CABELLO
En varias civilizaciones, el modo de llevar el cabello, tanto varonescomo mujeres, ha sido signo del estado de vida, clase social y funciónreligiosa. Los tocados, arreglos, trenzas y peinados han sido el modode distinguir a los nobles de los plebeyos, a las mujeres casadas de lassolteras, y a las señoras de sus sirvientas.*
Sansón y los votos de los nazireos
 Según Números cap. 6, los nazireos eran varones que se consagrabana Dios y uno de los signos de esta consagración era no cortarse elcabello (cf. 1 Sam 1,11; Hech 18,18; 21,23-26; Lc 1,14).Un ángel anunció el nacimiento de Sansón, caracterizándolo como
“nazir” o “nazireo”:
 
 
 
2
 
1 Los israelitas volvieron a hacer lo que es malo a los ojos del Señor, y el Señor los entregó en manos de los filisteos durante cuarenta años.
 
2 Había un hombre de Sorá, del clan de los danitas, que se llamaba  Manóaj. Su mujer era estéril y no tenía hijos. 3 El Ángel del Señor se 
apareció a la mujer y le dijo: “Tú eres estéril y no has tenido hijos,
 pero vas a concebir y a dar a luz un hijo. 4 Ahora, deja de beber vino o cualquier bebida fermentada, y no comas nada impuro. 5 Porque concebirás y darás a luz un hijo. La navaja nunca pasará por su cabeza, porque el niño estará consagrado a Dios desde el seno 
materno. Él comenzará a salvar a Israel del poder de los filisteos”.
 
6 La mujer fue a decir a su marido: “Un hombre de Dios ha venido a 
verme. Su aspecto era tan imponente, que parecía un ángel de Dios.Yo no le pregunté de dónde era, ni él me dio a conocer su nombre. 7 
Pero me dijo: ‘Concebirás y darás a luz un hijo. En adelante, no bebas 
vino, ni bebida fermentada, ni comas nada impuro, porque el niño estará consagrado a Dios desde el seno de su madre hasta el día de su 
muerte’”.
 (Jueces 13,1-7)Sansón fue juez en la tribu de Dan. Con astucia y valentía, defendió asu pueblo de los ataques de los filisteos. Estos, queriendo saber cuálera el origen de la fuerza de Sansón, llegaron a un acuerdo conDalila para que lo averiguara.
16 Y como todos los días lo acosaba con sus palabras y no dejaba de importunarlo, fastidiado ya hasta de la vida, 17 él le abrió todo su 
corazón y le dijo: “La navaja no ha pasado nunca po 
r mi cabeza, porque estoy consagrado a Dios desde el seno de mi madre. Si me cortaran el cabello, mi fuerza se apartaría de mí, me debilitaría y 
sería como los demás hombres.” 
 
 
 
3
 
18 Dalila comprendió que él le había abierto todo su corazón, y mandó llamar a l  
os príncipes de los filisteos, diciendo: “Suban esta vez, porque me ha revelado todo su secreto”. Los príncipes de los 
 filisteos fueron a verla, llevando el dinero convenido. 19 Luego ella durmió a Sansón sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, que le cortó las siete trenzas de su cabellera. Así él comenzó a debilitarse y su  fuerza se apartó de él.
 (Jueces 16,16-19)
El cabello de las mujeres
 En los tiempos bíblicos, era práctica difundida que la mujer casadasólo saliera de su casa llevando el velo que le cubría la cabellera (cf.Dn 13,32, Ant. III, 11,6). No atenerse a esta práctica se considerabauna ofensa tal a las buenas costumbres que su marido podíarepudiarla por esto sin obligación de pagarle la suma estipulada en el
contrato matrimonial (Mishná, Ketubot 7,6). “Había incluso mujeres
tan estrictas que tampoco se descubrían en casa, como aquella Qimjitque, según se dice, vio a siete hijos llegar a sumos sacerdotes, lo queconsideró como una recompensa divina por su austeridad: ´´Que venga sobre mí (esto y aquello) si las vigas de mi casa han visto jamás

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->