Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
10052010_628pm_4be87a61f0d2f

10052010_628pm_4be87a61f0d2f

Ratings: (0)|Views: 1|Likes:

More info:

Published by: Joseymaria Mi Entrega on Sep 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/26/2013

pdf

text

original

 
1
TEXTO DE ESTUDIO PARAJORNADA PARROQUIAL SOBRE LA EUCARISTÍA
Manuel Bellmunt
1
Este es un texto para ser es estudiado por los equipos de Liturgia y de Catequesis. Esnecesario contar con la presencia de alguien preparado para ayudar a responder lasinquietudes que de la lectura surjan. Además esta acompañado de pautas de trabajo
El equipo encargado de la Jornada puede organizar la Jornada de acuerdo alas necesidades de cada comunidad.
EUCARISTÍAA.EL MEMORIAL DEL SEÑOR1.Fuente y cima
“Nuestro Salvador, en la Última Cena, instituyó el sacrificio eucarístico de sucuerpo y de su sangre, con el cual… iba a confiar a su iglesia
el memorial desu muerte y resurrección” 
(SC, 47).
La Eucaristía ha sido siempre el centro de la vida de la Iglesia. Y siguesiendo la
“fuente y cima de toda la vida cristiana” (LG, 11).
Todos lossacramentos nacen de la fe. Pero, sólo en el caso de la Eucaristía se nos dice,por parte de quien preside la celebración:
“Este es el sacramento de nuestrafe”.
Y es que en la Eucaristía convergen, de un modo o de otro, todas lasverdades que tiene que creer un cristiano y todo lo que tiene que vivir.En la larga historia de la Iglesia se han ido subrayando unos aspectos y otros,según las épocas, dentro de la gran riqueza de contenidos de este sacramentocentral, con el que culmina la iniciación cristiana.
En primer lugar, nos centraremos, sobre todo, en el aspecto que subrayala asamblea en su respuesta al presidente, después de la consagración:
“Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!”.
Laasamblea confiesa gozosamente que está realizando el memorial del Señor,obedeciendo al mandato de Jes en su Última Cena:
“Haced esto enconmemoracn a” (Lc 22, 19).
Aqtenemos una de las clavesfundamentales para penetrar en el sentido del Sacramento de la Eucaristía.
1
Los Sacramentos, Ed. CCS, 5ª ed., Madrid 1998, pp. 32-41
 
2
2.La Cena del Seño
Encontramos la expresión,
“la Cena del Señor” 
solo en 1 Cor 11,20. Por el contexto se ve que para los Corintios era ya habitual reunirseperiódicamente para
“comer la Cena del Señor”.
Sobre la institución de dicha cena tenemos cuatro textos: Mc. 14,22-25: Mt.26,19-26; Lc 22,15-20 y 1 Cor 11,23-25. Las pequas variantes queencontramos en las cuatro narraciones son debidas a que provienen de textoslitúrgicos utilizados por comunidades que ellos conocían.Podría resultar sorprendente, para gente excesivamente intelectual yespiritualista, el hecho de que Jesús mandara hacer memoria de él a través dealgo tan material como cenar juntos.Pero bastará recordar el sentido que tea comer juntos en el AntiguoTestamento y en la vida de Jesús.
3.Comer juntos
En el AT, las fiestas y sacrificios van unidos con frecuencia a comidascultuales.Por ejemplo en DT 12, 6-7 se ordena:
 Allí ofreceréis vuestros holocaustos sacrificios… Allí comeréis tú y tu familia, ene la presencia del Señor, vuestroDios, y festejaréis todas las empresas que el Señor, tu Dios, haya bendecido”.La comunión en la comida une con Dios y ante Dios.
También la alianza entre Yavé e Israel en ele Sinaí se hace con unacomida cultual de los ancianos ante la presencia de Dios:
“Pudieron contemplar a Dios y, después comieron y bebieron” (Ex 24,11)
. Un convite comunitario deesta índole no sólo hermana mutuamente a los participantes, sino también aéstos con Dios. La mesa en común indica que se conceden el perdón, laprotección y la paz. Y el quebrantamiento de la comunión fundada en la mesaes un crimen abominable (Sal 41,10).
El comer juntos en la mesa común significaba participar de labendición de Dios. El cabeza de familia tomaba el pan y, en nombre de todoslos presentes, decía la oración de alabanza. Luego partía el pan bendito ydaba un trozo a cada uno. De ese modo, cada participante compartía labendición de Dios. Tras la comida seguía la acción de gracias: el cabeza defamilia tomaba una copa de vino, la “copa de bendición”, todos bebían de lacopa de bendición para participar así de la bendición pronunciada sobre el vino.
La comida ritual por excelencia era la cena pascual, que tiene susorígenes en la época nómada de Israel. Al atardecer de la víspera de laPascua, el cabeza de familia mataba un cordero o un cabrito de un año, con
 
3cuya sangre se marcaba la puerta. La carne se asaba y se comía en familia lanoche antes del día de Pascua. A partir de la reforma cultual de Josías (año621 a de C.) el sacrificio del cordero y la cena pascual tenían lugar enJerusalén.
En tiempo de Jesús la cena pascual recordaba que las casas señaladascon la sangre de los corderos fueron respetadas en Egipto y también laliberación de la esclavitud allí padecida. Al mismo tiempo la cena pascualreanunciaba la salvación futura, de la cual es imagen la de Egipto.Durante la cena de Pascua se bendecían cuatro copas de vino y se bendecíapan ácimo, de los cuales todos participaban. La explicacn de laspeculiaridades de la comida y de cada uno de los restos era una constante delritual de la Pascua.
4.Las comidas de Jesús
Las múltiples comidas, comunes o rituales, de Jesús a que alude elNuevo Testamento hay que entenderlas en el contexto de la tradición de supueblo. Se nos presenta a Jesús comiendo con sus discípulos, con publicanosy pecadores (Mc 2,13-17), con las multitudes (Mc 6.41-44). Al comer y beber con los hombres Jesús les atrae la cercanía misericordiosade Dios y el perdón de sus pecados. Muchos se escandalizaron de quecompartiera la mesa con los descreídos y marginados (cfr. Lc 15,1-2). Pero élmanifestó la intención salvífica de sus comidas afirmando:
“No necesitanmédicos los sanos, sino los enfermos. No he venida a invitar a los justos, sinoa los pecadores” (Mc 2,17).
5.La última cena de Jesús con sus discípulos
El comer con sus discípulos y con otras personas no fue para Jesús unacosa puramente funcional, sino un gesto simbólico, expresivo de los contenidosde la salvación que él traía.Y esa carga simbólica de sus comidas se hace todavía más densa en elmomento de la despedida, cuando Jesús supo que había llegado su hora.
“Se puso Jesús a la mesa con los apóstoles y les dijo: ¡Cuánto he deseado cenar con vosotros esta Pascua antes de mi pasión! Porque os digo que nunca másla comeré hasta que tenga su cumplimiento en el Reino de Dios” (Lc 22,14-16).
Esa fue la última vez que cenaron juntos antes de la muerte de Jesús.¿Se trató de una verdadera cena pascual?. Según los evangelios sinópticos,sí. Tuvo lugar en Jerusalén, donde estaba prescrito comer el cordero pascual,y no en Betania, a donde Jesús acostumbraba retirarse. Se celebró de noche yno a media tarde, que era la hora de la comida principal entre los judíos. Y

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->