Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
No Correspondida

No Correspondida

Ratings: (0)|Views: 3 |Likes:

More info:

Published by: Priss Asagari Takehito on Sep 28, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/28/2013

pdf

text

original

 
Antes de que inicien la lectura, me gustaría advertirles que es una historia semi-parodia,donde los personajes están algo OOC para efectos de poder narrarla. Queda a su enterocriterio si deciden seguir la lectura. Gracias.
Los personajes que aparecen en esta historia son propiedad de Rumiko Takahashi ylos utilizo sin ninguna intención de lucro.No correspondidaPor Lizetho-o-o-o
 Kagome corrió con todas sus fuerzas a través del bosque, y sólo se detuvo con
brusquedad cuando reconoció el sitio donde antes estuviera el antiguo pozo… aquel que
tantas veces le sirvió de pasadizo hacia el mundo actual; su propio mundo.La joven de cabellos azabaches se arrodilló sobre la crecida hierba, dejándose ganar porla melancolía y el cansancio, mientras que un sendero de lágrimas comenzó a emanar desus tristes y enrojecidos ojos.
—Quisiera… poder volver a casa —
Se lamentó agriamente
—. Mamá… So
ta, abuelo; losextraño tanto.Y fue tanto su ansiado deseo de volver a ver a sus seres más queridos, que algún extrañopoder se hizo presente, rodeando a la chica con una luz incandescente que formó unaesfera sobre ella, haciéndola desaparecer de allí.Para sorpresa de Kagome, ella abrió los ojos y ya no se encontraba más en la épocaFeudal. El sonido de los autos transitando cerca de allí, así como un par de avionescruzando el firmamento, le hicieron saber que había vuelto a la actualidad.Más lágrimas cayeron por sus mejillas, descendiendo por el traje de sacerdotisa que traíapuesto. Esta vez, eran de felicidad. ¡Qué importaba el traje ya! ¡Estaba en casa!Sin embargo, los recuerdos aún le seguirían pesando por muchos años más. Nadie podíahaberla llevado a esta desesperada situación más que el medio demonio que había dejadoatrás. Tres tortuosos años deseando volver a verlo, otro año más de errada convivencia
cuando pudo regresar a su lado… ¿Y qué había ganado? Nada. Sólo, comprobar que él
 jamás lograría olvidar a Kikyo. A pesar de que la fallecida ya estaba descansando, seguíasiendo la otra mitad del semi demonio de ojos dorados y Kagome se dio cuenta de quenada de lo que hiciera podría cambiar eso. Nunca podría obtener el amor de él, al menos,no como ella anhelaba. Y lo peor de todo es que ahora era un ser de luz y un recuerdo;algo más inalcanzable y difícil de superar. ¿Cómo se luchaba contra el recuerdo de alguienque ya no está?Finalmente, se limpió las lágrimas y exclamó que se olvidaría de todo por el bien de ella yde él.
 
 No perdió más tiempo, subió por las escalerillas que el abuelo le diseñó al pozo y salió deahí tan rápido como pudo. Corrió hasta el frente de su casa y tocó la puerta de esta,esperando que su familia todavía siguiera viviendo allí, y qué, siendo tan noche, estuvierandespiertos para recibirla.Un sonido similar a un "Clic" la hizo rebozarse de alegría. "¡Alguien le abría la puerta!"
¿Hija?
. La dulce señora Higurashi abrió lentamente la puerta y se encontró a lapreciada hija que no miraba desde hacía un año. Tan hermosa, vestida con un traje desacerdotisa que sólo ayudaba a enfatizar la increíble madurez que iba adquiriendo con elpaso del tiempo y las vivencias. ¡Qué orgullosa estaba de ella! Debía ser un regalo de lavida poder volver a ver a su retoño.
Ma-mamá
Balbuceó la pelinegra
. He vuelto.El abrazo no se hizo esperar. La joven madre extendió sus brazos y la hija se abalanzósobre ellos, buscando el calor maternal y el refugio que, hasta entonces, nadie supo darlecon tanto aprecio.
Pensé que jamás iba a poder volver a verte
Exclamó la madre de ella y de Sota, sinlograr contener las lágrimas de emoción ante la imagen casi celestial que se lepresentaba
. ¡Es un milagro!
Yo también creí que jamás volvería a verte
Susurró la chica de ojos marrones, sindespegarse del abrazo
. Pero he decidido volver y creo que lo he deseado con tanta fe,que me lo han concedido.. Mi trabajo en la época antigua ha terminado; nadie me necesitamás allí.
Kagome
La mayor sintió curiosidad
. ¿Pasó algo con tus amigos que te hicieradesistir de quedarte?
—Todo sigue normal, mamá… es sólo que… Es Inuyasha. Creo que jamás logrará superar 
el recuerdo de la persona más especial para él. Creí que a través de los años lo superaría,pero aún sigue aferrado a su recuerdo.
Así que de eso se trata
. La señora Higurashi se separó de Kagome.
Sí, mamá. Pensé que una vez que el alma de esa persona pudiera descansar, él podríadarse una nueva oportunidad para sanar su corazón, pero ha decidido aislarlo cada vez
más, acompañado sólo del recuerdo de esa joven… Yo siempre seré una amiga paraInuyasha… por eso es que deseé regresar y…
 
¿Y qué piensas hacer ahora?
. Cuestionó la madre, con un semblante que poco a pocoiba abandonando su calidez, preocupación y alegría por ver a la joven en tan malsemblante.
Voy a quedarme con ustedes. Contigo, con Sota y el abuelo
Trató de forzar unasonrisa, aunque la tristeza seguía dominándola
. Los extrañé tanto.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->