Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
"'Cierto negro brasileño leproso' un sueño político-filosófico de Spinoza" (VIº) Por Nicolás González Varela

"'Cierto negro brasileño leproso' un sueño político-filosófico de Spinoza" (VIº) Por Nicolás González Varela

Ratings: (0)|Views: 197|Likes:
Published by nikklass
SEXTA PARTE: El Esclavismo ha sido el Genocidio, el Holocausto de la Modernidad, el Shoa de la Ilustración. Parafraseando la terrible fórmula de Adorno sobre el hecho de Auschwitz, habría que preguntarse: “¿Es posible pensar después de la Esclavitud?” El test crucial para la Aufklärung y el Liberalismo naciente es la institución de la Esclavitud y el comercio de esclavos. Por ello, se puede y se debe leer al Liberalismo (en este caso Spinoza) desde el punto de vista del esclavo negro, forzar esta lectura desde el lado de la víctima, desde la diferencia del otro y de la Negritud, desde las sombras, desde la indiferencia teórica, desde el inexplicable silencio filosófico. Nuestra historia parte de una carta que Spinoza recibe en 1664 de su amigo Peter Balling, cuando Spinoza es ya otro hombre, un pensador que puede vivir sin apuros gracias a la renta vitalicia otorgada por un admirador, pero en el que todavía resuenan las lastres ideológicos del capitalismo mercantil y el colonialismo holandés...
SEXTA PARTE: El Esclavismo ha sido el Genocidio, el Holocausto de la Modernidad, el Shoa de la Ilustración. Parafraseando la terrible fórmula de Adorno sobre el hecho de Auschwitz, habría que preguntarse: “¿Es posible pensar después de la Esclavitud?” El test crucial para la Aufklärung y el Liberalismo naciente es la institución de la Esclavitud y el comercio de esclavos. Por ello, se puede y se debe leer al Liberalismo (en este caso Spinoza) desde el punto de vista del esclavo negro, forzar esta lectura desde el lado de la víctima, desde la diferencia del otro y de la Negritud, desde las sombras, desde la indiferencia teórica, desde el inexplicable silencio filosófico. Nuestra historia parte de una carta que Spinoza recibe en 1664 de su amigo Peter Balling, cuando Spinoza es ya otro hombre, un pensador que puede vivir sin apuros gracias a la renta vitalicia otorgada por un admirador, pero en el que todavía resuenan las lastres ideológicos del capitalismo mercantil y el colonialismo holandés...

More info:

Published by: nikklass on Oct 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/05/2014

pdf

text

original

 
Cierto negro brasileño leproso” 
un sueño político-filosófico de Spinoza(VI)
 Por Nicolás González Varela
“La Esclavitud es una instituciónde Derecho de Gentespor la cual uno está sometido,contra la Naturaleza, al dominio ajeno”(Florentino,
 Institutionum
, IX inst. D. 1.5.4.1.,circa 180 aC)“La exclusión implícita de un individuoes lo ilegal, lo que no debe ocurrir,pues entonces lo excluidono se da como conciencia realni mi acción lo considera como tal conciencia.”(Hegel,
 Jenaer Systementwürfe
, 1805)
P
ara los pensadores iluministas del sigloXVII la Esclavitud en abstracto aparecíacomo la metáfora central de las fuerzas que degradaban al Espíritu humano,connotaba todo lo negativo de las relaciones de Poder y de la intersubjetividad.Mientras tanto, formando parte de la dimensión tácita de la Ideología delprimer Liberalismo, la economía esclavista de las colonias que funcionaba sindescanso generando el exceso de riqueza de estas maravillosas repúblicascomerciales, “abundancia de bienes” y el
doux commerce
, permaneció en laoscuridad. Esto se consolidó con la propia experiencia material de las primerasrevoluciones burguesas en municipios y ciudades-estado desde el Renacimiento.De esta conjunción se debe la posterior asociación ideológica entre Liberalismo y Dominación, que haría posible y plenamente operativa la figura de laexclusión en la mayoría del pensamiento filosófico y político de la Modernidad.Tanto el simultáneo descubrimiento de América como la posibilidad de laexplotación forzada de los negros africanos crearon una epistemología de ladiferencia, una ontología de la discontinuidad con respecto a la tradiciónhumanista clásica, que permitía fundamentar ideológicamente el contratocolonial y el esclavista. Negros e indígenas, etíopes y caníbales, africanos y  brasileños ya no se pueden subsumir ni en la historia secular del mundo quecomenzó en Grecia (la larga marcha de la tradición humanista grecolatina)como tampoco en la macronarrativa de la creación del Mundo proporcionadapor la Biblia y la Ley Mosaica. Esta “brecha” de origen materialista, fuerza lareevaluación de las categorías universales, dando lugar a una redefinición de la
 
Humanidad
in toto
paralelamente a la maduración del Racismo. Esta“redefinida” Humanidad sería crucial, como dimensión implícita y contenidotácito, tanto en el gobierno colonial como en la lógica imperial; a su vezdependía de un renovado trabajo de identificación con un pasado y un sujeto“europeo”, articulado en detalle por un Idealismo historiográfico, que permitíamantener la “brechaparcialmente soldada, permitiendo un nimo decoherencia y continuidad entre Edad Media, Renacimiento y el sujeto colonial.Estas son las coordenadas y el punto de condensación ideológico en que nació elLiberalismo burgués. La ley feudal llegó a ser particularmente susceptible a undiscurso sobre la esclavitud, ya en manos de los realistas como Du Moulin - quegeneralmente favorecían lo que denominamos Absolutismo - la negociaciónsobre la paradoja de la Soberanía (Soberanía es el punto de indistinción entre la violencia y la ley, la fuerza y el consentimiento) se pone en una alineaciónestructural explícito y perfecta con la lógica de la esclavitud. Como OrlandoPatterson ha demostrado en su momento la muerte y la esclavitud social justafama, el poder total de un maestro o de los bienes en el esclavo requiere laexclusión de las reclamaciones y el poder de los demás en él, y ellos: la muertesocial. No estoy sugiriendo que los vasallos feudales (es decir, vasallos en larelación formal del feudo-explotación) - ya sea antes o durante el siglo XVI -eran esclavos en un sentido institucional, o en el sentido de las condiciones quenormalmente asociamos con el término.La metáfora de la Esclavitud tomada del Antiguo Testamento, la liberación delos israelitas del yugo egipcio y la épica popular del éxodo revolucionario, fueadaptada al contexto del republicanismo comercial. En las Provincias Unidas,esta rerica “anti-esclavistafue utilizada con mucho éxito en la luchapropaganstica contra la España “esclavista y godaen la guerra de laIndependencia (1570-1609). El rey Felipe II fue equiparado en la propaganda burguesa neerlandesa con un déspota asiático, con un faraón, legitimando asíuna gran ruptura histórica, un corte con el pasado que hizo posible la invenciónretrospectiva de la nueva Ideología nacional holandesa. Spinoza mantiene esta
continuum
ideológico, la temática de la Esclavitud aparece en su libro máspolítico y de intervención práctica, el
Tractatus theologicus politicus
, como unproblema meramente retórico y una metáfora de la emancipación políticauniversal. En ningún momento condena la Esclavitud, aceptando de algunamanera los puntos de vista pro-esclavistas de teóricos que lo influenciaron,como Pufendorf, Grocio y Hobbes. La Esclavitud en Spinoza aparece como undato, el resultado espontáneo de la mano invisible del Estado de Naturaleza. Y como una renuncia explícita de la Soberanía del estado sobre la propiedadprivada. La discusión sobre la Ley feudal, el renacimiento del Derecho romano y el doble condicionamiento del surgimiento de la propia burguesía, como hemos visto, creo el contexto para un tratamiento “moderno” de la institución de laEsclavitud. ¿La causa? En manos de avanzados ideólogos realistas, como porejemplo el francés Du Moulin, uno de los acuñadores del término “Absolutismo”en sentido positivo, y discutiendo la paradoja de la soberaa (ese puntoindeterminado entre Ley y Violencia, entre Fuerza y Consenso) que hemosestado analizando, se expresaba en rminos de explícito y estructuralalineamiento con la lógica de la Esclavitud. Como ha demostrado Patterson, lapropiedad total del Señor o Propietario sobre el esclavo requiere, comoprecondición, la exclusión de todo reclamo o voluntad de poder de otros sobreél, y de él en otros: la nuda muerte social. No es que los vasallos fueran
 
“esclavos” en su sujeción institucional, sino que la teoría del aislamiento delpoder ejecutivo en la figura del rey,
 Dominium
imperativo y único titular del
merum imperium
, como lo hace Du Moulin, por ejemplo, aísla el sujeto políticosoberano de todo vínculo de dependencia política que no sea el del mismo rey.La Soberanía “pura” y la Esclavitud moderna, como después demostrará Hegel,en su a veces mal interpretada dialéctica del Amo y el Esclavo, naceninextricablemente unidas. La paradoja liberal significa que tres sucesivasrevoluciones “burguesas” (Italia, Inglaterra, Países Bajos) no soloperfeccionaron la institución esclavista sino que en ese ciclo ascendente dedominio capitalista llegó a su apogeo.Du Moulin presenta sus alegaciones en relación con el
merum imperium
en unadiscusión sobre el estado de
 Servitus
(servidumbre), que define como el sentidocorrecto y real (no metafórico) del
 Hommage
. En el debate entre absolutistas,monarcómacos y burgueses larvados, en la misma historiografía feudal, taldiscusión se plasmó en torno al problema del
 Hommage
, del
 Mannschaft 
, de la
 Manschap
(en Holanda), del “Homenaje”. El “Homenajeconsisa en latradición feudal en una ceremonia en la cual se establecía o renovaba unaconvención de “Vasallidad” (
Vassalité
) entre dos sujetos libres pero en relaciónasimétrica de poder (de un lado el
 Seigneur
, el
 Suzerain
, el
 Lord 
, el Señor; delotro el
Vassal 
, el Siervo). Se trataba de un intercambio simbólico en el que seimplicaba una doble investidura: el siervo reconocía a su Señor que él era “su”hombre (
homme
).
1
La relación feudal de dominio se componía de doselementos: Beneficio y Vasallaje: a) El beneficio era inicialmente cualquiertenencia de inmueble fructífero concedida por alguien con poder para ello (elSeñor) a otro que, en la medida que sea, ocupa un papel subordinado (el Vasallo) respecto de aquel (de nuevo el Señor); b) El Vasallaje:
2
 situaciónsubordinada del servidor de otro y que concentra en el vínculo el grado máximode confianza y de lealtad personal y recíproca que jurídicamente puede serexigido. La esencia de este mecanismo era la auto-rendición (traditio)incondicional de una persona.
 Servitus
, explica, puede ser “personal”, por lo queuno está obligado en el servicio personal / servidumbre, o "real" (que se refiere a bienes inmuebles), por el cual se paga el alquiler de tierras a cambio deprotección, y es gratuito (liberi). Observa que el acto de homenaje tuvo en lapráctica reciente que se aplique en ambas situaciones, y es a través de estaindistinción entre la libertad y la esclavitud en el acto de homenaje que DuMoulin monta en su argumento sobre el imperio
 Merum
.¿La Ley Feudal se traslada en sus substratos a la Filosofía práctica de Spinoza?¿El silencio filofico spinoziano sobre la Esclavitud se legitima desde el
1
El término que viene del Latín medieval,
hom(m)agium
,
hominaticum
, aparece en textos en elsiglo XI, tiene en su etimología su historia ideológica: proviene del radical de
homo
en latín,
homin-
, y de
aticum
, que significa “de” o “relacionado con”. El “Homenaje” se compone de dosmomentos: el rito de la
inmixtio manuum
, que se formula con la fusión de manos ointroducción conjunta de las manos: el Vasallo coloca sus manos juntas dentro de las manos delSeñor, cediendo toda su capacidad bajo el pleno control del poder señorial: el Vasallo no estécnicamente Esclavo del señor, pero tampoco pacta en condiciones de igualdad; luego viene elllamado “Ósculo feudal” (Lehnkuss) o beso en la boca, de origen indoeuropeo, evoca en laiconografía medieval la apertura a un mundo poderoso y superior, de elevación social delfeudatario (vasallo) y con el ingreso en el protectorado señorial puesto a su disposición paraprotegerle. Véase el trabajo introductorio de François-Louis Ganshof:
 Feudalism
; University of Toronto Press, Toronto, 1964, p. 72 y ss.; sobre el beso en la p. 78 y ss.
2
Vasallo: es un término que parte del latín medieval:
vassallus
, de
vassus
: servidor; se elaborapartiendo de la raíz céltica
wasso-
(servidor de); y a su vez deriva del indoeuropeo
upo-sto
:“quién está debajo”.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->