Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Comparación de los principios de la fundamentación ética de Aristóteles,Stuart Mill y Kant

Comparación de los principios de la fundamentación ética de Aristóteles,Stuart Mill y Kant

Ratings: (0)|Views: 324 |Likes:
Published by Orliyannis

More info:

Published by: Orliyannis on Oct 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/20/2013

pdf

text

original

 
República Bolivariana de VenezuelaMinisterio del Poder Popular para la Educación UniversitariaUniversidad YacambuAraure edo. PortuguesaOrliyannis BarretoV-22326141CJP-121-00101
 
Comparación de los principios de la fundamentación ética de Aristóteles, StuartMill y Kant.
Para analizar el pensamiento sobre la ética que estos tres autores proponen es necesarioentender primeramente que existe un contexto muy distinto y una distancia cronológicaque alcanza los 2 mil años, es imprescindible comentarlo para entender el porqué demuchos de los planteamientos que estos presentan.
 
Ahora bien para hablar de la éticaaristotélica conviene precisar el sentido de los términos "ética" y "moral" tal como sevan a emplear aquí, pues a lo largo de la historia, ha habido matices variados en lamanera de entender estos términos. Así, Kant entendió la moral como la cualidad deaquellas acciones que se realizaban de manera desinteresada y atendiendoexclusivamente al deber de actuar por respecto a la ley moral, la cual se manifestaba alhombre a través de su conciencia moral. El mismo Aristóteles en alguno de sus planteamientos y los pensadores que han defendido algún tipo de intuicionismo moralhan estado muy próximos al pensamiento kantiano, defendiendo, de manera implícita oexplícita, la existencia de una especie de sentido moral que guiaría al ser humano parareconocer el carácter moral de sus acciones como buenas o como malas en cuanto seadaptasen o no al cumplimiento de lo moralmente correcto por puro sentimiento deldeber. Otros pensadores, entre los que se debe incluir a Aristóteles al margen de quetambién defendiera un intuicionismo moral, consideran que la moral tiene un valor relativo, de manera que en ella el deber estaría subordinado al querer, y el querer al bien, el cual aparece como objetivo esencial de las acciones humanas, tal como sucedeen la fundamentación eudemonista de la Ética de Aristóteles, quien al mismo tiempodefendió otros fundamentos morales contradictorios en muchas ocasiones con eleudemonista, como lo fue su defensa de una moral intuicionista o como lo fue hastacierto punto su defensa de una moral social, a pesar de que el haber considerado alhombre como una realidad social pudo atenuar en cierto modo el carácter contradictoriode la defensa simultánea de una moral individualista, pues no siempre el bien individualcoincide con el bien colectivo, y de hecho el propio Aristóteles excluía de dichacolectividad a los esclavos, a las mujeres, en cuanto las consideraba inferiores al varón,y a los niños deformes, a quienes había que eliminar a fin de que no fueran una carga para la sociedad. Sin embargo, desde la perspectiva de Kant, en cuanto los planteamientos aristotélicos se relacionan con la búsqueda de la eudaimonía, no serían propiamente morales a causa de su carácter interesado, a diferencia de la ética kantiana,
 
centrada en la idea del deber, entendido como obligación incondicional de realizar determinadas acciones al margen de las consecuencias positivas o negativas que de talesacciones pudieran derivar para quien las realiza, el cual sólo debería obrar por respeto auna supuesta ley moral absoluta. La perspectiva aristotélica sólo sería propia de unamoral relativa. En muchas ocasiones, sin embargo, el pensamiento aristotélico se inclinaen favor de otros puntos de vista, como el intuicionista, propio de una moral absoluta, ocomo el de carácter social, que se aleja del intuicionista, pero que, en cuanto desde la perspectiva aristotélica el ser humano es una realidad social, en algunas ocasiones llegaa subordinar el bien individual al bien común, pues, aunque el bien del individuo estáligado al de la comunidad política a la que pertenece, hay ocasiones en que la búsquedasimultánea de ambos bienes es imposible, de manera que la comunidad política se presenta como un medio al servicio del individuo o bien el individuo es un instrumentoal servicio de la comunidad política, de manera que, en cuanto Aristóteles defiende eleudemonismo individualista y una moral social relativa, tal planteamiento es coherente, pero, cuando defiende unos valores sociales absolutos, entonces incurre encontradicción con su defensa del eudemonismo o del determinismo, así como en laimposibilidad, propia de todo intuicionismo, de demostrar la existencia del deber en unsentido absoluto.
 
La ética de Kant es también conocida como ética de los deberes puesconvierte a los "deberes" en la esencia de la moral; según esta doctrina, existen deberesque tienen que cumplirse, independientemente de sus consecuencias; el valor en estaética no es externo a la moral. Mientras que la ética de Mill, conocida también comoética de los fines, señala que el valor moral de las acciones radica en las consecuenciasde éstas; por lo tanto, el valor moral de esta ética se encuentra en elementos extramorales, como el placer, la felicidad o el bienestar económico. La primera diferenciaentre ambas proviene de su origen: el tipo de ética a la que pertenecen. La ética de Kantforma parte de una ética formal, y esto significa que a diferencia de la ética de Mill quees una ética material nos señala acciones o fines específicos como lo hace Mill al proponer que el único fin en la vida es alcanzar la felicidad, aumentar el placer ydisminuir el dolor, sino que señala la forma en que debemos llevar a cabo esas accionessi deseamos que éstas tengan algún valor moral. Desprendido del tipo de ética al que pertenecen, tenemos entonces que para la ética de Kant, las intenciones constituyen laverdad moral; mientras que para la ética de Mill, la verdad moral radica en los efectosde las acciones. De acuerdo con la ética kantiana, el valor moral de una acción radica enla voluntad del hombre. Dice Kant que "la buena voluntad no es buena por lo que se

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->