Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Elba Bairon

Elba Bairon

Ratings: (0)|Views: 20 |Likes:
Published by fergarcia67

More info:

Published by: fergarcia67 on Oct 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/08/2014

pdf

text

original

 
126 127
asta que la punta de la birome presione el papel delbloc de notas para que por debajo se diumine unpolvo blanco, microscópico, que en segundos podría enharinarlo todo. Elba Bairon pide disculpas y correpresurosa a buscar uno de los manteles de papel nitoque usa para poner a resguardo cualquier supercieajena a esta caspa de estrellas que es la atmósera natural de su reugio. Si uera una mala de Batman,“Lady Byron” subiría a sus víctimas los tres largospisos de mármol por escalera hasta el
atelier 
dondetrabaja para convertirlas en estatuas. Y quedarían jas, como estas criaturas sin cara ni nombre nicolor que la luz de Monserrat que entra por los enormes ventanales recorta a su antojo.¿Byron? Sí. Elba, de 65 estupendos años, habría mantenido el emblemático nombre inglésasociado al romanticismo, la poesía y los excesos aristocráticos si no uera porque su padre,Max, un proesor de historia vinculado al Partido Comunista, lo acriolló a “Bairon” cuandoormó amilia con una mujer de linaje aymara. ¿Tendría algo que ver esta Elba con el amosoLord Byron? “¡Todo!”, dice y sacude su pelo corto, negrísimo, tan ochenta que entra perecta-mente en un mameluco de M57.Si el proesor de Historia le expropió el nombre, a Elba parece haberle quedado una ironía levey ese acento que puede asimilarse más a un modo (neutral, diplomático, elegante) que a un lugargeográco. Elba no suena porteña; tampoco boliviana. Sin embargo, nació en Bolivia. Y vuelvetodo lo que puede aunque se haya ido de La Paz a los cinco años. Vuelve a buscar algo muy pro-undo de ella que se quedó para siempre a vivir en la altura: “Cuando vuelvo de La Paz, que es tancaótica y atractiva, con tanto color, Buenos Aires, por contraste, parece una ciudad tranquila…”.Los humanoides característicos de Elba Bairon empezarán a exhibirse este mes y andarán hasta ebrero por el subsuelo del MALBA, en ese espacio llamado “Contemporáneo”. Son guras rema-tadas en pasta de papel que –se dijo– no tienen rasgos. No son de aquí; no son de allá, podrían serde cualquier lugar del mundo. Ninguna marca hay en estas esculturas (una palabra no del todoexacta para describir su obra, que también invoca la artesanía y la estatuaria de jardín) del Altiplanoo del Río de la Plata. Bairon arquea las cejas como diciendo “Dios no lo permita” porque lo quemenos quiere es que se la reduzca a una curiosidad olclórica del TEG. Pero hay marcas. Y, para verlas, hay que escucharla con extrema atención. Fijar la mirada en el cuento que cuenta. Aunqueella se resista a contarlo todo: “¿Mi vida? ¿Para qué?”, repregunta.Si uera por Elba ni hablaríamos. Sería una posibilidad. Venir al ruinoso Palacio México (eledicio de 1888 donde se reugia) y nada más verla, chiquitita y toda de negro, moverse conpremura entre sus siluetas blancas. Elba, aunque no quiera, aunque le cueste, se va diciendo dea poco. Y dice, por ejemplo, que este desle de criaturas sin cara viene a representar algo de esetiempo perdido que se empeña en recobrar cuando va a La Paz. Solita refexiona sobre cómo eslo que no se ve cuando se indaga en un recuerdo borroso. Desliza entonces que sus esculturastienen cara de “no me acuerdo”: “Algo así… Como la orma de la memoria a la que no se puedellegar. Como cuando no te podés acordar la cara de alguien”.
b
 
 Lad
Bairon
 Este mes, el MALBA presenta unamuestra de la escultora Elba Bairon. ¡Atención! Por allí viene marchando suejército de seres sin rostro... Por Fernando García
Elba Bairon.en su taller deMontserrat,rodeada porsus obras.
 Fotos de Emma Livingston

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->