Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
17Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Jardiel Poncela, Enrique - Los Ladrones Somos Gente Honrada

Jardiel Poncela, Enrique - Los Ladrones Somos Gente Honrada

Ratings: (0)|Views: 4,886|Likes:
Published by jmdeumyaac

More info:

Published by: jmdeumyaac on Jul 14, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/17/2013

pdf

text

original

 
Enrique Jardiel Poncela(1901 – 1952)
LOS LADRONES SOMOS GENTE HONRADA
(1941)
Comedia casi policíaca en un prólogo y dos actos
 
Enrique Jardiel Poncela
Circunstancias en que se ideó, se escribió y se estrenóLOS LADRONES SOMOS GENTE HONRADA
 Nunca es más difícil conseguir un éxito como después de haber padecidoun fracaso.Y, sin embargo, nunca es más necesario conseguirlo.Porque al que tiene éxito se le da siempre la razón, aunque no la tenga. Y elque fracasa no tiene razón nunca, aunque rebose de razón.Estas perogrulladas iba yo pensando una tarde de finales de febrero de1941, a la salida del teatro de la «Comedia», donde acababa de sostener unaentrevista con Tirso Escudero.He aquí la traducción de lo que Tirso y yo hablamos aquella tarde,claramente expuesto: — 
Querido Tirso: vengo a que hablemos muy seriamente.
 — 
Usted 
 
dirá, Jardiel.
 —Es a
 propósito de nuestro compromiso... —¡Ah!
 — 
...que, por mi parte, si usted quiere que lo suspendamos, estoy dispuestoa ello.
 — 
¿Pero qué dice usted?
 — 
 Pues eso: que si usted quiere que deshagamos nuestro
compromiso,
estoy dispuesto a complacerle
1
.
 Porque seis comedias son muchascomedias: y ya ve usted que no ha empezado con muy buen pie quedigamos.
 — 
¡Qué tontería! ¿Se refiere usted a lo ocurrido con la última obra? —¡Claro!
 — 
¿Y usted se piensa que yo voy a exigirle ni a usted ni a nadie que acierte siempre? Si yo buscara un autor que no se equivocara nunca, estaría loco, porque ese autor no existe. A usted le esperan éxitos muy grandes y fracasos igual de grandes también, como a todo autor de primera línea.
 — 
 Pero...
2
 
Los ladrones somos gente honrada
 — 
 Déjese usted de historias y empiéceme cuanto antes la comedia nueva,que me va a hacer falta para el viernes que viene. ¿Tiene usted ya título?
 — 
Creo que sí. Probablemente,
Los ladrones somos gente honrada. — 
 Buen título. Muy gracioso y muy atractivo. ¿Habrá papel largo para Elvira?
 — 
 Espero que sí. Pero, de todas maneras, esta vez voy a preocuparme pocodel reparto. —¿Pues?
 — 
 Porque voy, ante todo, a ver si agarro un éxito económico de los grandes. Las experiencias del tipo de
El amor sólo dura 2.000 metros
no pueden repetirse mucho, pues usted mismo acabaría por perder la fe en mí.
 — 
 No. Eso, no. Porque...
 — 
 Bueno, yo me entiendo, Tirso. Yo me entiendo... A usted y a mí nos hace falta ahora una comedia muy brillante y muy estridente, y ¡hay que ir por ella!
 — 
 Bien; pues manos a la obra.
 — 
 Empezaré mañana mismo.
Este fue el diálogo a consecuencia del cual iba aquella tarde por la calle pensando las perogrulladas que han quedado advertidas de NUNCA ES S DICIL CONSEGUIR UN ÉXITO COMODESPUÉS DE HABER PADECIDO UN FRACASO, ySIN EMBARGO, NUNCA ES MÁS NECESARIO CON-SEGUIRLO.Pero estaba firmemente resuelto a lograrlo, y lo primero que había de tener en consideración para llegar a aquel fin era el tema de la futura comedia, elcual —forzosamente— debía reunir condiciones especiales de atractivo, desimpatía, de gracia, de interés y de popularidad.Un par de días antes había rebuscado mentalmente entre las
células primarias
de argumentos que poseía «en almacén», y del primer golpe y sindudar elegí una microidea cuya época de «catalogación» se elevaba aquince años atrás y residía latente en un cuento que publiqué en
 Blanco y Negro
en 1926 con el título de
 El 
 
 poder de la imaginación.
El asunto del cuento no era muy complicado, pero sí delicadísimo:
Una noche, en un baile dado en cierta «villa» veraniega, dos personascoinciden en salir a respirar aire puro a la terraza: él es un hombre de másde treinta años; la edad de ella ya no es tan fácil de determinar, pues en lo
3

Activity (17)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Car Armar Armar liked this
Paola Lucena liked this
adrimlds liked this
lamorrica liked this
willylang liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->