Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
3Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ESTRADA Comentarios a Modelo de Alerta Temprana

ESTRADA Comentarios a Modelo de Alerta Temprana

Ratings: (0)|Views: 429|Likes:
Published by festrada

More info:

Published by: festrada on Oct 08, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/04/2014

pdf

text

original

 
1
Comentarios a Modelo de alerta temprana para la detección deniños, niñas y adolescentes en riesgode explotación sexual comercial.
Seminario sobre Políticas de Infancia, Centro de Políticas públicas UCCentro de Extensión UC, 8 de octubre de 2013
Francisco Estrada Vásquez
1
 Agradezco a los organizadores, el Centro de Políticas Públicas de la UniversidadCatólica por alentar la investigación en infancia y ofrecer este espacio para discutirestas propuestas en un formato que ya se ha consolidado desde el 2006.Mientras en los países de la OCDE el enfoque de políticas y prácticas basadas enevidencia se consolida como el más seguro camino para el diseño, ejecución,monitoreo y evaluación de políticas públicas, aún entre nosotros persisten elojímetro y la emocional apelación a la experiencia para fundar la toma dedecisiones. De ahí que el trabajo de pensar la realidad, en especial aquella deespecial dolor como la de los niños y niñas explotados sexual y comercialmente,reviste singular relevancia. Es digno de celebrarse el trabajo que la Fundación SanCarlos de Maipo lleva hace años desarrollando en este sentido, en una alianzaestratégica con este centro y con instituciones de la sociedad civil.Lamento que no contemos aún con cifras actualizadas y públicas sobre ladimensión cuantitativa del fenómeno ESCI en Chile y debamos referirnos al estudioOIT-SENAME del 2004, evidentemente desactualizado.Lo primero que creo oportuno señalar es que comparto y valoro la necesidad decontar con un sistema de alerta temprana, que funcione interagencias y que senutra de instrumentos que contribuyan a un proceso de toma de decisiones quelimite la discreción subjetiva
sin eliminarla- y que tenga como objetivo lareducción del ingreso de niños y niñas al mundo ESCI. La propuesta constituye unavaliosa herramienta para avanzar en ese sentido. Pero hay aspectos que noconsidero tan logrados o que estimo inidóneos y a ellos me voy a referir en losminutos que siguen.
1
 
1
Abogado de la P. Universidad Católica de Chile. Magíster en Derecho de la infancia, adolescencia y familia,por la Universidad Diego Portales. Director de la Carrera de Derecho de la Universidad Autónoma de Chile,Sede Santiago. Profesor de Derecho de Familia en esta casa de estudios. Ex Director Nacional del ServicioNacional de Menores. Correo electrónico: francisco.estrada@uautonoma.clFono (56) 25823034
 
2
1. El laberinto local.Creo que un déficit de la propuesta se relaciona con un déficit en el diagnóstico dela realidad local del sistema de atención a la infancia. Y hablo de sistema cuando,más bien, quiero decir, laberinto. Adelanto enseguida que no creo sean las OPD elespacio idóneo para este equipo. El modo de relación de actores públicos y
privados al nivel local, al nivel de caso, es lo que he llamado “organizados paradescoordinarse”.
Todos los incentivos están puestos para que no funcionen, no seconstituyen los circuitos. Circuitgos que, por estar en el territorio, se ven, se huelen,les pasan cosas, pero no se comportan como circuitos. El estudio cita un trabajoque es parte del
Working together 
que es el modo en que Reino Unido haenfrentado este panorama de incoherencia sistémica. El informe Munro sobrereforma del sistema de protección inglés del 2011 también relevaba la necesidadde cooperación interinstituciones e incluso la profesora Munro sugería que estacoordinación debía traducirse en que fueran juntos los respectivos supervisores
en nuestro lenguaje- como el único camino para realmente alinear a todos losactores.En ese espacio laberíntico local, las OPD no me parecen el espacio para ubicarestas funciones y equipos por varias razones. La primera, creo que existen dudas endiversos actores sobre el real funcionamiento de las OPD a varios años de su inicio.El estupendo estudio del CIDPA evidenciaba varios rasgos preocupantes y creo queestos han tendido a agudizarse y no a atenuarse. La rotación del personal es unade las variables que marca esta tendencia. Cada cierto tiempo escuchamos que talOPD que funcionaba tan bien cambió de directivo y ahora su coordinadora estápartiendo de cero y vamos a aprender todo de nuevo. Un segundo factor son lasfunciones que los juzgados de familia le encomiendan que hagan seguimiento decasos, informes descriptivos de vulneración de derechos, etc. En tercer lugar, lasOPD están sometidas, por su rol municipal
salvo las escasas excepciones en queno son de esa naturaleza- a expectativas algo contrapuestas. Deben resguardar yproteger los derechos de los niños pero en las dos principales áreas en que puedenser vulnerados esos derechos (salud y educación), el municipio es justamente elúltimo responsable. Así, resulta imposible, o muy muy difícil, pensar en acciones judiciales en su contra, sino más bien en diplomacia vaticana, gestiones internas,etc. En cuarto lugar, la capacitación de estos equipos corre por cuenta casiexclusiva de SENAME, dados los montos de subvención. Por lo que lo que tenemos
es especialización “en la medida de lo posible”. En los diplomados sobre infancia
que hacemos en la Universidad de Chile, en el Departamento de Psicología y en laFacultad de Ciencias Sociales, nos encontramos con directoras y profesionales quecon esfuerzo invierten en su formación pero que evidencian un serio déficitinstitucional en esta área.
 
3
En suma, veo a las OPD como espacios aún en crisis, con crecientes y desordenadasdemandas de la justicia de familia, con equipos con alta rotación y bajaespecialización; la incorporación de una dupla psicosocial simplemente seráengullida por este escenario.Pero sí creo necesarias las funciones de detección, divulgación y derivación que unequipo desplegado en el territorio puede aportar.2. Considero altamente problemática la inserción de dispositivos de salud en elcircuito. En los equipos de salud existe una fuerte tensión, respecto a infancia, entrepaternalismo y autonomía que ha quedado en evidencia con la Ley de VIH, la Leyde derechos y deberes del paciente y la Ley sobre información, orientación yprestaciones en materia de fertilidad. Son equipos también expuestos aincrementos en sus funciones desde el Chile crece contigo, el AUGE, las antedichasleyes, la problemática de ASI, casi siempre con escaso o nulo incrementopresupuestario. Endosarle estas responsabilidades puede arriesgar el esfuerzo.De avanzarse en ese sentido parece necesario incorporar a las mesas a lassociedades científicas relacionadas: SOPNIA, SOCHIPE y SOGIA.El riesgo de sobrediagnóstico será alto en equipos sin capacitación especial.Algo similar puede decirse de las escuelas. Son un dispositivo sobreexigido.Incrementarles tareas, sin aportar recursos adicionales, no será bien acogido sinose sentirá como una imposición más.Pero sí comparto que en salud y educación se encuentran oportunidades dedetección temprana. Por tanto, creo que el desafío es cómo aportarles recursosque les permitan hacerse cargo de estas tareas. El ejemplo de Peñalolén con duplasde apoyo a colegios en deserción escolar puede ser iluminador.3. En torno al elemento de estrategia comunicacional tiendo a ser algo escépticoen torno a la inversión de esfuerzos en ámbitos donde hay poca evidencia deimpacto.El reclamo de los directores y programas de escasa visibilización del tema puedeser cierto, pero no necesariamente es la explicación de las dificultades enprevención, control y reparación.Si examinamos lo que ocurre con un tema más expuesto, menos invisibilizado,como la intervención con adolescentes infractores, vamos a encontrarnos conproblemas semejantes.Puede ser prudente acotar los objetivos de una estrategia comunicacional a unsegmento, O levantar diversas estrategias a dos o tres públicos distintos. Todo eso

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->